publicado el: 6 noviembre 2020 - 20:28

Derecho de la Familia

Hombres, mujeres y niños
Derecho de la Familia

Islamaldia - El concepto enciclopédico más generalizado considera a la familia como: “la célula social fundamental o estructura básica establecida por vínculos de parentesco con reconocimiento social y a veces legal, que implica relaciones afectivas y comunicativas que dan soporte a la unión.” Sin embargo, este concepto ha ido variando conforme a cambios suscitados en las costumbres, cultura, religión y derecho en diferentes realidades geográficas.

Modificando y a veces trastocando las normativas, roles y comportamientos socialmente aceptados. En este sentido, la sociología, antropología y psicología han aportado a la ampliación del concepto, desde varias perspectivas, sin embargo, el concepto esencial perdura. A nivel global, las Naciones Unidas expresa en la Declaración Universal de los Derechos Humanos:

"La familiar es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado." (Art. 16, num.3)

Es curioso observar el origen de la palabra familia, que proviene del latín famulus que significa 'sirviente' o 'esclavo'. En efecto, antiguamente la expresión incluía los parientes y sirvientes de la casa del amo. De lo que se deduce un concepto que va más allá del parentesco, donde participan de ella todos quienes habitan bajo un mismo techo y reciben la provisión de alimentos. Aunque prevalezca la situación de 'propiedad', de los unos sobre los otros.

Desde el punto de vista sistémico la relación familia - sociedad es interdependiente, puesto que la familia influye en la formación de cierto tipo de sociedad, así como la sociedad influye en el desarrollo de la familia. Esta relación estrecha resultará muchas veces determinante.

Si complejizamos aún más, la familia en palabras de Gattino y Aquín, plantea como una “Unidad Doméstica” que desde el punto de vista psicológico provee al individuo, protección, amparo y seguridad. Entonces si existen lazos afectivos y además de un instinto de protección especialmente de padres a hijos.  ¿Qué sucede hoy en día, cuando los casos de violencia intrafamiliar y abusos sexuales son cada vez más graves y frecuentes?

Este deterioro de la familia ha destruido sus relaciones internas, provocando en mucho de los casos su desintegración, ligada en muchas ocasiones a otros problemas sociales como el alcoholismo, consumo de drogas, problemas económicos, paternidad irresponsable, etc.

Al afirmar que el matrimonio es la base de la familia, su descomposición inicia cuando la idea del matrimonio deja de ser un derecho pleno, para convertirse en una libre opción. En occidente el matrimonio, anteriormente era una condición obligatoria para la conformación de una familia. Situación que ha cambiado en forma radical a raíz de la separación iglesia - estado y a partir de este principio, las sociedades occidentales y algunas de oriente dan cada vez, menor importancia al matrimonio. Hoy se habla de uniones libres o, de hecho, que en el mejor de los casos, pueden existir ciertos derechos patrimoniales o de salud únicamente.

Al proclamar una serie de libertades en nombre de la democracia moderna, se ha dado mayor importancia a las leyes civiles antes que las religiosas. Debido a malas experiencias que se han dado en el matrimonio católico como la infidelidad y el adulterio principalmente. Los índices de divorcios y separaciones son cada vez, más altos sean en matrimonios civiles como eclesiásticos.

Para el cristianismo la familia es "una comunidad de amor y de vida"; los marxistas ubicaron a la familia como un medio de reproducción de la fuerza de trabajo, centrando su interés en las fuerzas de producción. En el primer caso es una frase idílica y romántica, mientras que, en el segundo, la reduce al factor económico de carácter materialista.

En forma general se ha analizado a la familia desde un punto de vista histórico y sociológico, pero sería importante también analizarla desde su concepción filosófica y el desarrollo de la misma, tomando en cuenta aspectos psicológicos, sociales, sexuales y afectivos, pero sobre todo espirituales. Qué casi ningún autor se ha referido.

Finalmente, qué dice el Islam sobre la familia?

ARTÍCULO QUINTO

a) La familia es el fundamento de la sociedad, y el matrimonio es el fundamento de la familia. Los hombres y las mujeres tienen el derecho de casarse, y sin su consentimiento no es posible restricción alguna basada en la raza, el color o la nacionalidad.

Cómo se observa, el concepto es muy amplio y resalta la importancia del matrimonio consentido, como una condición. En muchas ocasiones el matrimonio concertado ha sido incomprendido y confundido con el matrimonio forzado, por occidente, debido a la intervención de los padres, y su gestión para garantizar un matrimonio positivo para sus hijos. Esto tiene su fundamento en un nivel alto respeto, autoridad y experiencia de los padres o mayores que pueden sugerir posibles esposos(as) para sus hijos e hijas. Aunque puede variar por algún otro pariente amistad o voluntad propia. En todo caso, el matrimonio islámico cumple con un protocolo religioso basado en el respeto mutuo acorde a la naturaleza humana y los requerimientos sociales para una sana convivencia.

