publicado el: 31 mayo 2021 - 19:02

Segundo Paso

La Justicia Social

¿Una Necesidad Humana?
La Justicia Social

Segundopaso - La justicia social se hace más necesaria que nunca en un mundo globalizado que, aunque cada vez más rico, también es más desigual. Pero ¿Qué es la justicia social?, vamos a descubrir esta necesidad humana, que claman muchos pueblos en el mundo.

La justicia social es un principio básico, un valor fundamental para conseguir una convivencia tranquila y el progreso de las sociedades. A diferencia de la justicia, que busca el equilibrio entre el bien común y el bien personal, la justicia social da un paso más y promueve el reparto equitativo de los bienes y servicios. Para ello se apoya en normativas y leyes que garanticen su práctica. Su fin último es enfrentar la pobreza y la desigualdad para conseguir el pleno desarrollo social.

Para Aristóteles, el ser social del hombre es su naturaleza, es decir, aquello que cada cosa es, una vez cumplido su desarrollo; ello en razón de que el hombre es el único animal que tiene palabra y pensamientos. Entonces el ser humano puede manifestar lo que es conveniente e inconveniente, lo justo e injusto, lo bueno y lo malo junto a la participación comunitaria para conseguir su bienestar (Libro I). Al decir que la naturaleza humana es social, se establecen relaciones con otros y surge una comunidad donde se ejercitan las virtudes y posibilita la plenitud.

Para este pensador, la grandeza de la justicia, y su particularidad, se encuentran en el hecho de ser articuladora de dichas relaciones; pues a través de ella se da al otro lo que le pertenece, y por intermedio de este obrar bien con los otros, se crean las condiciones para una vida buena, que no es buena sino no es compartida; aquí radican todas las virtudes. Así, la justicia es la virtud perfecta y un valor cívico (Libro V).

Cómo se manifiesta desigualdad social

La desigualdad social es una de las lacras actuales, es una situación socioeconómica que se presenta cuando una comunidad, grupo social o colectivo recibe un trato desfavorable con respecto al resto de miembros del entorno al que pertenecen.

No solo se manifiesta en aspectos como el poder adquisitivo, que es sin duda la causa principal de la exclusión y la falta de oportunidades, sino que otros elementos que pueden motivar la desigualdad son la cultura, la etnia, la raza, la religión, el origen y la nacionalidad, las costumbres y la ideología. Es por esto, que en casi todos los casos la desigualdad social conlleva, además de una situación de marginación y aislamiento, el señalamiento de esos grupos sociales que se han visto afectados directamente por esta circunstancia.

La lucha por alcanzar una equidad social plena ha ido variando a lo largo del tiempo en función de los cambios que han experimentado debido a la disparidad de ingresos entre unos grupos privilegiados de la población y la gran mayoría de esta. La desigualdad social es un problema estructural, es decir, está enquistada en los sistemas políticos y económicos que determinan el rumbo de las sociedades mal llamadas “modernas”, las causas varían según las características de cada lugar, región, país o continente.

Los principales obstáculos para alcanzar el desarrollo social son: los actos de Corrupción con sistemas de gobernanza ineficaces, malversación del gasto público, mecanismos de contratación fraudulentos y mala gestión administrativa. Los Sistemas fiscales inequitativos, quienes poseen los mayores capitales no aportan en la misma medida a los regímenes tributarios o de tipo fiscal. Mientras las mayorías se encuentran esclavizadas con altos impuestos. En muchos países del mundo, la privatización de servicios públicos (agua, energía, salud o educación) ha pasado de ser una opción de gestión a convertirse en un obstáculo para el cumplimiento de derechos fundamentales de la población siendo un sinónimo de exclusión y marginación. La distribución injusta de la inversión y el gasto público de los fondos comunes de la sociedad, una élite acapara los recursos, no hay inversión social y, por lo tanto, la brecha social se ensancha.

El conocimiento, la información y las nuevas tecnologías son elementos vitales para el desarrollo de cualquier grupo humano, de esta manera todo ciudadano debe tener igual acceso al conocimiento como un instrumento de trabajo o estudio, además, si existe desinformación de la sociedad, muchas veces toman decisiones en contra de sus propios intereses debido al control y la restricción del conocimiento.

Otros tipos de injusticias y desigualdades sociales son la presencia de paraísos fiscales que permiten la evasión de impuestos de millonarios y grandes multinacionales. El intervencionismo y creación de conflictos armados, el racismo y xenofobia que se ha dispersado por el mundo, así como la presencia de redes de trata de personas y la esclavitud moderna; lo que hace vital la existencia de una legislación apropiada que los regule y corrija eficientemente.

La esperada justicia social

La justicia social entonces debe actuar en todos los ámbitos en los que se comenten desigualdades, y no es inalcanzable. Aquí distinguimos algunos aspectos de los más básicos e importantes, que deben construirse en las siguientes áreas:

- La educación: la educación ha de ser inclusiva, equitativa y de calidad.

- Vivienda digna: el hogar debería ser un lugar habitable, seguro y accesible para todas las personas.

- Atención sanitaria que garantice una calidad de vida La pobreza y la exclusión tienen un elevado impacto en la salud de las personas.

- Inclusión Laboral: Acceso a un trabajo digno y la retribución justa ayuda a crear sociedades más cohesionadas y equitativas.

- Soberanía alimentaria

Finalmente, la justicia social es necesaria e imprescindible para la convivencia humana. La pobreza y la constante vulneración de los derechos de las personas, ponen en riesgo el orden y la equidad. El hecho de que exista una Carta Magna de los derechos humanos no garantiza su cumplimiento; s aquí donde la existencia de la justicia social cobra todo el sentido para crear mecanismos efectivos que garanticen más oportunidades, derechos y obligaciones equilibradas que desarrollen la dignidad humana y así las sociedades puedan prosperar.

Código para noticias 1635

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 9 =