África y Medio Oriente: Razones políticas, geopolíticas y geoestratégicas de una guerra criminal I

Segundo Paso para Nuestra América.- En esta entrevista, que hemos dividido en cinco entregas, el analista internacional, Ángel Tortolero, comparte con nosotros su visión acerca de lo que ocurre actualmente en Asia Occidental. Recupera el concepto de "arabidad" para sopesar la situación geopolítica en esa región y el comportamiento de algunas naciones que han traicionado la unidad árabe, entre ellas Marruecos, cuya monarquía ha pactado con Estados Unidos y el sionismo en desmedro del pueblo de la República Árabe Saharahui.

GM: Existe similitud entre la actuación criminal de Israel sobre Palestina y la actuación de la monarquía de Marruecos sobre el Sahara Occidental ¿Cuáles han sido las reacciones de los pueblos árabes a partir de la estocada de Marruecos al establecer relaciones con Israel a cambio del supuesto reconocimiento de su soberanía sobre el Sahara bajo la égida de EE.UU. (a través de un tweet), es decir, violentando todo el derecho internacional?

Á.T .:  Las relaciones internacionales del siglo XXI han demostrado que ya no hay intereses particulares de una nación sobre otra, sino simplemente el interés hegemónico sociocultural de Occidente sobre todos los países, con irrespeto hacia su cultura, su autodeterminación y sus modelos de gobierno; o sea, lo que implica la violación de la autodeterminación, principio básico para cualquier relación internacional.

El caso de Marruecos, como históricamente maltratador de la República Árabe Saharaui, se remonta al siglo XIX y prosigue en el siglo XX. Sabemos que son parte de la herencia colonial que dejó, en este caso España, que estuvo radicado allí en Melilla. Pero viéndolo en la perspectiva de la lógica perversa de Occidente, y cuando digo occidente, de la política exterior norteamericana, la Unión Europea y United Kingdom (o sea, el Reino Unido) vamos a ver dos líneas de comportamiento:

Una que va dirigida hacia cualquier pueblo que sea independiente y se declare libre; ese es el pueblo Árabe Saharaui, que se ha declarado libre frente a Marruecos, frente a unos gobiernos entreguistas que viven del soborno que hace Occidente por su posicionamiento en las costas del Mediterráneo, a la entrada del Mediterráneo; o sea, que vamos a tener una zona que geopolíticamente tiene una gran importancia para mantener la hegemonía de los imperios en ese lugar.

Por otra parte, Marruecos es uno de los países que más (que no estoy relacionando confesión judía con sionismo), pero vamos a decir que más participación sionista tiene. No olvidemos que allí no hay solo unas grandes sinagogas, sino unos grandes centros de operaciones del sionismo internacional que se enmascara tras una religión. De allí su relación directa con Israel . Esta relación se amplió y se potencia a partir de la promesa de que Israel va a traerle grandes beneficios a Marruecos y [Marruecos darle reconocimiento a Israel]; y cuando hablamos de Israel, estamos hablando de un núcleo imperialista que funciona como el aparato militar político (inclusive hasta ideológico) de los EE.UU. impreso en el Medio Oriente.

Es más, pudiéramos decir también de que Israel no es controlado por los EE.UU., sino viceversa, Israel controla a los gobiernos norteamericanos por la vía de controlarles los mercados, controlarles la finanza, controlarles la banca, si no, vea buscar son los apellidos que pululan tanto en el Banco Mundial como en el Fondo Monetario Internacional y el Departamento del Tesoro; y basta y sobra para uno darse cuenta de qué es Israel para los EE.UU. y qué es EE.UU. para Israel. Una relación ambivalente que unas veces sube de tono y otras veces, un poco subrepticiamente, va fortaleciéndose.

Con esa misma fuerza Israel ataca al pueblo palestino; entonces, Marruecos se desconoce, se desmarca, se desfigura como país de la "arabidad", dentro de la cultura árabe; y se vuelve enemigo de sí mismo, de su propia etnia, de sus propios orígenes, al apoyar a Israel en ese asesinato continuado, en ese holocausto continuado de Israel contra Palestina.

Me cuido de decir sionista contra Palestina, porque la religión judía está extendida por todo el Asia Occidental o el Medio Oriente (como le dicen los norteamericanos); está extendida por todo el Asia Occidental, la religión, como toda religión; y tiene presencia, pues, en el mundo entero, al igual que hay [musulmanes] en el mundo entero, cristianos en el mundo entero, budistas, maometanos, hinduistas, también hay judíos; pero no todos los judíos son sionistas, ni son asesinos, ni son invasores.

Entonces bueno, es condenable, son acciones criminales de exterminio cultural porque le interesa mucho acabar con cualquier sentido antropológico de autodeterminación. 

Entrevista realizada por Gabriela Molina, politóloga

Código para noticias 1675

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 8 =