Mayo glorioso: logros y conquistas del pueblo palestino III

Segundo Paso para Nuestra América.- El destacado analista internacional Raimundo Kabchi nos revela que no es solo la resistencia o la guerra lo que está destruyendo el "estado sionista de Israel". Es el propio sistema de gobierno fascista el que contribuye a precipitar el desmantelamiento del "estado sionista". Muchos judíos que habitan en la Palestina usurpada rechazan las atrocidades que se han cometido contra el pueblo palestino; de igual modo, el miedo y la incertidumbre que sienten debido a la guerra y que pone sus vidas en riesgo, así como la xenofobia y la discriminación contra los propios judíos dentro de Israel, ha puesto a pensar a muchos de ellos sobre la necesidad de migrar a sus países de origen, donde tenían una mejor calidad de vida.

GM: ¿Cree en la posibilidad de una negociación sobre el territorio Palestino bajo acuerdo internacional o el camino es la recuperación de los territorios que han sido saqueados y el desmontaje del pretendido "estado de Israel "?

RK: No se requiere más guerras ni resistencia [de las que ya] existen y que hoy en día representan la voluntad del pueblo palestino para desmantelar el mal llamado “estado de Israel ”. Los propios nazis que gobiernan en Israel, a la cabeza [del] cual [está] Benjamín Netanyahu, son los que están haciendo posible el desmantelamiento de un “estado”, no por ser judío, no por ser de refugiados de la persecución en Europa; dicho sea de paso, los judíos han sido perseguidos en la Guerra de los Cruzados en los siglos XII y XII, en Palestina, conjuntamente con los cristianos y los musulmanes por los propios europeos; han sido perseguidos en la Rusia zarista, han sido perseguidos por la Europa nazi, pero en el mundo árabe jamás han sido perseguidos, ni siquiera hasta el día de hoy, después de 74 años de una guerra declarada del sionismo internacional en contra del pueblo palestino y de los pueblos árabes.

Entonces, yo digo que Israel se está desmantelando sola, ¿por qué?, porque vive gracias al flujo de inmigrantes venidos de países que, en la actualidad, no se sienten perseguidos, sino simple y llanamente existe para ellos un “estado” que se declaró judío, agarraron sus maletas de Paris y de Praga, de Moscú y de Londres, de Madrid y de Nueva York y Washington, de América Latina, de África, de Asia y fueron a vivir y que en un “estado judío”, un estado privativo de ellos, pero no con la idea de vivir siempre con un cuchillo entre los dientes, predispuestos a la guerra para matar, para asesinar a mansalva a civiles que no han tenido otra responsabilidad que haber nacido y crecido y vivido en Palestina a lo largo de los miles de años.

Entonces, hoy en día, estos que abandonaron sus respectivos países para tener una vida de placer, una vida primaveral, de repente se encuentran que tienen que vivir durante día y noche [con un] cuchillo entre los dientes, con las armas destructivas en contra de inocentes, hombres, mujeres, niños, por el simple hecho de que no son judíos de religión. Hoy en día, ellos sienten la necesidad de salir de Israel, porque ya no representa para ellos tranquilidad, sino todo lo contrario, ellos vivían muy bien en Europa, en Estados Unidos, en Canadá; en América Latina, aquí hemos tenido cuarenta, cincuenta mil judíos, nunca han sido perseguidos, uno de ellos llegó a ser presidente del Tribunal Supremo de Justicia, uno de ellos llegó a ser canciller de la República de Venezuela; y en otros países, en Argentina, en otros países, en todos los países han ocupado posiciones; en  Inglaterra, llegó a ser primer ministro y canciller un judío; entonces, [ya] este “estado” llamado “Israel” no representa para ellos tranquilidad, vida sana, sino más bien tienen que ser agresores y matones de otro pueblo que contra él no deben tener nada, ninguna rencilla; pero para ejecutar la política de los gobernantes sionistas y racistas, ellos se ven en la necesidad de vivir matando o muriendo.

Muchos de ellos van a agarrar sus maletas, su dinero está en bancas de Europa, de África, de Asia, de América, etc. y van a salir del país que ya no le representa la paz, no se sienten con su conciencia tranquila porque están masacrando a un pueblo que les dio cobijo cuando fueron perseguidos en otros países del mundo y en otras circunstancias y en otras épocas; encontraron refugio en países árabes, desde Marruecos hasta Irak y desde Siria hasta Sudán, y nunca han sido perseguidos, vejados o [vistos] como un elemento extraño a la sociedad árabe…hoy en día dicen “no tengo razón de quedarme en Palestina, no hay razón para seguir matando a inocentes palestinos, no hay razón para mandar mis hijos a matar o a morir, no, yo puedo vivir de nuevo en Europa, en América, en África, en Asia, en cualquier país del mundo, y no tenemos problema”.

El judío, hoy en día, es judío en el mundo entero y respetado y respetable. Solo en Israel, bajo el gobierno actual, o más bien el régimen actual, no el gobierno, es todo un régimen un “estado”, donde el judío ya lo tratan de que “este es ucraniano”, “este es ruso”, “este es marroquí, el otro es yemení”, […] o es sudanés, de Etiopia o de la India. En Israel nada más, el judío perdió su característica de pertenecer a una religión ancestral para convertirse en un extranjero dentro del propio Israel, un extranjero; de tal manera que, en las últimas elecciones, en vez de dos, tres partidos, cinco partidos que se disputaban el gobierno, hubo más de treinta partidos y el primer ministro que gobernó casi doce años los territorios ocupados de Palestina, en nombre de Israel, apenas logró, de ciento veinte diputados, treinta diputados. Por eso no pudo hacer un nuevo gabinete, tuvieron que aliarse dos de la oposición para ver si entre diez o quince partidos políticos pueden conformar un gabinete para ejercer el poder en Israel.

La vida es insoportable en Israel y los propios gobernantes están destruyendo lo que, a lo largo de los años, los últimos años, las últimas décadas, han construido sobre los cadáveres de los palestinos, con la sangre de los palestinos, persiguiendo a los palestinos . Así que no se trata de guerras en entre árabes e israelíes, se trata de una fractura horizontal y vertical en la sociedad israelí por primera vez desde su creación en 1947, 48.

Código para noticias 1674

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 0 =