Insultos a Lo Sagrado

Islamaldia - Se dice que la libertad de expresión tiene como finalidad proteger la manifestación de pensamientos, ideas y opiniones emitidas a través de cualquier medio por cualquier persona. Esta libertad permite a los sujetos manifestar sus ideologías, pensamientos y creencias, sin sufrir intromisión alguna.

¿Libertad de Expresión?

Los gobiernos occidentales afirman defender esta “libertad de expresión” como aparece en casi todas las constituciones del mundo, sin embargo, esta no es la realidad. Por todo el planeta hay personas que han sido encarceladas –o sufre algo peor– simplemente por expresar opiniones que vayan en contra de sus gobiernos o que simplemente sientan que estas opiniones ponen en riesgo sus dominós. Incluso, hay temas que no pueden ponerse en duda o no pueden ser criticados como es el tema del holocausto judío, la ideología de género entre otros. Otro ejemplo, es el caso de Julian Assange; programador, periodista, activista de Internet, fundador sitio web WikiLeaks, arrestado por la publicación de supuesto material confidencial del ejército de los Estados Unidos en la plataforma WikiLeaks.

La censura es un tema muy común en occidente, hasta el punto de llegar a censurar las redes sociales que se han convertido en espacios para un nuevo activismo que los gobiernos luchan para controlar. Es evidente la doble moral de los países occidentales, respecto al tema de la liberta de expresión; por un lado, practican toda formas de censura, que buscan silenciar al disidente. Y, por otro lado, en marcan en “libertad de expresión” las ofensas a los sentimientos religiosos, la blasfemia y la apología al odio y la violencia.

Ejemplo de esto es la nueva ofensa de una publicación francesa y del presidente de Francia Emmanuel Macron, al ámbito sagrado del Profeta del Islam, Muhammad (la paz y las bendiciones de Dios sean con él y su familia). Estos insultos que cada vez se vuelven más frecuentes, de ninguna manera pueden ser enmarcados en el concepto de “libertad expresión” ya que violan otros derechos fundamentales tales como; la libertad y el respecto de religión o las creencias de las minorías.

Además de que la libertad de expresión no implica, en absoluto, lanzar insultos, en este caso, a los valores del islam y las creencias de los musulmanes, como sucedió recientemente en Francia, y lo cual ha sido rechazado enfáticamente por todos los musulmanes.

Como con colusión nos permitimos citar el mensaje del líder Seyed Ali Jamenei a los jóvenes de Francia:

“En el nombre de Dios.

¡Jóvenes de Francia!

Pregunten a su presidente por qué apoya los insultos al Profeta de Dios y los considera libertad de expresión. ¿Acaso libertad de expresión significa insultar y ofender, haciéndolo además a personalidades brillantes y sagradas? ¿Acaso esa acción estúpida no es un insulto a la inteligencia del pueblo que lo ha elegido para ser su presidente?

La siguiente pregunta es: ¿Por qué es delito dudar del Holocausto? ¿Por qué si alguien escribe algo al respecto debe ir a la cárcel? Y, mientras tanto, ¿hay libertad para insultar al Profeta?”

Por Ali Saeed

Código para noticias 1127

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 2 =