publicado el: 9 marzo 2022 - 19:18
Análisis de la Película Animada Encanto

Segundopaso - Encanto es una aventura, una comedia y un género musical animado por computadora, codirigida por Jared Bush y Byron Howard; una película estadounidense colombiana producida en 2021 por Walt Disney Pictures y Walt Disney Animation Studio. El elenco incluye a Stephanie Beatriz, María Cecilia Botero, John Leguizamo, Mauro Castillo, Jessica Darrow, Angie Cepeda, Carolina Gaitán, Diane Guerrero y Wilmer Valderrama.

Sinopsis

La película animada Encanto cuenta la historia de una familia que reside en Colombia y que ha sido bendecida con una vela mágica. De hecho, los abuelos de esta familia se vieron obligados, cuando eran jóvenes, a abandonar su hogar. Mientras huían de los colonialistas, y después de que mataran al abuelo, a través de una vela mágica se le otorga a su esposa una casa mágica en la que vivir. Además, gracias a la mencionada vela, pudo velar por la seguridad de su familia y por la de los habitantes del pueblo donde se halla la vivienda.

Según se suceden los años, la familia Madrigal goza de la susodicha bendición, que se renueva cuando un nuevo miembro de la familia alcanza cierta edad, pues es entonces cuando la vela mágica y la casa le otorgan un don. Cada don es diferente: uno se torna muy fuerte, otro prepara alimentos curativos y otro augura el futuro. Sin embargo, en esta familia, Maribel, una niña con lentes que es la protagonista de esta película animada, no recibe ningún don y, pese a ello, acabará salvando la vela mágica y a la familia de la destrucción.

Análisis de la Cinta

Aunque la historia transcurre un poco a un ritmo acelerado, la narración y el guion logran transmitir el concepto a la audiencia hasta cierto punto y no dejan al espectador a la espera de que se sucedan eventos estereotipados. Sin duda, la narración, que se desarrolla a un ritmo inevitablemente trepidante, genera problemas a la hora de transmitir el mensaje que se quiere hacer llegar y esta obra, a este respecto, no es ninguna excepción. Los guiones y diálogos son explícitos a fin de que las mentes de la audiencia no se perturben por este ritmo acelerado.

En esta ocasión, Disney ha vuelto a emplear el color como una herramienta para embellecer la obra y, en este sentido, ha acertado, pues capta la atención del espectador y le transmite una sensación de agrado.

No obstante, en esta película animada hay un punto que no se atendió como debería y que no se abordó bien debido al ritmo acelerado que mencionábamos antes; nos estamos refiriendo a los personajes. La gran cantidad de personajes que aparecen en la historia no se han abordado de forma estudiada y la caracterización de las figuras secundarias es exánime.

En esta ocasión, no se ha optado por los estereotipos del bien y del mal como sí se ha hecho en otras historias, sino que se pretende acometer una historia simple, pero al mismo tiempo importante, es decir, se busca tratar el tema de la familia; una familia en la que vive una niña, que a diferencia de otras historia como la Cenicienta, Blancanieves u otras, encarna la más completa sencillez y no se la asocia con ningún amor callejero. En esta película animada, Disney se enfoca en la familia, o sea, en el núcleo clave de la comunidad.

Es más, a lo largo de toda la historia, Mirabel busca proteger el amor, la pureza y la confianza en el seno de la familia, y si esa familia, que es la base para la conformación de la comunidad, se desintegra, ello conllevará la disgregación y destrucción de la sociedad.

Asimismo, si la sociedad no hace nada por la familia, esta nunca será fuerte ni estable. Como se muestra en esta hermosa película animada en su secuencia final, después de que la casa es destruida, los aldeanos acuden en ayuda de la familia Madrigal y levantan la casa destruida para restaurar la estabilidad de la comunidad.

En esta fantasía musical animada, la abuela de Maribel no simboliza el mal, sino que personifica la tradición; no obstante, tal vez la visión tradicional de la abuela consista únicamente en mantener a la familia unida en conformidad con sus pensamientos anticuados y originados a partir del miedo. Cabe indicar que cada generación tiene una forma propia de comportarse y una manera de ver el mundo y lo que la rodea, y este punto puede ayudar a entender a la audiencia que los niños tienen su propio tiempo y los adultos deben enseñarles valores y cómo conducirse de forma correcta en la vida, no aquello que vivieron en su juventud y quieren imponer a sus hijos.

Esta película permite a las personas ver los problemas que genera la unidimensionalidad de los demás cuando otro individuo se suma a la familia sin tener un don mágico. Todos los miembros de la familia tienen un don, pero si lo pierden, no podrán hacer nada y prácticamente pasarán a ser una persona sin cualidad alguna para la sociedad. De hecho, el propósito de esta fantasía animada en un primer momento es mostrar que no existe la familia perfecta y que todos, aunque tengan mucho poder, tienen debilidades y problemas.

Disney busca enviar el mensaje de que una persona sencilla, sin ningún tipo de don mágico, puede tener más cualidades para sobrevivir en la familia y la sociedad que un individuo especial, que es solo unidimensional y que, si le arrebatan su don, ya no tendrá ninguna particularidad.

Mirabel es diferente. Lleva gafas y esas gafas le permiten ver las cosas de forma disímil y con un mayor trasfondo. Cuando, junto a su tío, quiere contemplar el futuro, mira con mayor profundidad las fotografías, y en el instante en el que se topa con la rendición de su tío, Mirabel busca la manera de preservar la casa, que simboliza a la comunidad y un lugar donde vivir. La intrepidez de Mirabel, su denodado esfuerzo por mantener a su familia y el amor que siente por la pequeña comunidad que conforman hacen que, aunque sea diferente, acabe siendo más útil para su comunidad que aquellos que poseen dones mágicos.

La sencilla protagonista de la historia es uno de los miembros más jóvenes de la familia, y quiere dar con su don para ayudar en sus problemas a su hermana, su tío e incluso a su abuela, la integrante más mayor. La historia conductora de la película retrata el papel de una persona normal, que es el eslabón conectivo para evitar la desintegración de la familia y para lograr un gran objetivo.

También puede leer: Pandillas de Nueva York

La Bendición de la Familia

Lo que Disney ha retratado de forma diferente en esta ocasión es la historia de una heroína simple, un heroísmo desprovisto de toda belleza seductora y que no está involucrado en un amor estereotipado.

En esta colorida obra, la familia es el principal pilar de una sociedad, afirmando que cada persona debe desempeñar bien su papel respecto a la familia y la sociedad y, ante cualquier situación, defender el núcleo de la familia y sus valores para poder preservar la sociedad. No es necesario que una heroína tenga poderes sobrehumanos para salvar a una sociedad, basta con mirar con unos lentes diferentes y contemplar las cuestiones desde dimensiones disímiles, además de no dejarse cautivar por sus dones, ni considerar su don la única solución a los problemas.

Aunque la casa fue creada gracias a la magia, el vínculo existente entre la familia era el pilar más importante para la estabilidad de la vivienda, y cuando este amor se vio debilitado, la casa comenzó a desmoronarse. Después de destruirse por completo, fue reconstruida con amor y cariño, no por medio de milagros y magia, sino por la familia y la gente de la aldea, a fin de enviar a los espectadores el mensaje de que, con amor y cariño, la familia perdura.

Código para noticias 2280

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 1 =