Es importante mencionar que la no restricción matrimonial por causas de diferencias raciales o de nacionalidad. Es un principio que se constituyó en un paso adelantado para la época de los orígenes del Islam, donde reinaban todavía prejuicios e ignorancia y se consideraba el poder económico como un determinante. Incluso en la llamada época de la modernidad y de los derechos se conservan estos prejuicios, basados en diferencias étnicas, culturales, y económicas.

Otro aspecto pionero en el Islam, expresado en el siguiente literal, expresa la intervención responsable del estado, pues se encarga de dar facilidades para que las parejas formen nuevos hogares con una base espiritual, además de garantías materiales para que aporten al buen desarrollo de la sociedad.

a) La sociedad y el estado eliminarán los obstáculos para el matrimonio y lo facilitarán, protegiendo y salvaguardando a la familia.

Sobre la igualdad entre hombres y mujeres que tanto se ha habla en el mundo occidental, el Islam desde hace más de 1400 años estableció los deberes y derechos de cada uno con la finalidad de regular y promover el buen desarrollo de la familia.

Proteger a la familia también significa proteger a la mujer. Por lo tanto, a raíz de la crisis del sistema social, surgió el concepto de "madre soltera" que un inicio fue un término peyorativo, poco a poco se convirtió en un baluarte. Y contradictoriamente se motiva a la mujer que permanezca sola, bajo el argumento de que el hogar, los hijos y la familia nunca le permitirán obtener su realización personal. Enfocándose únicamente a los éxitos materiales sin mencionar los graves efectos de esta situación.

ARTÍCULO SEXTO

a) La mujer es igual al hombre en dignidad humana, y tiene tantos derechos como obligaciones; goza de personalidad civil, así como de ulteriores garantías patrimoniales, y tiene el derecho de mantener su nombre y apellidos.

Como es notorio, el Islam, en ningún momento de minimiza los derechos de las mujeres, incluso permite la autonomía económica que la mujer cristiana de la edad media, no poseía.

En síntesis, según Beck-Gernsheim (2003) la familia ha recorrido un proceso y construcción histórica, nos presenta en los siguientes términos:

    1. Desde la sociedad premoderna hasta la sociedad moderna.- la pareja dependía una de la otra básicamente por el factor económico y material

    2. Cuando la familia extensa empieza a disolverse, se mantenía unida con una rigurosa represión de los derechos de la mujer

    3. A partir de los años sesenta del siglo XX, cuando los dos géneros cargan con su propia vida…

En cuanto a las obligaciones del esposo, padre o abuelo, dependiendo de las circunstancias está la mantención del hogar. Se expone el siguiente artículo:

a) Sobre el varón recaerá el gasto familiar, así como la responsabilidad de la tutela de la familia.

Lamentablemente esta afirmación también puede ser mal entendida, especialmente por los cuestionamientos que hacen en la actualidad al patriarcado, y a la dominación o dependencia de la mujer hacia el varón, sin tomar en cuenta todos los beneficios sociales y morales que están implícitos, pero esto es motivo de otra discusión…

En el artículo séptimo se toma en cuenta a los derechos de los niños y del adolescente como parte crucial en la convivencia familiar.

Según Morandé (1999) filiación, consanguinidad y alianza, son las tres relaciones constitutivas que dan vida y son la base de la familia. Primero, con el acto de la alianza entre un hombre y una mujer entendida por el autor como “matrimonio” (no así excluyendo las uniones de hecho y otras manifestaciones), se procrea y concibe un nuevo ser (hecho biológico llevado a la esfera de lo social) donde se da lo consanguíneo de un lazo indisoluble perene instituido en la ley.

Efectivamente la procreación crea lazos indisolubles, por lo tanto, aunque existan rupturas de pareja los hijos(as) nunca perderán su filiación. El Islam contempla esta situación y además agrega los cuidados necesarios desde la concepción.

ARTÍCULO SÉPTIMO:

a) Todo niño, desde su nacimiento, tiene derecho a [sus] dos progenitores. La sociedad y el estado proveerán cuidado, educación y asistencia material, sanitaria y educativa; asimismo se protegerá al feto y a su madre, proporcionándoles cuidado especial.

Esta visión integradora, da respuesta al problema actual sobre la separación de las parejas y a la tendencia de sobredimensionar los derechos individuales de la mujer, aislándola de su realidad y del contexto familiar, como lo plantean ciertos sectores feministas.

