publicado el: 15 octubre 2020 - 19:32
Fallecimiento del Profeta del Islam

Islamaldia - Según fuentes islámicas confiables, en este artículo estudiamos el tema del Fallecimiento del Profeta del Islam y respondemos algunas preguntas sobre el período de su enfermedad y deceso.

¿Cuál fue el último testamento del Profeta del Islam para los musulmanes? ¿Qué les dijo el Profeta del Islam a Fátima az Zahra y Ali ibn Abi Talib en los últimos instantes de su vida? ¿Quién realizó el lavado mortuorio al Profeta e hizo la oración fúnebre y, por último, lo enterró? ¿Acaso el Profeta del Islam falleció de Fallecimiento natural o fue asesinado? ¿Anunció el Profeta a los musulmanes su Fallecimiento? ¿Cómo entró el ángel del Fallecimiento en la casa del Profeta? ¿Cuál es el instante y lugar del Fallecimiento del Profeta del Islam?

Mientras tanto, la ansiedad y angustia se extendían por toda la cuidad de Medina, los compañeros del Profeta del Islam se reunieron alrededor de su casa con lágrimas en los ojos y el corazón lleno de dolor al estar conscientes de la enfermedad del Profeta del Islam.

Los comentarios que provenían del interior de la casa daban a entender que el Profeta estaba enfermo y descartaron cualquier esperanza de recuperar su salud.

Un grupo de compañeros del Profeta del Islam quisieron visitarlo, pero el grave estado de su enfermedad no lo permitió.

Nadie entraba y salía de la habitación donde permanecía acostado el Profeta del Islam, excepto los miembros de su familia.

La amada y única hija del Profeta, estaba sentada junto a su noble padre y miraba su rostro luminoso.

Mientras lloraba, Fátima az Zahra murmuró el siguiente poema sobre Muhammad, (P) escrito por Abu Talib: Es decir, un rostro luminoso al que se le pide que respete la nube de lluvia, y una persona que es el refugio de los huérfanos y el guardián de los pobres.

En ese momento, el Profeta abrió los ojos y recitó la aleya 144 de la Surah Al Imran en voz baja: Y Muhammad no es más que un Mensajero, antes de él hubo también otros mensajeros….

Todos los días que el Profeta permaneció acostado por efectos de su enfermedad, Fátima estuvo sentada junto a la cama de su padre y, no se apartó de ella ni por un momento.

Durante los últimos momentos de la vida del Profeta, Fátima estaba muy afligida.

El Profeta la llamó y le dijo al oído algo a Fátima. Fátima lloró mucho.

Después de eso le dijo algo más y su hija Fátima sonrió. Respondiendo a la pregunta de los presentes, Fátima dijo que en el primer momento el Profeta le dijo: Me estoy muriendo con el mismo dolor, por ello mi llanto se intensificó, pero en el segundo momento, dijo que tú serás la primera persona de mi familia que me seguirá, por esta grata noticia, sonreí.

En los últimos instantes de vida que el Profeta del Islam tenía, abrió los ojos y dijo: Llama a mi hermano para que se siente junto a mi cama.

Todos entendieron que el propósito del Profeta era hablar con Ali ibn Abi Talib.

Ali se sentó junto a la cama del Profeta.

El testamento privado para Ali

En presencia de algunos compañeros, el Profeta le dijo a Ali que se acercara.

Luego le entregó su armadura, su espada, su anillo y su sello. Después de un rato, le dijo algo al oído. Cuando preguntaron a Ali que le dijo el Profeta: Ali respondió: "Me enseñó mil puertas de ciencia, de las cuales se derivan mil puertas, y me ordenó que hiciera cosas".

El testamento público del Profeta en el momento de su Fallecimiento

Sahih al Bujari, el libro sunita más autorizado sobre el testamento del Profeta, cita lo siguiente: Cuando la fiebre del Profeta se elevó, dijo: Trae un trozo de papel para que pueda escribir algo para ti para que nunca te extravíes. Omar ibn al Khatab dijo que la fiebre venció al Profeta y el Libro de Dios es suficiente para nosotros. El Profeta pidió que este compañero debería abandonar la reunión.

Ibn Hayar al Hizami, uno de los sabios  sunitas, dice: Mi Fallecimiento llegará pronto y les he transmitido el mandato de Dios: Dejo entre vosotros dos asuntos, si os aferráis a estos, nunca estaréis extraviados; el Libro de Allah, Poderoso y Exaltado, y mi Ahlul-Bait, mi familia.

En otra narración, el Profeta les dijo a algunos de sus compañeros que Gabriel me había ordenado por parte de Dios, que eligiera a Ali  ibn Abi Talib como su sucesor.

