publicado el: 29 octubre 2020 - 12:02
A, B, C; Letras conocidas en tierra de Palestina

Segundopaso - Las grafías A, B, C no son meras letras del alfabeto para los palestinos. En realidad, hacen referencia a las tierras de Cisjordania que están divididas bajo el pacto de Oslo II de 1995 entre la Autoridad Palestina y el régimen sionista.

Región A

La zona A cubre el 18 % de Cisjordania, con ciudades y poblaciones palestinas bajo el control de la Autoridad Palestina.

Las provincias de Jenin, Tubas, Tulkarm, Nablus, Qalqilya, Salfit, Ramalá y Al-Bireh, Jericó, Jerusalén (Jerusalén oriental está ocupada por Israel), Belén y Jalil están ubicadas en la zona "A".

La Franja de Gaza también se encuentra en esta región, pero está administrada por el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (Hamas); la región ha estado bajo un terrible asedio terrestre, aéreo y marítimo israelí desde 2006.

Región B

La zona B, que cubre el 21 por ciento de Cisjordania, se conoce por ser el área bajo control conjunto de Israel y las fuerzas desarmadas de la Autoridad Palestina.

Abu Dis, Beit Ummar, Idhna y Sa'ir se encuentran entre las ciudades palestinas de dicha región.

Región C

La zona C, que cubre el 61 por ciento de Cisjordania, es propiedad total de Israel; las tropas israelíes suelen demoler casas en Cisjordania y Jerusalén bajo el pretexto de ser "construcciones no autorizadas".

Las provincias del norte, Haifa, Central, Tel Aviv, Jerusalén y el Sur se encuentran entre las provincias ocupadas por Israel.

Descontento palestino con el Pacto de Oslo II

Más de dos millones novecientos mil palestinos vivían en Cisjordania en los años posteriores al Pacto de Oslo II, no están del todo satisfechos con este acuerdo, porque sus hogares han sido destruidos con falsos pretextos en varias partes de la región.

Además, la presencia de más de 418 000 judíos colonos (10 000 de los cuales viven en el valle del Jordán) en la zona en disputa, ha sido una molestia para los árabes palestinos cuyas tierras han sido objeto casi semanalmente de la invasión de los colonos.

En algunos casos, incluso, se ha informado de que las tensiones entre las dos partes han dado lugar a la quema de tierras de cultivo palestinas, y la mayoría de los casos terminan con la presencia de milicias sionistas en el lugar del conflicto, que actúan a favor de los colonos.

Según el Pacto de Oslo II, las áreas bajo control del régimen sionista en Cisjordania serían entregadas a la Autoridad Palestina en un proceso de cinco años, hasta el 2000.

Ahora, dos décadas después del tratado, no solo no se ha cedido a la Autoridad Palestina ninguna de estas áreas, sino que el régimen sionista ha comenzado a construir nuevos asentamientos en ellas e, incluso, en áreas compartidas con la Autoridad Palestina.

En casi un siglo, los esfuerzos de los sionistas para expulsar a los palestinos de su tierra natal han aumentado ahora con la presentación del Acuerdo del Siglo por parte de la administración del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en el que brinda una oportunidad para que el régimen sionista se anexione Cisjordania.

El plan, presentado el 28 de enero de 2020, no solo abolió el derecho de retorno de los refugiados palestinos, sino que también designó a la ciudad de Abu Dis, como la capital del futuro estado palestino, y a Jerusalén Este y Oeste, como la capital del régimen sionista.

M. Taqizade/SAA

Código para noticias 1114

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 13 =