publicado el: 30 enero 2021 - 18:23
Estados Unidos Un País Decadente (Parte II)

Segundopaso - Lo reciente 28 - Hoy por Hoy Estados Unidos esta sumido en una profunda decadencia , siendo que hoy se encuentra entre los 10 países donde las mujeres corren riesgo de ser atacadas, ¿Sera que el país de barras y estrellas es machista? en el presente articulo conoceremos mas sobre la situación de la mujer en Estados Unidos.

La gran nación de la violencia machista

Regularmente en los medios de comunicación aparece información sobre la carencia de derechos de las mujeres en América Latina, ante lo cual surgen movimientos salvadores y grupos de activistas del primer mundo que se muestran como modelos de lo que debe hacerse o no, frente a la problemática de las mujeres. Sin embargo, las agresiones contra la mujer aumentan día a día en esta “potencia mundial” donde las estadounidenses continúan siendo víctimas de todo tipo de violencia.  

La nación norteamericana se encuentra entre los 10 países donde las mujeres corren más riesgo de ser atacadas sexualmente y tiene una media de tres feminicidios al día. Informes sobre el tema señalan que los recursos destinados al apoyo económico, psicológico y social de las víctimas de violencia física y sexual son insuficientes, lo que las deja sin seguridad física y económica. Según los registros de la Línea Nacional de Violencia Doméstica, cada minuto, 24 mujeres sufren violencia física por parte de su excónyuge o exnovio en todo el país, lo que corresponde aproximadamente 12 millones de mujeres al año.

De acuerdo con los datos, una de cada cuatro mujeres en Estados Unidos es sometida por su pareja a violencia física que provoca lesiones graves, como golpes, quemaduras, heridas o asfixia, y solo el 34% de ellas acude a los centros de salud para recibir atención médica. La Línea Nacional de Violencia Doméstica recibe diariamente un promedio de 20 mil denuncias y la mayoría de las víctimas de este tipo de abusos se encuentra en el grupo de edad de 18 a 24 años. Además, el 40% de las mujeres que sufren agresión física pierde su trabajo por razones de salud, mientras que los incidentes de violencia intrafamiliar le cuestan a la economía estadounidense USD 8.3 mil millones anuales.

Los investigadores sociales tampoco explican por qué, al contrario que en otros países desarrollados, la situación de las mujeres que viven en la pobreza, no mejora con los años por mucho que aumente el número de estudiantes universitarias o su acceso al mundo laboral. El 70% de los pobres en Estados Unidos son mujeres y niños. En cuestión profesional las mujeres tendrían que trabajar 44 días más que los hombres al año para obtener igual salario, realizando el mismo tipo de trabajo y similar preparación, según reveló un estudio reciente del Centro de Investigaciones Pew.

Cada vez más feminicidios

El informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos sobre los datos de las lesiones o muertes por arma de fuego en casos de violencia intrafamiliar señala que el número de feminicidios en esas circunstancias aumentó en un 26% en el periodo 2010-2017en comparación con la década anterior. Otra información elaborada por el CDC teniendo en cuenta solo 18 estados revela que más de 10.000 mujeres fueron asesinadas por su pareja en el período 2003-2014. El reporte indica que, al considerar las cifras de todo el país, las mujeres estadounidenses corren un riesgo de muerte 21 veces mayor que las mujeres en otras economías desarrolladas.

Los expertos afirman que la facilidad de acceso a las armas es un factor un significativo en la cifra de feminicidios. Un estudio de la ONU señala que el país norteamericano se encuentra entre las naciones líderes en casos de violencia que resultan en la muerte de mujeres embarazadas y/o sus bebés.

Explotación sexual y comercial de la mujer

Para nadie es desconocido la oscura trayectoria de Estados Unidos en cuanto a usar el cuerpo femenino como una mercancía, la industria cinematográfica y musical ha encubierto miles de casos de abusos sexuales, además de promover la cosificación de la mujer, ubicándola como centro del libertinaje sexual, aprovechando abiertamente su imagen con fines comerciales siendo estas mujeres presas fáciles hacia la pornografía y prostitución.

La explotación sexual de la infancia, se pensaba que era un problema de los países en desarrollo, donde la combinación del turismo con la pobreza lo convierten en un negocio lucrativo. Sin embargo, al menos 300.000 niños, niñas y adolescentes son víctimas de la prostitución todos los años en los Estados Unidos, según un estudio de 2001 elaborado por la Universidad de Pensilvania.

Baja participación de la mujer estadounidense

La participación política ha sido muy reducida y elitista, actualmente de los cien escaños que conforman el Senado de Estados Unidos, solamente 22 son ocupados por mujeres; mientras que de 435 asientos de la Cámara Baja, tan solo ocupan 84, esto significa también una segregación ocupacional. Por otra parte, es clave conocer el marco legal en cuanto a la maternidad, que según Bahn, el estancamiento de la desigualdad salarial radica en la ausencia de una legislación que ampare a aquellas personas -en su mayoría suelen ser mujeres- que se dedican a cuidar de otros, ya sean bebés o adultos mayores.

En este sentido los datos estadounidenses son muy desalentadores, haciendo más fuerte el techo de cristal para las mujeres cuando son madres, ya que, según la ley actual, que data de 1993, tienen derecho a doce semanas de baja, sin recibir retribución monetaria alguna salvo que lo negocien con sus propias empresas, mientras que, en Colombia, por ejemplo, cuenta con 18 semanas de permiso totalmente remunerada. Se trata de uno de los niveles más bajos de ayuda entre los países industrializados en cuanto a derechos de maternidad.

La situación de las mujeres en Estados Unidos es grave y humillante, sin mencionar toda la problemática que sufren las latinas, asiáticas y afrodescendientes en ese país, no obstante, pronuncian discursos falaces de igualdad y se jactan de impulsar leyes justas para “liberarlas”. También se permiten cuestionar y criticar la situación de la mujer en Asia y medio oriente intentando tener injerencia en la legislación local con fines globalizantes y de dominación. Mientras Estados Unidos ninguna mujer ha llegado a la primera magistratura, en oriente se han destacado más de docena de jefas de estado entre otras personalidades.

Código para noticias 1328

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 12 =