publicado el: 28 abril 2021 - 18:01

Detrás de la Pantalla

Pandillas de Nueva York

El Carnicero Estadounidense
Pandillas de Nueva York

Segundopaso - Revisando la historia de Estados Unidos, nos damos cuenta de que la guerra en ese país tiene un ciclo que cuestiona la civilización, como si Estados Unidos se hubiera construido en la órbita de la guerra civil y las guerras externas, develemos que capas ocultas nos trae esta cinta hollywoodense "Pandillas de Nueva York".

“Pandillas de Nueva York” es una obra hermosamente producida por el experimentado director Martin Scorsese e 2002. Entre los actores de la película se pueden nombrar a Daniel Day-Lewis, Leonardo DiCaprio y Cameron Diaz. La película fue nominada para diez premios Óscar, incluido el de mejor director y mejor actor por la estupenda interpretación de Daniel Day-Lewis. Está basada en la novela homónima de Herbert Asbury.

Resumen de la historia:

En febrero de 1846, los estadounidenses, que se presentan como los nativos del país, liderados por Bill The Butcher (Bill, el carnicero) e interpretado por Daniel Day-Lewis, libran una violenta batalla callejera en Nueva York en la que derrotan a los inmigrantes irlandeses, encabezados por Padre Vallon, con la interpretación de Liam Neeson. Bill vence personalmente a Padre, que es fiel a las enseñanzas cristianas y al Papa, mientras que Ámsterdam, el hijo de Vallon, es testigo de lo sucedido.

Dieciséis años después, Ámsterdam, interpretado por Leonardo DiCaprio, vuelve a Nueva York para evitar que la sangre de sus padres sea mancillada. Cuando regresa a Nueva York, el poderoso Bill, el carnicero ha establecido un sistema dictatorial real. El hijo de Vallon entra en la pandilla de Bill presentándose como amigo y partidario para poder golpearlo en la ocasión adecuada y vengarse de su padre. Sin embargo, la verdadera identidad de Ámsterdam es revelada por uno de sus amigos y este asunto hace que se repita la historia, provocando otra pelea sangrienta en las calles de Nueva York.

 También te puede interesar : El Vicepresidente: Mas allá del Poder

Análisis

La película de Scorsese cuenta la historia en la que Estados Unidos se ve envuelto en guerras civiles entre los habitantes del norte y sur del país; una guerra provocada por la libertad y contra la esclavitud de los negros durante el mandato de Abraham Lincoln. Este plan se sigue operacionalmente. En las primeras escenas de la película tiene lugar una pelea sangrienta. La batalle retrata a los inmigrantes en Estados Unidos, de los cuales los más famosos son los irlandeses y los autollamados nativos americanos. La pelea en las calles de Nueva York es por poder y coincide con el inicio de la abolición de la esclavitud y la idea de comenzar una nueva civilización para los estadounidenses. Nuevamente se supone que la ley está determinada por la fuerza estadounidense lejos de cualquier tipo de civilización.

Scorsese ha retratado la beligerancia entre los estadounidenses y, sobre todo, entre personas como Bill, el carnicero que se autodenominan nativos de Estados Unidos. Cuando Bill, el carnicero se considera a sí mismo un indígena estadounidense, busca al fondo un propósito; como si Estados Unidos y su civilización hubiera comenzado con la inmigración británica a esta tierra y no muestra a su destinatario la inmensa civilización de los indígenas originales que vivieron durante varios cientos de años. De esta manera, representa una historia sin civilización para América.

Dos caras estadounidenses en Hollywood

En las películas hollywoodenses, siempre se ha retratado dos caras de los estadounidenses en el campo de batalla; así que, gracias a Scorsese, esta vez ha mostrado la verdadera y áspera. Estados Unidos se resume en personajes como “El soldado americano”, “Superman” y otros salvadores que han salido todos de este país y, de alguna manera, lo representan como el único salvador, mientras que en el fondo no es nada más que una falsa verdad. La segunda cara de Estados Unidos se busca en el comportamiento de Bill, el carnicero que está más cerca de la verdad del país. De ninguna manera, Bill puede ver su posición real y dictatorial en peligro; la persona que hace todo lo posible para derribar a su rival y tomar su lugar, incluso a traición, expone su espada de carnicero a un inmigrante irlandés como Monk, mientras que él ha sido elegido democráticamente para asumir el mandato de una ciudad.

Esta práctica, también, se observa en los escritos personales de un político como John Bolton en su libro, “La habitación donde ocurrió”, que habla de varios tipos de conspiraciones y tácticas aplicadas para luchar contra rivales internos y países soberanos como Irán, Venezuela, Corea del Norte y todos los que se levanten contra ellos. De este modo, intentan ponerlos en su lugar, e incluso cambiar su soberanía mediante todo tipo de armas y guerras duras y blandas, o pensar en hacer beber una taza de veneno a la persona que amenaza sus intereses y su ideología.

Ceniza caliente

Después de ver esta película, y teniendo en cuenta la situación actual y las revelaciones de los mandatorios estadounidenses entre sí en las recientes elecciones, pese a que la confidencialidad de estas informaciones no es ajena a nadie, se puede sentir el inicio de una guerra civil o de una guerra fría. En la película, también, observamos este ciclo; esta empieza con las escenas de batalla en Nueva York y, al final, se extiende a un conflicto sangriento. Scorsese retrata la imagen en la que la ciudad de Nueva York, que ya está atrapada en el fuego, llega al tiempo actual, como si tras esos acontecimientos y este ciclo de guerra se hubiera llegado a la época actual. Esta escena puede ser una verdad oculta dentro de Estados Unidos y, actualmente, dadas las condiciones de este país y el aumento de la venta de armas, se comprende con mayor claridad la película.

Código para noticias 1518

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 1 =