publicado el: 31 mayo 2021 - 18:44

Lo Reciente 65

La Segunda Administración de Bill “El Travieso”

Ensayo Global Sobre la Política Exterior Estadounidense (Parte XIV)
La Segunda Administración de Bill “El Travieso”

Segundopaso - ¿Qué podemos ganar en aquello que vamos a hacer? Que es referirse a los beneficios, en las políticas de agresión, de imposición, chantajes con que las administraciones estadounidenses se mueven en el marco externo. Responder dicha interrogante fue parte de la primera parte de este artículo sobre Bill Clinton y que ampliaremos en estas líneas.

Según esta visión, las acciones que se lleven a cabo, en nombre de la defensa de la democracia y sus sagrados valores deben llevar la impronta de esta nueva y más humana era de la democracia liberal, en la que la frase "nuestro propio interés debe reinterpretarse como siempre en los términos impuestos por los más poderosos” es visualizada por el lingüista y analista político Noam Chomsky quien afirma "ateniéndose a este principio, los Estados Unidos enviaron un gran contingente de tropas de infantería a Somalia, justo cuando la hambruna empezaba a remitir, y había garantías de tomar buenas instantáneas, previendo una corta resistencia por parte de adolescentes armados de rifles. Pero, no pueden enviarlo a Bosnia, donde la matanza se aproxima al genocidio, ni a Angola, donde parece ser aún peor, pero donde no hay necesidad de reaccionar o ir más allá de un informe ocasional, ya que los intereses occidentales no están en peligro, y el principal instigador Jonas Savimbi, es desde hace mucho tiempo un buen cliente de los Estados Unidos...y calificado por la ex embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Jeane Kirkpatrick, como un verdadero héroe" (1)

En pleno período del gobierno del demócrata Bill Clinton, los ecos de la Guerra Fría se diluían y las pantallas que ocultaban los verdaderos intereses en juego se nos mostraban libre de maquillajes.  Entre ellas, la afirmación que el recurso a la seguridad fue en gran medida un argumento fraudulento, y que más bien la Guerra Fría se empleó como mecanismo, para justificar la supresión de los nacionalismo independientes, ya fuese en Japón, Europa o aquellas regiones menos desarrolladas industrial y económicamente. La muerte política de la URSS forzó a las elites políticas norteamericanas a ser más sinceras a la hora de articular las premisas estratégicas del país y su esencia de dominio, con el objetivo de concretar una hegemonía global.

Existe un nombre importante a la hora de entender la política exterior de Estados Unidos, Anthony Lake (Asesor del Consejo de Seguridad Nacional) quien presentó el primer esbozo de lo que sería la visión externa de la Administración Clinton. Este asesor señala,  que en un mundo en el que los Estados Unidos ya no tienen que preocuparse diariamente por la amenaza nuclear soviética, cuándo y dónde intervenir en el extranjero es, cada vez más una cuestión de elección. Si bien es cierto la amenaza nuclear soviética parecía ser el elemento disuasor a la intervención norteamericana,  cuando esa amenaza parece extinguirse, las intervenciones se podían emprender con total libertad. Este punto es importantísimo a la hora de entender la conducta emprendida por la Administración Clinton en política exterior, cuya esencia la podemos sintetizar diciendo: A lo largo de la Guerra Fría se ha mantenido a raya una amenaza global a las democracias de mercado, ahora, que ya no existe la URSS, es hora de ampliarlas. 

