Detrás de la Pantalla: "Gambito de Dama" La Batalla Entre la Luz y la Oscuridad

Segundopaso - La serie de Netflix “Gambito de Dama” a copado la atención del público en general, mostrando la habilidad de una muchacha que se plasma en el mítico juego del Ajedrez, desde niña aprende este juego y durante su vida va derrotando a distintos competidores hasta llegar a jugar una partida de ajedrez contra un Ruso, pero esta serie no solo se avoca a mostrar el tablero de 64 casillas, en “Detrás de la Pantalla” develaremos que nos trae por debajo de la mesa esta serie.

Uno de los más recientes lanzamientos de Netflix, titulado “Gambito de dama”, es una miniserie de oropel del género dramático, basada en la novela del mismo nombre de Walter Tevis, dirigida Scott Frank y estrenada en octubre de 2020.

Además de ocupar el primer lugar de la audiencia de Netflix, estableció un nuevo récord de venta para la novela de Walter Tevis en los Estados Unidos, después de 30 años.

Resumen de la serie

Una niña llamada Beth Harmon (Anya Taylor), después de quedar huérfana a la edad de 9 años, enviada a un orfanato donde cuidarán de ella e intentarán encontrarle una familia de adopción.

Un día, cuando Beth baja casualmente al sótano, que es el lugar de descanso del Sr. Shaibel, el conserje del hogar, se familiariza con el tablero de ajedrez y las piezas que este tiene en frente. Cada vez que va a este lugar, Beth aprende un nuevo movimiento de las piezas y conoce los métodos de ataque, defensa y hacer bailar las piezas sobre el tablero blanco y negro, y poco a poco, en el mismo sótano, aprende a jugar al ajedrez con el Sr. Shaibel.

En su adolescencia, Beth Harmon es adoptada por una familia y así comienzan los altibajos en la vida en blanco y negro de Beth con su madrastra, una vida que se parece a un juego de ajedrez.

La chica ajedrecista derrota uno tras otro a estudiantes,  maestros y profesores de ajedrez, primero en los Estados Unidos y después en diferentes partes del mundo, frente a los ojos asombrados de todos sus contrincantes. En su mayor desafío, se enfrenta al campeón mundial, el jugador ruso Borgov (Marcin Doricinski), y lucha para derrotarlo en Rusia.

Análisis

Otro estreno de Netflix logró convertirse en una de las series más vistas del mundo cuatro semanas después de su lanzamiento. La serie hace que el espectador esté ansioso para seguirla momento a momento y seguir también el juego de Beth Harmon en distintos torneos, como un fanático del tablero blanco y negro del ajedrez, una situación muy parecida al movimiento de la dama que va y se establece donde quiera. Mientras las series largas con alto presupuesto se estrenan para llamar la atención, Scott Frank elige un cuento sencillo, pero con particularidades únicas para que Netflix acepte el riesgo de lanzarla y se la presente a los espectadores.

La serie Gambito de dama retrata preciosamente el crecimiento de una niña huérfana. Como si ella misma fuese un tablero valioso de ajedrez que se ha perdido en un almacén y gracias a ser adoptada, se sienta ante una hermosa mesa de madera, lista para jugar y aparecer como una reina del ajedrez. En otros términos, Harmon crece con las piezas de ajedrez y de una peona obediente del orfanato, se transforma en una reina que puede ir a donde le plazca, a pesar de todas las dificultades a que se enfrente.

La serie muestra perfectamente a los espectadores que el ajedrez no se limita a 64 casillas y 24 piezas, y un jugador debe concentrarse en los movimientos de su adversario, aprender de todas las jugadas del pasado, utilizarlas en el presente para poder construir su futuro y hacer jaque mate a su rival. En esto es en lo que Beth tiene una habilidad deslumbrante y representa el color blanco del ajedrez. En contraste, se aprecia su vida personal que refleja la parte oscura del ajedrez y muestra su debilidad para manejarla. Ella está involucrada en la adición y el consumo excesivo de alcohol, hasta que esta situación afecta su vida profesional.

No se puede pasar por alto la escenografía y el llamativo diseño de vestuario de la serie; todos los atuendos de Beth Harmon están inspirados en el ajedrez y se componen de los dos colores de sus piezas y su tablero a cuadros, como si Beth estuviera viviendo en él y debiera alcanzar al poder de la dama. Lo que se muestra mediante el diseño de vestuario de Beth y, finalmente, en la escena en la que atraviesa entre los ciudadanos rusos en Moscú, se trata de vestir de blanco cual reina poderosa y mostrar la superioridad de las piezas blancas. Es así como acaba la serie, y los jugadores de ajedrez ven la gloria de Beth, que ya se ha convertido en una reina.

La serie narra la época de la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, en la que los políticos e, incluso, las agencias de inteligencia de ambos países consideran a sus deportistas como representantes políticos y los apoyan y protegen. Antes de que Harmon llegara a Moscú, los diálogos retratan un espacio oscuro de la Unión Soviética, pero después de su llegada y batallar con ajedrecistas rusos, colapsan las bases de estos diálogos y visiones.

Aunque el director no ha logrado demostrar una cara sutil de Rusia y los rusos, ha tratado de acercar a ambas naciones, aun teniendo una mirada de superioridad en la secuencia final, en la que la dama ajedrecista aparece con ropas blancas elegantes entre los ciudadanos rusos aparentemente necesitados. Esta situación se refleja en especial con la imagen oscura del lugar en el que juegan, como si fuera un castillo plagado de soldados, al margen de los planos de rodaje. La mirada es sofocante y fría para el espectador. Sin embargo, Harmon y Borgov, dejando a un lado toda la política, se concentran en su juego y en una situación pacífica y alejados de cualquier tensión, mueven sus piezas con gran obsesión y cuidado. Al final, Beth, como una reina que obligó al rey negro a arrodillarse, logra la victoria más dulce de su historia.

Destacada secuencia

La serie Gambito de dama, simplemente, ha deslumbrado a todos sus espectadores. La mayor suerte que tuvo esta serie fueron los actuales problemas del mundo, derivados de la propagación de la Covid-19. El ser humano, cansado de las presiones, el estancamiento, la derrota y las restricciones que ha provocado el oscuro virus, no encuentra mejor placer que el de probar el éxito y la luz por una hora con una serie y cerrar los ojos a todos los problemas por un momento. Beth Harmon compartió este regocijo con sus espectadores, y este punto radiante origina el asombroso éxito de esta simple serie.

Código para noticias 1360

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 1 =