publicado el: 4 agosto 2021 - 04:34
Amores Perros

Segundopaso - En una sociedad liderada por el pensamiento liberal, que en la transición de los valores culturales a la modernidad cae, de hecho, en la trampa de los amores impuros, la primera víctima es la familia.

Episodios impuros

“Amores perros” es la primera experiencia como director del cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu. Se trata de una obra del género drama y crimen producida en el año 2000 en México: se granjeó la admiración de muchos críticos y recibió numerosos premios.

Resumen de la película

“Amores perros” narra la historia de tres vidas que se entrecruzan como consecuencia de un accidente en una calle. Estas historias entrelazadas expresan la crueldad del ser humano y cómo se refleja en sus vidas personales. Un accidente en una calle de la ciudad de México reúne a tres clases sociales; es decir: clase baja, media y rica. Es como si el director quisiera enviar un mensaje a todos los ciudadanos, que sea cual sea su nivel social verá las consecuencias de sus actos.

La primera parte de la película narra la vida de Octavio, su hermano (Romero) y su cuñada Susana. Susana y su esposo Romero mantienen una deteriorada relación y Octavio, que ama a Susana y es su amante, le pide que se escape con él.

La segunda parte de la película muestra la relación de Valeria y Daniel. Valeria es modelo de una conocida empresa de ropa dirigida por Daniel. Daniel deja a su esposa e hijos y comienza a vivir con Valeria.

La tercera parte relata la historia de un hombre llamado El chivo, que entró en la cárcel cuando su hija tenía 2 años, y después, cuando fue puesto en libertad y al sufrir el rechazo de su familia, se convirtió en asesino.

Análisis

Dado el predominio de la escuela del liberalismo sobre la sociedad y su avance hacia la modernidad, se observa la destrucción de los valores culturales y tradicionales. Este pensamiento hace hincapié en la renovación y la modernidad, en dejar de lado las tradiciones, considera, además, que la única vía para llegar al progreso es la modernidad y dejar de lado la religión o por lo menos cambiar esta de forma que se adecúe con los objetivos y la visión de una libertad extrema, sin ninguna limitación. Este pensamiento extremista y absolutamente individualista se puede ver obviamente en la obra de Alejandro Gonzales Iñárritu.

El primer episodio

La primera historia trata sobre una familia que vive en una de las zonas más pobres de la ciudad y que tiene problemas para cubrir sus necesidades básicas. El hermano mayor de la familia comete un robo a mano armada para satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia. Sin embargo, Romero no trata adecuadamente a su esposa ni a su hermano menor. Esta pequeña comunidad enfrenta una anomalía que puede causar un daño irreparable a esta microestructura social y al resto. Con sus acciones violentas y comportamiento, Romero desanima a su esposa e incluso llega a traicionarla. Veremos cómo su esposa Susana, para compensar esta deficiencia, se apega emocionalmente a su cuñado Octavio. Este ciclo lleva a celos semejantes a los que Caín sintió por Abel, e incluso Octavio paga para que su hermano sea golpeado hasta la muerte y poder así alcanzar su objetivo; o sea, estar con Susana. Pero, de acuerdo con la filosofía de la película, cada acción tiene una consecuencia, y esa anomalía eventualmente golpea a esta familia y la rompe. En una de las escenas, Octavio, inmediatamente después de entrar a la casa, ve la imagen de la virgen María y Jesús, y se hace la señal de la cruz sobre el pecho, pero, en el fondo, Octavio quiere abandonar estos valores religiosos y culturales a favor de la modernidad o limitar la religión al mero gesto de persignarse. Incluso va más allá, tratará de adecuar la religión a las libertades extremas y, en contra del marco religioso y consuetudinario de la sociedad, experimentar un amor prohibido con Susana.

Además de esto, esta familia tiene un perro llamado Cofi, que puede ser el símbolo de la familia, pues se trata de un perro abandonado en las calles que para sobrevivir se deshace de otro perro que le persigue para pelear. Esta manera de liberarse se resume en la anomalía de “matar para sobrevivir”. Lo mismo que hace Octavio, el dueño de Cofi, con su rival: lo mata para vengar a Cofi. A lo largo de toda la película, ni Octavio ni Romero van a tratar de luchar contra sus instintos biológicos; al contrario, temerariamente les dan las alas hasta llegar al punto de su destrucción.

