Simón Bolívar: Vigencia de su Pensamiento

Segundopaso - Bolívar, quien mereció el título de Padre de la Integración Latinoamericana fue sin duda una de las figuras más sobresalientes de la Independencia hispanoamericana. Su liderazgo al frente de los ejércitos patriotas de la Nueva Granada y Venezuela; viajó a Europa para estudiar en Madrid, donde conoció a figuras influyentes que amaban la independencia y su ideal libertario fue la llave que abrió la victoria y permitió la avanzada emancipadora hacia los países andinos.

Bolívar nace, así lo creo, todos los días en nosotros mismos, en su pueblo, en estos niños, en estas niñas, en los maizales, en el retoño de las plantas, en la lucha por la vida, en la lucha por la justicia social. Ahí Bolívar nace y renace. Por eso decía Miguel Ángel Asturias dijo: Bolívar es “La lucha que nunca termina…” yo diría parafraseando a este grande guatemalteco: “es el parto que no termina” (Hugo Chávez, 2012)

El héroe latinoamericano Simón Bolívar, que nació en Caracas el 24 de julio de 1783 y que murió en 1830 a los 47 años, dejó un legado que aún resuena en América Central y del Sur. Este año se conmemora durante este mes de julio, 239 años de su natalicio, no solo en su natal Venezuela, sino a lo largo y ancho del continente americano, especialmente vivo en el corazón de niños y jóvenes latinoamericanos,


"En la unidad de nuestras naciones descansa el glorioso futuro de nuestros pueblos", dijo Bolívar, en una cita que resumía su sueño de una Sudamérica unida, similar al de George Washington con los Estados Unidos de América, en el norte del continente. Sorprendentemente liberó un millón de kilómetros cuadrados en un tiempo de 11 años, específicamente, los países de Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Panamá.


Aunque sus últimos años estuvieron marcados por el colapso de su “gran sueño” de una Sudamérica unida. Sin embargo, se le recuerda como "El Libertador" de las cinco naciones y ha inspirado a muchos intelectuales, revolucionarios, luchadores sociales, artistas y pueblo en general a volver a soñar con la unidad y a luchar en contra de afanes imperialistas que han saqueado y dividido a los pueblos latinoamericanos.

Enilsa de Cedeño, académica panameña, quien analiza la actual situación de nuestro continente, ve en el pensamiento bolivariano una alternativa a los problemas profundos del mundo occidental, especialmente al intervencionismo de Estados Unidos que no han permitido una auto liberación, una verdadera autonomía, un real desarrollo de los pueblos hispanos frente al “Águila que nos acecha”. Bolívar en su lucha por la independencia bajo el lema de “guerra a muerte”, se había propuesto entre otras cosas “La liberación de los esclavos que realmente motivó a los sectores desposeídos de su libertad, a realizar esa confrontación con la “Madre patria” que condujo a la verdadera liberación política, y por ende a la formación de los Estados latinoamericanos, a través del proyecto de la “Gran Colombia”. Hoy la lucha es antiimperialista, juntos por nuestra soberanía y autodeterminación.

Son muchos los pensadores y políticos que han escrito y hablado de América como la Patria Grande, inspirados a partir de la frase del Libertador Simón Bolívar: “Para nosotros, la Patria es América”,  En efecto, Latinoamérica es una de las grandes naciones del mundo, por su lengua en común, su cultura, sus raíces étnicas, religión, por su amplio y continuo territorio; nación que fue dividida artificialmente en Estados por orientación imperialista con la intención de provocar confrontaciones y en guerras fratricidas minando los lazos de hermandad y unidad latinoamericana.

América Latina, siendo una de las regiones potencialmente más ricas del planeta, resulta paradójico, que no ha podido resolver todavía sus problemas y tiene una agenda económica social pendiente de resolver, las crisis financieras y la deuda externa fueron los factores que, de una manera perversa hicieron que sus países no lograran su real independencia. Para enmendar dichas situaciones debemos enfocarnos en un nuevo rumbo para alcanzar el bienestar. Este rumbo es la Unidad de los pueblos.

Según la opinión Alfonso López Araujo, escritor y diplomático ecuatoriano, la integración latinoamericana es una necesidad ineludible y un objetivo imprescindible para la realización del sueño de Bolívar, que ya desde la década del 60 del siglo pasado se hicieron numerosos esfuerzos por tratar de alcanzarla, la conformación del ALADI; la propuesta del Pacto Andino, hoy Comunidad Andina de Naciones; al MERCOSUR; el Mercado Común Centroamericano; la UNASUR y a la reciente creación de la CELAC. Todos esfuerzos válidos que demuestran la voluntad política de trabajar en conjunto, pese a los obstáculos que han encontrado en su camino.

López Araujo, en su artículo Vigencia de la Patria grande expresa que Simón Bolívar, “político, estadista, visionario y gran líder de masas con dotes de guerrero”, no solo planteaba la integración económica y comercial, sino a la integración social y cultural, que son la base de nuestra hermandad, por lo tanto, hay que tratar de comprender el pensamiento del Libertador, en todas sus magnitudes, a partir del combate de Bolívar con su espada en los campos de batalla y también con su pluma para ganar a las élites políticas e intelectuales de la época, tomar en cuenta sus escritos, que tienen dos vertientes: las ideas de la Ilustración y el ancestral trasfondo hispánico, es decir en su teoría y su práctica.

También puede leer: La Vigencia Del Pensamiento De Hugo Chávez

Bolívar no sólo pretendió una Patria para los latinoamericanos, que les provea un digno presente y les asegure un mejor futuro; sino que exista una auténtica independencia política y económica. Por ello, denunció los peligros de un comercio desigual, los créditos externos y las relaciones con los poderosos, fenómenos que tiene mucho que ver con la dependencia y opresión que sufren nuestros países. Pero, además, sabía que era necesario preparar al elemento humano que sustente y dé vida a esa independencia. Lo esencial era romper la esclavitud colonial y sembrar luz: hacer ciudadanos conscientes y patriotas.

La tesis integracionista del Libertador está claramente expresada y desarrollada en la esencia y validez de la unificación. Bolívar expuso con luminosidad este concepto basado en tres pilares: la necesidad defensiva, la seguridad de un desarrollo autónomo y la igualdad entre los pueblos. Recordemos algunas de sus palabras: “Si España había dividido para dominar era, en consecuencia, necesario unirnos para evitar el ser dominado”. También dijo en una ocasión a Juan Martín de Pueyrredón, director Supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata: “La América así unida podrá llamarse la reina de las naciones y la madre de las repúblicas”

Código para noticias 2601

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 12 =