La Relación Entre el Ayuno y la Reducción de los Daños Sociales

Islamaldia - Uno de los resultados más importantes del ayuno durante el mes de Ramadán es el aumento del espíritu de altruismo y amistad entre los ayunantes. Cuanto más se fortalezca este sentimiento en una sociedad, más fácil será reformarla.

El mes sagrado de Ramadán es el mes de la piedad, de la amistad con Dios y de la autosuperación. En este mes, las puertas de la misericordia de Dios están abiertas para los creyentes y todos se esfuerzan por disfrutar de Su misericordia tanto como sea posible siguiendo los mandamientos divinos y el camino correcto. Las enseñanzas islámicas enfatizan que el ayuno no es solo no comer ni beber, sino que todos los órganos y articulaciones humanos deben ayunar, recordar este mes bendito y evitar el pecado y la transgresión, caminar hacia Dios y hacer buenas obras.

Durante el mes sagrado de Ramadán, los ayunantes participan en el mejor mes de Dios. Por lo tanto, deben lograr asistir en este mes con un corazón puro y una motivación divina. Durante los días virtuosos de Ramadán, los musulmanes son pacientes y junto con la perseverancia viven momentos espirituales, para que, a través de esta paciencia en la presencia de un Dios único, puedan ser guiados hacia la felicidad eterna.

Los sociólogos y psicólogos creen que Ramadán proporciona algunos motivos para aumentar los indicadores de honestidad, integridad, amistad y salud social, lo que resulta en el dinamismo de la sociedad, fortaleciendo la confianza entre los miembros de la familia y otras instituciones reduciendo los daños y desviaciones.

La atmósfera espiritual en el mes sagrado de Ramadán es una buena manera para distanciarse de los males, porque cuando una persona aguanta el hambre y la sed durante horas por Dios, ya no quiere destruir sus valores morales. Por lo tanto, los delitos disminuyen significativamente y las personas están más inclinadas a apoyar a los necesitados, a empatizar con los pobres y ayudar a los demás, debido a la manifestación de la filosofía del ayuno, intentan cumplir con los estándares morales en este mes.

Durante este mes, los ayunantes están obligados a realizar determinadas acciones y comportamientos, produciendo un cambio especial en todas las personas, como la bondad, los buenos modales, la ayuda mutua. Debido al fortalecimiento de la relación entre el ser humano y Dios en el mes de Ramadán, existen efectos positivos en su comportamiento que hacen que las personas se alejen un poco de los actos aburridos diarios e incluso de conductas antisociales. Normalmente dentro de un mes de abstinencia se fortalece la espiritualidad, por lo que, según estudios, la tasa de delincuencia en los países islámicos durante el mes de Ramadán disminuye significativamente y debido a la evolución del pensamiento, los comportamientos mejoran drásticamente.

Las reglas especiales del mes sagrado de Ramadán provocan el fortalecimiento de la espiritualidad en la sociedad reduciendo los delitos y las malas acciones. Por otro lado, evitar algunas cosas, como la comida excesiva y los deseos mundanales da como resultado la reducción de las malas acciones, la manifestación más importante de esto es la disminución de la ira en la sociedad y la menor atracción por los delitos.

La pureza de la persona se encuentra entre los resultados que se logran para el ayunante, los expertos creen que este factor es una de las principales razones para la reducción de los daños sociales durante el mes de Ramadán. Muchos delitos menores ocurren como resultado de negligencia e ignorancia, por ejemplo, en un momento de ira y pérdida del control personal conduce a peleas, robos menores e incluso infracciones de tránsito. La disminución de este tipo de delitos es más evidente en Ramadán, en este mes también vemos una disminución en los delitos violentos, lo que muestra que incluso los agresores se apegan a rituales religiosos en cierta medida, renunciando a algunos delitos y pecados.

Aunque se han realizado muchas investigaciones sobre el efecto del ayuno en la salud, la evaluación científica del efecto de este deber en la mejora mental es un tema que no debe olvidarse. La investigación sobre la relación entre la salud mental y el ayuno en Irán muestra una disminución de la ansiedad, la depresión y el suicidio durante este mes.

Los sociólogos consideran el ayuno como factor de cohesión social y solidaridad, por un lado, genera empatía y participación entre las personas en la sociedad y, por otro, aumenta la unión. Cuando todos se juntan para realizar buenas acciones conduce a una especie de empatía y convergencia social. La participación de la gente y la presencia colorida en las mezquitas y la recitación del Corán colectiva en estos días es una especie de armonía social, y este tipo de comportamiento rara vez se ve en el mundo.

Al señalar que el aumento de las actividades colectivas durante el sagrado mes de Ramadán, como asistir al Iftar y otras ceremonias religiosas, fortalece los círculos sociales, se afirmó que: "Esto conducirá a una mayor cohesión social con la llegada del Eid al-Fitr".

Los principios religiosos, que están arraigados a principios culturales y creencias profundas de la gente, crean condiciones especiales para que la sociedad adopte comportamientos más éticos y concienzudos. Básicamente, la religión contiene todos los aspectos de la moral, la conciencia y la racionalidad; el mes sagrado del Ramadán es una clara manifestación de los rituales religiosos, por lo que en este mes es natural que la sociedad sea más sensible a su comportamiento.

El ser humano necesita motivación interior y exterior para realizar sus actividades, ya sean buenas o malas. En contraste con los motivos espirituales como cumplir con los deberes y abstenerse de cosas prohibidas, hay un motivo negativo como los instintos humanos, la ira, el amor al carácter, el egoísmo y el amor a la propiedad que conllevan a cometer crímenes y actos contra la espiritualidad. Fortalecer la fe hace que uno se mantenga alejado de la corrupción. Si la fe se fortalece y al mismo tiempo se reducen los deseos mundanales, la persona no se desviará del camino recto.

Los sociólogos y patólogos sociales creen que el énfasis de las personas en la adherencia a la moralidad y la conexión con las manifestaciones de espiritualidad durante el mes de Ramadán reducirá significativamente todo tipo de anomalías sociales. Reducir el crimen y la delincuencia social durante el mes sagrado de Ramadán es una promesa divina que Dios ha prometido cumplir en el versículo 183 de la Sura La Vaca: "¡Oh, los que creéis! Se os ha ordenado que ayunéis, de la misma manera que fue ordenado a quienes os precedieron. Quizás así seáis temerosos de Dios"

Piedad significa abstinencia del pecado. La mayoría de los pecados provienen de la ira y la lujuria. El ayuno previene la amargura, por lo tanto, reduce la corrupción y aumenta la piedad.

En cualquier caso, la comunidad religiosa y coránica está lista para levantarse y actuar durante el mes sagrado de Ramadán. Gracias al fluir de la espiritualidad, se reducirán muchas contaminaciones y males en la sociedad, se eliminarán los motivos delictivos y se proporcionará el terreno para la reforma de la sociedad.

Código para noticias 1512

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 6 =