Segundo episodio

En la segunda historia, el director se enfoca en la sociedad rica, que obtiene el poder mediante el dinero, y la familia que se ha formado se está desmoronando por puro capricho. Daniel es otra víctima de la libertad y la codicia humana, cuya ambición lo lleva a dejar a su familia y enamorarse de la famosa modelo Valeria, y así sacrifica todos los valores y compromisos en mor de sus propios deseos. En una secuencia, el director muestra el apartamento del edificio donde viven Daniel y Valeria para expresar la debilidad de la relación. Tan pronto como llegan, se abre un agujero en el suelo del apartamento donde está Valeria. Tras abandonar a su familia, Daniel va a ver las consecuencias de sus actos, y después del accidente de Valeria, queda aislado y ve su vida arruinada. Esta familia también tiene un perro llamado Ritchie, este juega con una pelota y, siguiendo su instinto, se mete por el agujero que se ha abierto en el suelo del apartamento. Así es arrastrado a un lugar en el que solo reinan la oscuridad y la suciedad. Ritchie es el símbolo de Daniel arrojándose a un pozo y arruinando la vida de su esposa e hijos por perseguir deseos fugaces, e incluso llega a perder su nueva vida. Y esta pérdida tiene sus raíces en la ingratitud y falta del compromiso con los valores culturales, y así mismo, en las libertades extremas derivadas de la modernidad.

También puedes leer: The Mauritanian "El Lado Oculto de la Democracia Estadounidense"

Tercera episodio

La tercera historia trata sobre la vida del actor principal de la película; es un anciano, que anteriormente fue maestro y trabajaba para mejorar la sociedad. Fue condenado a 20 años de prisión por luchar contra la discriminación social y la corrupción gubernamental, lo que hizo que su familia lo rechazara.

El chivo trabaja como asesino después de salir de la cárcel. El chivo es más un vagabundo que un ciudadano; un vagabundo entre el pasado y el presente.

Sufre por no haber podido ser un padre completo para su hija, y este dolor le ha hecho indiferente a todos sus ideales.  El director, como en los episodios anteriores, muestra esta situación por medio de los perros: varios perros callejeros conviven con el protagonista de la película, esperando conseguir algo para comer y un lugar para dormir sin ningún propósito.

En la tercera historia, se representa la historia de Abel y Caín. Vemos que un hombre le pide a El chivo que mate a su hermano, que es su socio comercial. Cuando El chivo comprende el asunto, intenta poner a los dos hermanos cara a cara para reescribir la historia de Caín y Abel en el libro de la historia humana.

En las escenas finales de la película, El chivo deja a los dos hermanos solos con un arma para que luchen por sus vidas. Esta secuencia es una retrospectiva de las primeras escenas de la película, en la que los perros luchan a muerte para ganar y salir vivos del campo de batalla. De hecho, el director considera a los perros como un símbolo del ser humano que sigue sus caprichos y deseos animales sin tener en cuenta la razón y la sabiduría, y de esta manera, destruyen la vida y el alma de los demás.

El director muestra perfectamente las andanzas de El chivo. Cuenta la historia de su vida y el absurdo de esta de una manera desconocida y asombrosa y, con ello, pretende inspirar inconscientemente al espectador la confusión provocada por el pasado y el pensamiento nihilista de El chivo; y este surge de haber olvidado los valores por los que luchó hace muchos años: ya no se afana en pro de la justicia y debe vivir su vida en la confusión.

Episodio de liberalismo

Una sociedad que se construye sobre las libertades del ser humano con una visión liberal y utilitaria, y cuyos miembros prefieren lo inútil a los valores humanos y reveladores, está abocada a la destrucción; y si en ella nace un amor será un amor impuro. El liberalismo no se puede considerar un ideal cultural, porque uno de sus conceptos es la modernidad, e introduce los valores culturales de una sociedad como bloqueo del progreso de las sociedades. Además, una persona que no ve ninguno de los asuntos de manera justa y equitativa no puede ser religiosa y, dada su mera visión supersticiosa de la religión, olvidará los valores religiosos que subyacen a sus pensamientos, puntos de vista y comportamiento sobre diversos temas. 

Finalmente, debe decirse que la libertad absoluta e incondicional en todos los aspectos que se muestra en la película "Amores perros" es completamente contraria a la verdadera justicia, porque provoca el desgarro de los valores y es, evidentemente, un obstáculo en la vía del crecimiento y desarrollo de la sociedad y en la adopción de un punto de vista trascendente, ya que este tipo de visión nunca será civilizador y aboca a la sociedad a la degradación.

Código para noticias 1784

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 0 =