publicado el: 10 octubre 2020 - 10:24
Arbain

Isalmaldia - En un hadiz del undécimo Imam, el Imam Hassan Askari (P), se afirma que cinco cosas son signos del creyente. Dos de ellos son usar anillos en la mano derecha y el otro es la peregrinación de Arbain. Una de las formas de superar la corriente dominante en la sociedad es utilizar símbolos propios. Cuando hay una minoría, la primera etapa es observar estas señales, es decir, los signos que se derivan de sus creencias a nivel comunitario, estos se convierten en una especie de rosario que unifica a todas las personas de esa creencia entre sí. De esta manera, cada miembro de esa minoría se da cuenta de que no está solo y que muchos son sus aliados, aunque sean un grupo minoritario en relación al conjunto de la sociedad; esto da esperanza y firmeza en sus creencias, aunque el sistema esté en contra de ellos.

En la segunda etapa, cuando los símbolos de la minoría se dan a los conocer a otros, declaran su existencia ante los ojos de toda la sociedad, y su observación genera un importante progreso; por lo tanto, el conjunto de la sociedad busca saber si esa corriente es justa, de manera que, podrían sumarse seguidores hasta convertirse en una mayoría y aunque no llegue a ese nivel, por la fuerza de sus símbolos gana presencia en la sociedad.

El caso es que en la época actual, las corrientes formadas por poderes hegemónicos están usando el mismo tema contra otras naciones y han tenido victorias en este campo; pues usando palabras como “libertad”, “respeto a las opiniones y creencias ajenas” y “ceder el derecho a la mayoría”… fueron capaces de presentarse como “la única verdad”  con la irrupción de sus símbolos en la sociedad y han podido mostrar a sus seguidores -aunque no tengan la razón- que sus pensamientos son legítimos y también han podido presentarse como una sola mayoría que gradualmente se ha convertido en la corriente dominante.

En la época del Imam Hassan Askari (P), la corriente chií, a pesar de ser la verdadera, era la minoría y estaba bajo presión, entonces la expresión de símbolos podría ser un movimiento estratégico para dejar de serlo. Entre los símbolos mencionados por el Imam (P) se encuentra el tema de Arbain, que significa la peregrinación al Imam Hussein (P) en el cuadragésimo día de su martirio después de Ashura. En la era actual, este símbolo se ha utilizado más. Es decir, mientras las corrientes apoyadas por los poderes arrogantes con sus empresas de medios de comunicación intentan difundir la islamofobia y la chiiofobia en el mundo, los chiíes llegaron a ser la comunidad humana más grande del mundo, que anualmente asiste a la caminata de Arbain, y con este símbolo lograron una dimensión global y tener una fuerte presencia en el ojo público.

En un primer momento, esta caminata hizo que los chiíes de diferentes países del mundo, amantes del levantamiento de Hussein (P) y de la resistencia islámica, se encuentren en este camino y vean su grandeza. Entonces este movimiento hizo que los ojos del mundo se deslumbraran y estudiaran sobre este movimiento y ofrecieran diferentes análisis intelectuales. Esta grandeza ha hecho que los seguidores de otras religiones y escuelas estén deseosos de participar en este camino. Ahora el movimiento de resistencia en el camino de Arbain va ganando terreno, es decir, está llamando la atención de otras doctrinas, por lo que estamos viendo, marchar a suníes y cristianos en esta gran caminata y esto hará que palabras como “musulmán” y “chií” tengan un significado más amplio que el de una comunidad religiosa o escuela en particular, y de hecho encontrarán su verdadero significado, musulmán significa alguien que se ha rendido ante la verdad, y da la espalda a la falsedad. Los chiíes son seguidores de la justicia y enemigos de los poderes arrogantes.

El Sagrado Corán dice: “De hecho, la religión de Dios es solo el Islam” puede significar que Dios quiere que sus siervos se sometan a la verdad, es decir, tanto en el tiempo de su enviado Moisés, (P) y en el tiempo de Jesús (P) y en la época del sello de los Profetas, Muhammad (PB) se sometan a él, o sea la sumisión de lo que Dios ordenó. Los chiíes son aquellos que siguen a quien el Profeta, por mandato de Dios, presentó como su sucesor, o sea Ali ibn Abi Talib (P), el sucesor designado por Dios para dirigir la sociedad islámica. Hoy, la sangre de Hussein, el hijo de Ali (P), ha recibido un nuevo impulso y la gran comunidad de Arbain invita a todo el mundo, incluidos chiíes o suníes, musulmanes, cristianos, teólogos y todas las personas libres del mundo, a someterse a Dios y seguir a Hussein (P) y no sean negligentes con sus líderes divinos cuando se confronten con los poderes arrogantes, y no tenga miedo de la propaganda de las empresas de los medios occidentales.

Sheij Yawad Ali/ JT

Código para noticias 1053

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 13 =