¡Sigue a Ali para que nunca te extravíes!

El permiso de Azrael -el Ángel de la Muerte- al Profeta del Islam

Se narra de ibn Abbas que el Profeta del Islam se desmayó por un momento durante su enfermedad y luego, fue trasladado a su casa.

Fátima az Zahra preguntó: ¿Quién eres tú? El hombre respondió: "Soy un desconocido. Tengo una pregunta para el Profeta".

¿Me permiten entrar a la casa? Fátima dijo: "¡Qué Dios los bendiga! ¡Ahora el Profeta está enfermo!"

El desconocido se marchó y después de un momento regresó y llamó a la puerta de la casa y dijo: "Es un hombre desconocido que le pide permiso al Profeta para entrar. ¿Permiten que entre un desconocido?"

En este momento el Mensajero de Dios recobró el sentido y dijo: "Querida Fátima, ¿sabes quién es esta persona? Esta persona es el ángel del Fallecimiento, ¡es Azrael!"

Lo juro por Dios, no pidió permiso a nadie antes que yo y, no pide permiso a nadie después de mí.

Fátima le dijo a Azrael que entrara. ¡Dios te bendiga!

Azrael entró en la casa del Profeta como una suave brisa y dijo: La paz sea con la familia del Mensajero de Dios.  Y después de saludar al Profeta, dijo: "¡Dios te bendiga!” Me ha ordenado que no tome tu alma sin tu permiso. El Profeta dijo: "Te pido que esperes a que venga Gabriel." Después de un momento, Gabriel entró en la casa de Fátima y le dijo al Profeta del Islam: Dios te ha dado una posición que no le ha sido dada a ningún profeta, una es la fuente del Kawzar es un lugar en la resurrección- y la otra, es la posición de intercesión de los musulmanes.

Después de escuchar estas palabras, el Profeta dijo: "Mi corazón se calmó y me sentí satisfecho". ¡Oh Azrael, ven a mí y toma mi alma! El Profeta del Islam falleció el 28 de Safar del año 12 AH (8 de junio de 632 d. C.)

Ali ibn Abi Talib dice en uno de sus discursos: El Profeta de Dios, recibió su alma mientras su cabeza estaba sobre mi pecho, y además, realicé el lavado mortuorio con la ayuda de los ángeles.

Debido a que el Profeta le había ordenado a Ali que se encargue de hacer el lavado mortuorio, el Imam Ali ibn Abi Talib, con la ayuda de algunos de sus grandes compañeros -Salman al Farsi y Abu Dharr al Ghifari- prepararon la mortaja para cubrir el cuerpo del Profeta y luego, enterrarlo.

El Fallecimiento del Profeta del Islam fue un suceso difícil para el Imam Ali.

Como dice Ali: Es como si estuvieran gritando en la puerta y en la pared de la casa. ¡Qué la vida de mis padres se sacrifique por ti!

Con tu Fallecimiento terminó la profecía y la cuerda de la Revelación se interrumpió entre la tierra y el cielo.

Según las narraciones de la Tradición, el Profeta del Islam dijo: Todos los profetas que fallecen, es enterrado en el mismo lugar donde el ángel del Fallecimiento recibe el alma.

Por lo tanto, fue enterrado en una de las habitaciones de su casa en Medina.

En la actualidad, el santuario del Profeta se encuentra junto a la Mezquita del Profeta, ubicado en la ciudad de Medina.

¿Acaso el Profeta anunció su Fallecimiento a los musulmanes?

Según las fuentes de las narraciones del Islam, los hechos y/o sucesos del Mensajero de Dios durante su última peregrinación hacia La Meca y Gadir Khumm, lugar donde presentó a Ali como su sucesor e Imam de los musulmanes, anunciaban de forma clara su Fallecimiento.

El Profeta se despidió en el Hayy (Peregrinación). ¡Oh musulmanes, aprendan de mí los mandamientos del Hayy! Tal vez no vuelva a realizar el Hayy después de este año. ¡Nunca me volverán a ver en este lugar!

Origen del deceso del Profeta del Islam

¿Falleció el Profeta del Islam de Fallecimiento natural o fue martirio?

El Imam Sadiq ha dicho: No hay profeta o sucesor de un profeta, excepto en el caso de que, éstos hayan sido martirizados.

El Imam Sadiq, gran sabio chiita, dijo: Una de las más grandes creencias de los musulmanes, es que el Profeta fue envenenado por una mujer judía en la batalla de Khaibar y, fue martirizado por el mismo veneno.

Código para noticias 1068

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 7 =