La Segunda Administración de Bill “El Travieso”

Segundopaso - El Gatopardismo, en la visión de la política exterior norteamericana, es de indudable presencia. El uso de frases rituales, mesiánicas o de pragmatismo es una constante a todo nivel, ya Colin Powell repetía que los Estados Unidos son líderes porque la naturaleza y la historia les ha conferido esta obligación.

Expresiones repetidas desde la infancia y que las elites corean aplicadamente, cuando la ocasión así lo amerita. Y en el caso de Clinton, al asumir su segundo mandato lo vuelve a refrendar disciplinada y pesadamente, en una especie de Statu Quo de las ideas, un  deja estar que los acontecimientos en el mundo sucedan, pero nuestra visión de este personaje es incólume.  Las archisabidas ideas de defensa democrática, los Estados Unidos como una tierra de oportunidades y peticionaria de esfuerzos colectivos del pueblo norteamericano en el marco de su destino manifiesto "My fellow Americans, we must be strong, for there is much to dare. The demands of our time are great and they are different. Let us meet them with faith and courage, with patience and a grateful and happy heart. let us shape the hope of this day into the noblest chapter in our history. Yet, let us build our bridge. A bridge wide enough and strong enough for every American to cross over to blessed land of new promises" (1) 

Padres fundadores, héroes, dios, y hasta cardenales sirven a la hora de decir lo que siempre se ha dicho, en el sentido que los Estados Unidos demanda y merece grandes esfuerzos de su habitantes, esfuerzo que muchas veces se apoya en las espaldas de los pueblos del Tercer Mundo.  Las tautologías presentes en los discursos inaugurales de las presidencias estadounidenses causarían enormes dolores de cabeza,  a cualquier estudioso de análisis de contenido de tales documentos.  Si algo compartimos con las palabras de Clinton en su discurso inaugural es la petición de la bendición de dios a nuestro trabajo "May God strengthen our hands for the good work ahead - and always, always bless our América" y agregamos que también bendiga a los pobres pueblos, que deben soportar el actuar de esos Estados Unidos, que parecen creer que dios sólo existe para ellos.

Miguel Angel Valverde, en un interesante trabajo sobre la política exterior de Clinton (2) nos señala que “en el segundo periodo de Bill Clinton la llamada “doctrina de ampliación democrática” signada en su primer periodo de gobierno, continúa como guía en materia de política exterior. Con mayor margen, para dedicar tiempo y energía al ámbito internacional, Clinton tiene en mente la oportunidad de sentar las bases para el futuro inmediato del orden internacional. Así, se enumeran seis prioridades estratégicas

1. Reasegurar la presencia estadounidense en Europa. Apoyar la creación de un continente unido, democrático y pacífico mediante la expansión de la OTAN y además desarrollar vínculos de cooperación y seguridad con Rusia.

2.  Consolidar el papel de Estados Unidos como fuerza estabilizadora e integradora en Asia-Pacífico.

3.  Favorecer la prosperidad de la economía estadounidense, mediante la promoción de un sistema global libre y competitivo, con particular atención en las regiones de Asia-Pacífico y Latinoamérica.

4.  Asumir el papel de promotor de los acuerdos de paz en todo el orbe.

5.  Contener la amenaza a la seguridad nacional como la proliferación de armas de destrucción masiva, el terrorismo, el crimen internacional, el narcotráfico y la degradación ambiental.

6.  Mantener la capacidad militar y diplomática necesarias, para aplicar dichos objetivos.

Con Clinton, como nunca antes, la problemática interna tiene una inmediata repercusión en al ámbito de su política exterior, y eso lo pagan con creces, que es hablar de muertes civiles,  los pueblos como Somalia _ maquillaje para ayudar en la ampliación de los gastos militares - Sudán y Libia - a la hora que más problemas tenía Clinton por las dificultades con Lewinsky en el Salón "Oval" - otro punto interesante se refiere, a cómo el efecto dominó de Eisenhower tiene su expresión en el ámbito económico ya sea en el Efecto Tequila con México, o Japón. El cable tendido por Clinton no fue tanto para pagar a aquellos que invirtieron mediante especulación en México, puestos que estos ya habían retirado su dinero o lo habían perdido, sino apoyar la exportación de capital a países como Argentina y otros, y comprometerse a responder de sus pérdidas allí. 

