publicado el: 26 noviembre 2020 - 21:54

Maradona: Las Gambetas del Pelusa

Conociendo la vida de Diego Armando Maradona
Maradona: Las Gambetas del Pelusa

Segundo paso Deportes- El mundo se conmociona ante la partida del Astro Argentino Diego Armando Maradona que murió a los 60 año de edad tras haber sufrido un paro cardiaco en su domicilio, hace un par de semanas tras ser diagnosticado por un hematoma subdural fue intervenido quirúrgicamente, ya en su recuperación presentó signos de abstinencia y un bajón anímico. Su perdida es sentida en todo el mundo pues el campeón del mundo de 1986 fue reconocido como el mejor jugador del siglo XX y era muy querido por niños, jóvenes y adultos por su gran destreza con el balón y su carisma incomparable con los pueblos del mundo.

Un 30 de octubre de 1960 en Villa Fiorito provincia de Buenos Aires nació Diego Armando Maradona “el Pelusa” como seria conocido el astro argentino, que vivió su infancia en condiciones muy precarias y humildes; el quinto hijo de los ocho que tenía la pareja Dalma Salvadora Franco y Diego Maradona (padre). Se enamoró a temprana edad del futbol y su primer equipo fue “los Cebollitas” que era parte de las inferiores de Argentinos Juniors, con su gran talento futbolístico conquistó al público en especial cuando realizaba malabares con la pelota. Pronto se formaría ese gran amor con el futbol y su compañero de la vida el balón.

Ese talento con la pelota lo llevó a debutar en primera división del futbol argentino en el club Argentinos Juniors con tan solo 15 años de edad, siendo una figura indiscutible por su fortaleza y gallardía en el terreno de juego.

Con el transcurrir del tiempo, el desarrollo de sus habilidades extraordinarias lo llevaron por rumbos que le traerían muchas glorias y laureles. Apasionado por el club Boca Juniors fichó con ese equipo, con el cual dejo los mejores años de su vida, fruto del esfuerzo y la humildad que lo caracterizaba siempre, llevó su futbol al viejo continente jugando en un grande de Europa como lo es el club Barcelona de España. Pero quien le robo el corazón fue el club Nápoles de Italia con quien se consagro y se llevó a la espalda al equipo, cosechando dos escudetos y la Copa UEFA, siendo goleador del equipo y ante todo con una relación especial con la gente del sur de Italia donde el Pelusa realizaba muchas obras de caridad.

Su amor por la camisera de la Selección de Argentina fue incomparable, jugo durante 16 años en la albiceleste desde 1977, el zigzagueante mediocampista de baja estatura, pero con una picardía, velocidad y dominio de balón extraordinario regaló a su amada Argentina el Mundial de 1986 con una actuación excepcional partido tras partido.

El partido contra la selección de Inglaterra fue el más especial de su carrera como futbolista, pues más allá del juego por la copa del mundo del 86, este partido significaba mucho más para todo el pueblo argentino y para él, que aún estaba dolido por la guerra de las Malvinas, en la previa en las tribunas del estadio Azteca ya se desataba una parafernalia con algunos altercados entre argentinos e ingleses y el apoyo incondicional del pueblo mexicano hacia Argentina.

El partido jugado el 22 de junio quito el aliento a chicos y grandes, durante el encuentro se vio una defensa inglesa dura con el Pelusa sin escatimar el daño que podían causarle y la proeza argentina con jugadores comandados por Maradona que marcó dos goles que se grabaron en la memoria del futbol y la historia mundial. El primero a los 51´ minutos tras un rechazo erróneo del defensa ingles Steve Hodge y en la disputa del balón con el guardameta el Pelusa levanta rápidamente el puño izquierdo y con astucia marca el primero gol del partido, esa famosa “Mano de Dios” como la conocemos hasta nuestros días.  

El segundo gol fue elegido en 2002 como el mejor de los mundiales, donde Maradona desde el campo de juego argentino, realizo gambetas a gran velocidad dejando sentados a seis jugadores ingleses incluido el arquero y rematando el balón contra las redes del arco, el público asombrado con euforia grito y canto desde las tribunas Gol… Este partido llevo a argentina con mucho heroísmo a disputar la semifinal contra Bélgica y en la final venció a la Alemania Federal consagrándose campeón, un merecido título para el 10 argentino.

Se retiró del futbol en 1997 en su amado Boca Juniors tras una victoria por 2 a 1 contra su clásico rival River Plate, tras colgar lo botines fue comentarista, conductor de televisión, pero se lo veía incomodo fuera de las canchas de futbol donde empezó a tener problemas de salud y seguía metido con esa adicción a los estupefacientes que dejaron secuelas en su vida hasta sus últimos días, rehabilitaciones en argentina y cuba durante mucho tiempo lo llevaron a alejarse del mundo, tras una leve recuperación en una presentación dijo la mítica frase “Yo me equivoque y pague, pero la pelota no se mancha”.

En 2005 participó de la Cumbre de los Pueblos donde expreso su apoyo sincero a los pueblos oprimidos del mundo y se relacionó con personalidades como Evo Morales, Hugo Chávez, Alfonso Pérez Esquivel, Fidel Castro, entre muchos otros, con quienes llevaba una amistad entrañable, en esta cumbre llevada a cabo en Mar del Plata, repudio el accionar del entonces mandatario Estadounidense George Busch y en su breve intervención dijo: "Argentina es digna, echemos a Bush”. Demostró su amor por Palestina considerándose hincha número uno de su selección y motivo al apoyo de todos los pueblos en ayudar al Pueblo Palestino en su lucha por la libertad.

Hoy tras su partida deja gratos recuerdos para todos aquellos que fueron fanáticos del Diez, de aquel Pelusa como lo llamaban con cariño que con sus gambetas enamoró al mundo, y que siempre se mostró solidario con los oprimidos y necesitados, más allá de haber tomado decisiones erróneas a lo largo de su vida, como el consumo de drogas, los problemas económicos, o de tener un entorno el cual estaba con él solo por interés, el querido Diego vivirá eternamente en la historia de la humanidad como un mítico jugador de futbol y defensor de los pueblos, Hasta siempre querido Diez, hasta siempre Pelusa…

Roberto Vera Pardo

Código para noticias 1177

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 16 =