De la política de contención del comunismo con “Bill el travieso” se pasó al incremento. Esto nos da pie para reafirmar la idea expresada en los ensayos sobre la política exterior estadounidense en base a sus discursos inaugurales como muestra de esa visión, que existe una clara coherencia de la política externa norteamericana, y lógicamente su carácter pragmático y hasta hipócrita cuando se concreta a todo evento. Ha llegado el fin de la era del cacareado "altruismo humanitario, defensor de los derechos humanos " norteamericano. Bajo la égida de Clinton las intervenciones se producirían cuando y cómo quisiera la potencia, cuya línea de conducta se regiría por la premisa ya mencionada del ¿Qué ganaríamos allí ?. Se define, por tanto, una nueva era, más pragmática, más al borde lo meramente comercial, sin atisbos de líneas ideológicas o bases de filosofía política.. Es la era de la Democracia Liberal, aunque esa visión se afirma en la consabida retórica que se requiere "ampliar la comunidad libre de las democracias  de mercado del mundo" que viene a ser la justificación habitual, y por tanto, vacía de contenido, de cualquier acción que se emprenda y que no aporta información alguna en el sentido técnico del término (2)

Al dar a conocer la Doctrina Clinton a fines de 1993,  Anthony Lake uso terminologías propias de la Guerra Fría al anunciar que el gobierno de los EE.UU,  y su política exterior vivían una era de transición de la Contención de la amenaza global a las democracias e mercado, a la ampliación de su alcance. De ahí lo interesante de hacer notar que la Doctrina Truman tiene su continuación después de 48 años, claro está que el enemigo no es el mismo, a lo menos en el plano formal, pues seguirán padeciendo la política exterior norteamericana los pueblos más débiles. El marco doctrinal corresponde a la realidad histórica, pero sólo bajo traducciones familiares. La democracia se debe restringir, contener bajo formas clamadas, que mantengan las tradicionales estructura de poder, intactas dentro y fuera del país. La política debe ser la sombra que proyecta el gran capital sobre la sociedad. El 21 de septiembre de 1993, Anthony Lake, consejero de Seguridad Nacional de Clinton, en una conferencia dada en la Universidad John Hopkins, explicitó los puntos centrales de lo que sería la política internacional de la nueva Administración Clinton y que integrarían la que se denominaría “doctrina Clinton” (3)

Anthony Lake destacó la necesidad de expandir la democracia liberal como forma de gobierno . Esto, sobre la base de una tesis enmarcada en la utopía de la paz democrática. Teoría que plantea “las democracias liberales no hacen la guerra entre ellas y no patrocinan el terrorismo–, por la fuerza si fuese necesario, así como la economía de mercado en todo el mundo. Asimismo, planteó la necesidad de contener a aquellos estados autocráticos que supusiesen una amenaza para el nuevo orden mundial –los casos de Irán, Irak o Corea del Norte. Uno de los aspectos más destacados de semejante estrategia fue el del nuevo unilateralismo americano, mediante el cual, frente a lo que había ocurrido anteriormente, Estados Unidos actuaría de forma unilateral cuando fuese necesario para avanzar en tales objetivos. El presidente Clinton repitió estos planteamientos en diferentes discursos, como el del Estado de la Unión, el 27 de septiembre de 1993 y ante las Naciones Unidas, el 26 de enero de 1994” (4)

También puedes leer: La Primera Administración de Bill “El Travieso”

Por lo que se refiere a los mercados, bajo Clinton se ampliará la tradicional filosofía de las dos caras: disciplina de mercado para los pobres y desvalidos, intervención y protección estatal en beneficio de los que proyectan la sombra - los señores de la humanidad - según una expresión usada por Adam Smith. Bajo estas consideraciones,  y al igual que todos los Presidentes anteriores que prometían reducciones significativas en el Presupuesto militar, Clinton,  y a pesar del contexto internacional favorable,  mantuvo el gasto promedio de la Guerra Fría.  Así,  no se terminó con ninguno de los planes de desarrollos de nuevos armamentos como es el caso del F 22, del Bombardero B2, el Misil ICBM Trident II, y otros proyectos militares. Con la caída del campo socialista y el término formal de lo que se denominó “Guerra Fría” y los acuerdos de reducción de los arsenales nucleares el apoyo político que gozaba la llamada Iniciativa de Defensa Estratégica (5) se vino abajo y tuvo su término oficial el año 1993. El gobierno de Clinton reorientó los esfuerzos en esta área hacia los llamados misiles balísticos de teatro (6) y se cambió el nombre de la Agencia de la Iniciativa de Defensa Estratégica por el de Organización de Defensa Contra Misiles Balísticos.