Con relación a Cuba, William Clinton fue un actor más de la continuación de la Guerra Fría con Cuba, con ella nada ha cambiado, más aún ha sufrido una ampliación de su embargo a través de la Ley Torricelli (3)  y la Helms-Burton (4) que no hacen otra cosa que desconocer acuerdos internacionales y resoluciones de la ONU en orden a acabar con tales crímenes.  En el caso específico de la Ley Helms-Burton, dicha Acta endurece el bloqueo, con medidas inaceptables en el derecho internacional, sobre todo en lo que se refiere a su Título II, y que en ocasiones ha tenido frenos, más por la férrea oposición de aquellos países que tienen inversiones en la isla, como es el caso de Canadá, Italia y España principalmente, que por razones de defensa de los derechos humanos del pueblo cubano.

Esto nos confirma que a la hora de los negocios no interesa a quien tenemos en frente, con tal que la rentabilidad supere a los costos de inversión.  Decíamos que era un endurecimiento del bloqueo contra Cuba, que en el gobierno de Bush ya se había manifestado con el Cuban Democratic Act of October 23 of 1992,  que extendía el embargo con disposiciones que ya entraban en la violación del concepto de extraterritorialidad. En esto debemos mencionar que tales Actas de aplicación externa, tenían su explicación por el poder del lobby cubano en el Congreso norteamericano,  lo que nos confirma la coherencia de ambas políticas.

Ismary González Miro especialista del Ministerio de RREE de Cuba en su trabajo “Política Exterior de la Administración Clinton Hacia América Latina” señala que “el principio rector fue mantener el liderazgo y la dominación sobre su área natural de influencia y bajo la retórica de la amenaza a su seguridad nacional, impusieron su orden en el continente, violando los derechos elementales de los Estados y los pueblos a ejercer su soberanía e independencia. Otro de los pilares de la política de Clinton hacia América Latina fue la lucha contra el tráfico de drogas y el lavado de dinero. Además de las acciones realizadas hacia México y Centroamérica. Política que se manifestó en el apoyo al "Plan Colombia" con un financiamiento de 1600 millones de dólares durante 2 años.  

En su  discurso ante la 30 Conferencia del Consejo de las Américas Clinton sostuvo "Eso representará multiplicar por diez nuestra ayuda, para promover el buen gobierno, la reforma judicial, la protección de los derechos humanos y el desarrollo económico. También le permitirá el programa antidroga de Colombia infligir daños serios a la actividad de producción de drogas, en rápida expansión, en zonas ahora dominadas por la guerrilla o los grupos paramilitares. [...] Es necesario que ayudemos a adiestrar y equipar el batallón antinarcótico de Colombia, mejorar los esfuerzos de intercepción, proveer apoyo de inteligencia y logístico a la misión contra las drogas, incluyendo protección de fuerzas" (5).

Una política que generó discusiones incluso en el propio congreso estadounidense, para aprobar ese presupuesto, el que finalmente salió adelante. Una política de supuesto apoyo a la lucha contra las drogas, donde Estados Unidos es el principal mercado de demanda de todas partes del mundo, según señala la oficina de las Naciones Unidas, para el combate al delito y las drogas, en todos sus informes anuales. La política de apoyo al "Plan Colombia" sirvió como mascarada para el combate a las guerrillas colombianas como, las FARC y el ELN, de tal forma de generar un entorno seguro para la sin versiones estadounidenses y sus aliados, a la vez que ha fortalecido la guerra sucia llevada a cabo por gran parte de las administraciones de gobierno colombianas. Tengamos presente que el dinero que Washington ha dado a Colombia no ha tenido nunca se ha utilzado en la lucha contra el paramilitarismo, que es sostén de los gobiernos colombianos en su lucha contra la guerrilla, los movimientos sociales e indigenistas.

En el plano más intervencionista, recordemos que la primera ocasión en que “Bill el travieso” aplicó su doctrina fue en Haití, donde un golpe de estado militar, dado contra el presidente Jean Bertrand Aristide generó una crisis migratoria, que llevó a las costas estadounidenses a miles de balseros haitianos. Tal hecho generó la reacción del gobierno de Clinton de establecer un protectorado en la nación caribeña, obligando al golpista general Cedrás a exiliarse. Bajo el marco de ideas de construir una democracia segura, estable y prospera, Haití sería el puntapié inicial para que la administración Clinton , invocando dichas ideas acabara fragmentando a la ex Yugoeslavia al intervenir junto a la OTAN en Bosnia Herzegovina y en Kosovo.

