El Rol de Abu Talib en la Difusión de Islam

Islamaldia - El papel del Hazrat Abu Talib en la difusión del Islam por el aniversario de la muerte de aquel gran personaje.

Abu Talib, hijo de Abdul Muttalib, era el tío del Profeta del Islam (P), el padre del Imam Ali (P) y el mayor apoyo del Profeta (P) y la religión del Islam al inicio de la misión profética (Bi’isat). La historia de su vida está llena de un orgullo, un altruismo y una sinceridad únicos.

Además de ser un refugio y una ayuda para los pobres a lo largo de su vida, su sacrificio y perseverancia en la misión del Profeta son considerados la parte más brillante de su vida y es una de las principales figuras del comienzo del Islam.

Tras la muerte de Abd al-Muttalib, Abu Talib aceptó abrir su hogar a Muhammad (la paz sea con él y su familia purificada), que tenía ocho años, y lo apoyó, a lo largo de 42 años hasta su muerte, en el camino del santo propósito del Profeta del Islam, que iba a difundir el monoteísmo y erradicar el politeísmo y la idolatría. Se esforzó mucho y entregó su vida, su propiedad, su posición y su tribu, y lo sacrificó todo por el Profeta.

Lo único que lo infundió tanta fuerza fue el poderío de su fe y su creencia pura en el Profeta del Islam. Siempre ocultaba su fe para defender mejor el Islam y al Profeta Muhammad (la paz sea con él y su familia purificada).

Después del asedio económico de los musulmanes a manos de los líderes de la tribu Quraysh, que duró casi unos tres años, el único apoyo del Profeta, Abu Talib, invitó a todos sus familiares (hijos de Hashim y Matlab) y les ordenó que se trasladaran de La Meca al valle, entre las montañas de La Meca, conocido como Sheébe Abi Talib, que contaba con casas humildes y pocas marquesinas, para mudarse y residirse allí, lejos del entorno de la vida de los idólatras.

Además, para evitar los ataques repentinos de los Quraysh en las tierras altas, asignó a algunas personas la vigilancia, a fin de que les informaran de cualquier cosa e incidente. Por las noches, solía dormir a su hijo, el Imam Ali (P), en el lugar del Profeta, para que el Profeta no sufriera daño alguno si los Quraysh intentaban matarlo.

La defensa y el apoyo de Abu Talib al Profeta, dada su posición entre los Quraysh, preservó el núcleo de los musulmanes y permitió la difusión del Islam.

Ibn Abi al-Hadid (erudito e historiador musulmán) dice: "Si no hubiera sido por Abu Talib, no habría existido el Islam".

Los historiadores han escrito: "Abu Talib, tres años antes de la migración, después de que el Profeta (la paz sea con él y su familia purificada) y sus compañeros abandonaran Sheébe Abi Talib, falleció a la edad de 84 años, mientras su corazón estaba lleno de fe en Dios y el amor por Muhammad (la paz sea con él y su familia purificada). Su muerte dejó un gran vacío en el corazón del Profeta del Islam y los musulmanes, que eran menos de cincuenta personas, porque perdieron al mejor apoyo, un defensor y una persona que se sacrificó en nombre del Islam.

Tras su muerte, el Profeta dijo tristemente que los Quraysh no habían podido molestarle mientras Abu Talib estuvo vivo.

Código para noticias 1387

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 4 =