El interés por las armas nucleares de largo alcance y las fuerzas de tierra ha dado paso al interés por la movilidad estratégica y la proyección de las fuerzas militares en el Tercer Mundo, como lo explicó el Departamento de Defensa cuando anunció el nuevo presupuesto en marzo de 1993 "posteriormente el Secretario de Defensa Aspin hizo hincapié en un doble escenario de guerra, que en opinión del analista militar David Evans, generará con casi total seguridad enormes presiones para mantener el actual nivel de gastos en lo militar. Los planes se basan en contingencias tales como una nueva invasión de Irak, esta vez a los campos petrolíferos de Arabia saudita y la invasión de Corea del Sur de su vecino del Norte...debemos estar preparados para contrarrestar la acción de astutos dirigentes encastillados en la dominación regional, y de las amenazas que no sólo proceden de grandes potencias regionales con intereses contrarios a los nuestros - nos preguntamos cuáles serán - sino también del potencial de pequeños conflictos, muchas veces internos, basados en antagonismos étnicos o religiosos, el terrorismo patrocinado por el estado  o la subversión de gobiernos amigos. Todos estos problemas deben ser contrarrestados por las fuerzas militares estadounidenses en todo el mundo" (7)

Pablo Jofré Leal

Articulo Exclusivo para www.segundopaso.es

1. Conferencia de Acción Política Conservadora celebrada en Washington en febrero del año 1986 la ex embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Jeane Kirkpatrick, al presentar a Savimbi, frente a centenares de posibles donantes de dinero para la lucha anticomunista de Savimbi sostuvo: "Lingüista, filósofo, poeta, político, guerrero ... Savimbi tiene admiradores en todo el mundo, y yo soy uno de ellos desde hace mucho tiempo". Ella lo llamó "uno de los pocos héroes auténticos de nuestro tiempo" y agregó que Estados Unidos debería brindar "ayuda real" a Savimbi, los contras "y todos los demás luchadores por la libertad del mundo".

https://www.washingtonpost.com/archive/lifestyle/1986/02/01/the-salute-to-savimbi/b37b8411-a9fe-4cf3-8040-bb189e936d4a/

2. Chomsky Noam. " El nuevo orden mundial (y el viejo)". Editorial Crítica, Barcelona, España, 1997, pág 38

3. https://www.mtholyoke.edu/acad/intrel/lakedoc.html

4. file:///C:/Users/rosic/Downloads/165-188_JUAN%20TOVAR%20(1).pdf

5. El proyecto de la S.D.I. (Strategic Defense Initiative) tiene su origen más inmediato en un discurso de Ronald Reagan, pronunciado el 23 de Marzo de 1983, en el que proponía convertir las armas nucleares en algo "impotente y obsoleto" a través de la construcción de un sistema de defensa capaz de inutilizar misiles nucleares cuando se lanzan contra un objetivo

6. Un misil balístico de teatro de operaciones es un tipo de misil balístico con un alcance de entre 300 kilómetros y 3500 kilómetros, usado contra blancos situados en el "teatro de operaciones". Su rango de uso lo ubica entre un misil táctico y uno de tipo ICBM intercontinental.  En cuanto a su creación, esta expresión es relativamente nueva en el argot militar. Comprende las anteriores categorías de proyectiles de alcances corto, medio e intermedio. Dos ejemplos de este tipo de armamento son los soviéticos RT-15 y el estadounidense PGM-17 Thor, ambos de la década de 1960 del siglo XX.

7. Chomsky Noam. Op. Cit. Página 96-97

Código para noticias 1634

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 3 =