“Las negociaciones de paz de Dayton y el subsiguiente protectorado internacional de Bosnia y Herzegovina –sobre la base de dos entidades autónomas, la Federación de Bosnia y Herzegovina, de mayoría musulmana y croata, y la República Srpska, de mayoría serbia– generó un nuevo intento de construcción de instituciones democráticas a través de la citada figura del protectorado internacional En el caso de Kosovo – nuevamente sobre la base de principios humanitarios como la protección de la población albanokosovar frente a Serbia – la intervención condujo a una serie de bombardeos sobre Serbia –sin el apoyo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por la amenaza del veto ruso– que nuevamente llevó al establecimiento de un protectorado asentado sobre las bases de la construcción de instituciones democráticas, convivencia entre diversos grupos étnicos y prosperidad económica”.

Lo señalado sería la base, el terreno preparado con el abono  intervencionista, para las guerras que Estados Unidos llevaría cabo bajo George W. Bush cuyos fundamentos teóricos avalados por liberales y neocons tendría tres líneas de acción principales: Paz no a cualquier precio, sino que una paz democrática. El proteger como responsabilidad de Estados Unidos y vinculado con ello la preminencia de la hegemonía estadounidense. Según la visión y práctica de este país, contrario a las ideas y conductas de gran parte del mundo. La administración Clinton terminó sin pena ni gloria como ha sido la vida pública y privada de Bill El Travieso.

Bill Clinton, con vestido y taconazos: la imagen más humillante del ex presidente estaba en casa de Epstein

Pablo Jofré Leal

Articulo Exclusivo para www.segundopaso.es

1. https://avalon.law.yale.edu/20th_century/clinton2.asp “Mis conciudadanos, debemos ser fuertes, porque hay mucho que atrevernos. Las exigencias de nuestro tiempo son grandes y diferentes. Enfrentémoslos con fe y valentía, con paciencia y un corazón agradecido y feliz. démosle forma a la esperanza de este día en el capítulo más noble de nuestra historia. Sin embargo, construyamos nuestro puente. Un puente lo suficientemente ancho y fuerte para que todos los estadounidenses crucen a la tierra bendecida de nuevas promesas”

2. https://forointernacional.colmex.mx/index.php/fi/article/view/1481/1471

3. Ley Torricelli. Proyecto presentado en el primer período de sesiones del 102 Congreso de los EE.UU., por Robert Torricelli, representante demócrata y posteriormente senador por Nueva Jersey, y por el senador por el estado de la Florida, Bob Graham. Una ley sancionada en el Congreso norteamericano y que fue promulgada por el ex presidente George Bush (padre) el 23 de octubre de 1992, en plena campaña electoral, con el propósito entre otros, de ganarse al electorado de la Florida.Tiene como objetivo fundamental aislar totalmente a Cuba del entorno económico internacional y hacer colapsar su economía. Las disposiciones contenidas en esa legislación, de carácter profundamente extraterritorial, constituyen una flagrante violación de las normas internacionales que rigen la libertad de comercio y navegación y reflejan el desprecio e irrespeto hacia la soberanía de terceros Estados. Es una de las expresiones más acabadas de la línea agresiva del imperio contra la Revolución cubana, al articular toda una retórica eufemística que enarbola conceptos como democracia, derechos humanos, economía de mercado, sin descartar la sugerencia de una posible intervención militar. https://www.ecured.cu/Ley_Torricelli

4. Ley  Ley Helms-Burton. Proyecto legislativo nombrado "Ley para la libertad y la solidaridad democrática cubana", que contempla la internacionalización del bloqueo; la negativa de créditos y ayuda financiera a países y organizaciones que favorezcan o promuevan la cooperación con Cuba; dificultando la inversión extranjera en la isla. https://www.ecured.cu/Ley_Helms-Burton

5. http://biblioteca.clacso.edu.ar/gsdl/cgi-bin/library.cgi?a=d&cl=CL2&c=cu/cu-017&e=d-11000-00---off-0cu%2fcuZz-017--00-1----0-10-0---0---0direct-10---4-------0-0l--11-es-Zz-1---20-about---00-3-1-00-0--4----0-0-01-00-0utfZz-8-00

Código para noticias 1682

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 9 =