Haití: el crimen organizado y la imposición de la violencia transnacional

Segundo Paso para Nuestra América - Previo a los acontecimientos sucedidos en Haití este 7 de julio, con el asesinato del presidente Jovenel Moise y la primera dama Martine Moise, contamos con la participación del activista Jean Jores, miembro de una organización de Haití dedicada a la lucha por los derechos humanos. Jores conversó con nosotros acerca del contexto político que viene viviendo este país del Caribe en el marco de la lucha constante por redefinir un sistema político que, desde hace siglos, se ha basado en la persecución contra el pueblo haitiano para la dominación de esta región geoestratégica. Abordamos el tema de la violencia organizada en esa empobrecida pero heroica nación, y del apoyo que los EE.UU. y la ONU les brindan a las bandas denominadas G9, así como la posibilidad de un referéndum para la aprobación de una nueva Constitución que no fue debatida por el pueblo, sino escrita por una élite del gobierno.

 SPNA: Haití estuvo cerca de realizar el 27 de junio un referéndum para modificar la Constitución. El mismo ha sido suspendido, según se anunció, por razones sanitarias. ¿Considera que es la única razón de su suspensión?

JJ: El Gobierno del presidente Jovenel Moise (es un presidente ilegal porque su mandato se acabó el 7 de febrero de 2021, según la Constitución), propuso realizar un referéndum para cambiar la constitución del país. Vale destacar que, en Haití, ese gobierno es muy impopular por distintas razones, como las muchas masacres, más de trece masacres al menos en los barrios populares.

Este gobierno participó en tramas de corrupción en el país, entonces hay todo un caldo de cultivo que permitió una revuelta popular en Haití en los años pasados, del 2018 al 2020. En ese marco de ilegitimidad e ilegalidad, el presidente propuso ese referéndum para cambiar la Constitución.

Una de las razones por las que el presidente quiere realizar el referendum es que quiere garantizar la impunidad para los miembros de su gobierno. También quiere que su grupo de gobierno se eternice en el palacio nacional.

Hay también multinacionales que quieren explotar oro y plata en Haití, que quieren esa constitución para dar al presidente la potestad de decidir las concesiones de la explotación minera en el país.

Ha habido muchos levantamientos en contra del referéndum. El gobierno estaba tratando de impulsar algunos debates en todo el país. Sin embargo, cuando salen para las provincias, la gente se moviliza e impide los debates y eso hace que el presidente no tenga la capacidad para realizar el referéndum, la capacidad coercitiva para realizar el referendum.

Tomaron el coronavirus como excusa para decir que no van a poder realizar la elección y eso es un pretexto, pero es porque no tienen la capacidad coercitiva, como dije, que cancelaron el referéndum en el país.

SPNA: ¿Qué implica para el pueblo haitiano la posibilidad de redactar un nuevo texto constitucional?

JJ: Realmente debo decirle que el texto constitucional fue redactado por cinco personas, realmente la población tenía que aprobarlo en el referéndum.

Entonces para 11,26 millones de habitantes, hay cinco amigos del presidente que se sientan en el palacio nacional para escribir una constitución para todo el país. El referéndum no va a elegir constituyentes para redactar la Constitución, solamente iban a realizar el referéndum para aprobarlo.

Hay una necesidad de realizar enmiendas en la constitución porque la constitución que tenemos merece cambios, ya sabe que todo puede cambiar. Y este sentimiento o este reclamo de la mayoría de la población de redactar una nueva constitución, Jovenel está aprovechando para volver a hacer pasar su constitución que va a garantizar su impunidad.

SPNA: El cerco mediático sobre Haití es impresionante. ¿Qué está pasando en estos momentos con las bandas armadas denominadas G9?

JJ: Hay una banda armada que se llama G-9 an Fanmi e Alye (el Grupo de los 9 en familia y alianza) que está actuando sobre todo en el área metropolitana, están secuestrando, matando, imponiendo su miedo a las personas que viven ahí.

Y están actuando con toda impunidad porque son grupos armados importantes para el régimen. El régimen mismo hace una federación de gángsters. El G-9 es una federación de gángsters que está actuando bajo la orden del presidente o de su grupo de poder que está en el palacio nacional.

SPNA: ¿Cuál es el papel de la ONU en la defensa de los derechos humanos del pueblo de Haití? ¿Apoyo al pueblo o apoyo al G9?

JJ: La ONU tiene un organismo en Haití como la ONUFAM. La ONU apoya algunas organizaciones en el término de DDHH, sin embargo, la ONU como es una organización multilateral donde el Estado haitiano sesiona, más bien está actuando o está considerando los informes del régimen. Falta el componente de la sociedad civil en los informes de la ONU.

Es verdad que hay masacres como la de La Saline que la ONU está investigando y denunciando, y exige el arresto de los culpables. Sin embargo, vemos que la ONU trabaja más con el Estado, es verdad es normal, pero la sociedad civil debe tener un espacio importante en la definición de las estrategias de defensa de DDHH del país.

Y la ONU dijo que el G9 contribuye a reducir los homicidios en el país, es como dar luz verde al G9. No es verdad, creo que es el gobierno que pasó esa información a la ONU. Pues no es verdad, G9 es un grupo que está aterrorizando a la población civil.

SPNA: ¿Cuál sería la responsabilidad de las organizaciones políticas y movimientos sociales del continente y del mundo para manifestar su solidaridad con Haití?

JJ: Ya sabemos que sin solidaridad internacional no vamos a salir de lo que estamos enfrentando. El régimen tiene su solidaridad internacional a través del imperialismo que ha impuesto el presidente en el palacio nacional.

Entonces los movimientos sociales, las organizaciones políticas, deben escuchar o deben apoyar al pueblo haitiano en sus luchas, deben ver cómo movilizar la opinión pública mundial al respecto de lo que está pasando en Haití que es una situación dictatorial donde el gobierno, el régimen, quiere eternizarse en el poder fuera de su periodo constitucional.

Entrevista realizada por Gabriela Molina

Código para noticias 1723

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 1 =