La presencia de padre y madre en el hogar, para toda sociedad es importante e indiscutible. Aunque existan voces detractoras que hablan de autonomía de los géneros y cada uno puede tener su espacio compartido y otro independiente, que se hace cada vez más difícil en familias disfuncionales o ensambladas. En la práctica no es funcional, puesto que los valores humanos, familiares y sociales se practican desde el hogar, en el cumplimiento armónico de sus roles, sus deberes y derechos.

El ideal familiar de un hogar completo, no es imposible, cuándo existe de por medio una guía moral y ética completa que solamente puede dar la religión islámica. Pues en ausencia de un progenitor puede cubrirse con un tutor responsable que cubra sus necesidades materiales y espirituales. Lo importante es guardar un equilibrio en sus diferentes roles y facetas que tiene el hombre y la mujer. De igual forma el tutelaje de la familia no deja al hombre a su suerte, sino que la sociedad entera es responsable; esto es por una parte el estado y por otro los ciudadanos que también cumplen con sus obligaciones. Solo con la concurrencia de estos componentes puede mejorar una sociedad bajo un objetivo común, el de formar una nación acorde a lo que Dios ha dispuesto para el ser humano.

      a) Los padres, y todo aquel que ocupe su lugar, tienen derecho a elegir el tipo de educación que deseen para sus hijos, siempre que se tengan en cuenta sus intereses y su futuro a la luz de los valores morales y de las prescripciones de la Sharía.

       b) Los progenitores tienen derechos sobre sus hijos, así como los parientes tienen derechos sobre los suyos, de acuerdo con los preceptos de la Sharía.

Respecto al literal b, puede abordarse un asunto polémico que en la actualidad el mundo occidental es muy mal entendido y tergiversado afirmando la permisividad del Islam respecto matrimonio infantil.

¿Es correcto que los padres autoricen el matrimonio de sus hijos menores?

SI bien el Islam recomienda el casamiento de parejas jóvenes, no significa que sea potestad única de los padres, ni tampoco que sea un matrimonio forzado o permita el ‘matrimonio infantil’ como se lo entiende en occidente.

Se denomina ‘matrimonio infantil’, cuando se ha promovido la unión de dos menores, o de uno de ellos con un adulto. El margen de edad, no esta muy claro, se habla desde los 12 años, aunque de acuerdo a las estadísticas los matrimonios se realizan entre 17 y 18. Esta es una definición poco acertada debido que la etapa de la infancia se determina hasta los 9 o 10 años, estableciéndose otra etapa llamada adolescencia y que puede iniciarse desde los 11 años y extenderse hasta los 15, cuando ya han alcanzado su desarrollo biológico como hombres y mujeres, incluido su madurez psicológica, por lo tanto muchos adolescentes están plenamente aptos para vida sexual. entonces ya no estamos hablando de infantes.

Si bien en ciertas culturas originarias de oriente, se dan estas prácticas, son bajo ciertos condicionamientos culturales, y mucha gente asume que el denominado ‘matrimonio infantil’ sólo ocurren en otros países, como el sur de Asia y África, y que no suceden el occidente.  Específicamente en Estados Unidos este no es un fenómeno ajeno, pues según algunos datos oficiales, se han realizado más de 13000 matrimonios anuales de menos de edad, en su mayoría con adultos, con el agravante que en su mayoría son situaciones forzadas o con fines mercantilistas, son supuestos matrimonios que encubren la trata de personas.

En Estados Unidos, aunque la ley indica el mínimo de 18 años para contraer matrimonio, esta legislación varía según los estados federales. La encuesta encontró que comunidades de inmigrantes de EE.UU., provenientes de 56 países, incluyendo India, Pakistán, Bangladesh, México, Filipinas, Yemen, Afganistán y Somalia, han participado en matrimonios forzados. Aquí se demuestra la doble moral de occidente que por un lado critica practicas de estos países, lo permiten y se aprovechan la población migrante, que es la más vulnerable.

También hay que tomar en cuenta que dentro de estos matrimonios con menores surgen como consecuencia de un embarazo entre adolescentes por relaciones precoces. Sólo con los datos que Unchained at Last de Nueva Jersey, se sabe que la mayoría de 3.499 niños tenían entre 16 y 17 años cuando se casaron, es decir que lo hicieron con la autorización de sus padres.

Finalmente, estas reflexiones dejan entrever las diferentes perspectivas que pueden tener ciertos conceptos, muchas veces mal comprendidos. En definitiva, el Islam propone en forma ecuánime relaciones estables, formales y con responsabilidad.

Código para noticias 1138

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 0 =