publicado el: 22 agosto 2021 - 07:42

Afganistán, la catastrófica derrota de EE.UU. y sus repercusiones geopolíticas IV

Entrevista a Omar Haassan Fariñas. Ilustración: Etten Carvallo
Afganistán, la catastrófica derrota de EE.UU. y sus repercusiones geopolíticas IV

Segundo Paso para Nuestra América.- Los medios de comunicación hegemónicos tuvieron un papel estratégico en la retirada estadounidense de Afganistán. El mundo fue desinformado acerca de los verdaderos acontecimientos que estaban teniendo lugar en ese país de Asia Occidental, al difundir la matriz de que se estaba desarrollando una guerra civil entre los Talibán, el pueblo y el gobierno títere afgano. En esta cuarta entrega, Omar Haassan continúa y amplía su análisis acerca de si ha sido o no sorpresivo conocer que en realidad la toma de todo el país, por el movimiento Talibán, se llevó a cabo sin que el gobierno y su ejército opusieran resistencia.

Entonces retomando el tema de los medios de comunicación, esa es la razón principal por el cual lo que ha sucedido es una sorpresa. Si usted es un observador de los procesos que se están dando o se han dado en los últimos veinte años en Afganistán, dentro de Afganistán, nada de esto sería una sorpresa, nada, todo esto sería completamente predecible y esperado incluso, porque ellos sí pueden ver más allá de la mentira que los medios de comunicación, especialmente los hegemónicos, al servicio de la proyección de poder estadounidense, nos han indicado.

Nos han vendido una lucha titánica entre el pueblo y el gobierno de Afganistán contra el organismo terrorista, extremista, de los Talibán. La idea no es defender a los talibanes, la idea no es hablar de qué tan equilibrado son o serán, la idea es tratar de darnos cuenta que nosotros esperamos una guerra civil relativamente larga antes de que Talibán tome control de Kabul y efectivamente eso no sucedió. Sucedió algo muy diferente, no hubo guerra civil y se tragaron todo el país en el contenido de quizás una semana nada más. Es imposible, por tan poderoso que tu seas, que una guerrilla gane tan aceleradamente, al menos que ya tiene una gran parte del proceso ganado o, y esta también puede ser una razón conjunta no alternativa, que es que no hubo una guerra en las últimas dos semanas, no hubo una guerra, sino simplemente ellos expandiendo y tomando el espacio vacío que el colapso de lo que llamaban el gobierno de Afganistán era una falacia, era ficticio.

El gobierno de Afganistán, agente de los Estados Unidos, era meramente tres o cuatro títeres en unas zonas de la ciudad de Kabul y esa ilusión la mantuvieron por tanto tiempo los medios de comunicación, a darnos la impresión de que era un gobierno nacional establecido sobre un territorio y en control del mismo. Nuestra sorpresa de lo que ha sucedido, no está justificada, porque si estamos en el terreno o estamos recibiendo noticias sinceras y verdaderas, y no manipulaciones de los medios de comunicación internacional, esto no hubiera sido una sorpresa para nadie; pero una sorpresa para todos, incluyendo a mi persona, pero claro es que estamos entendiendo por qué es una sorpresa, porque nos engañaron, nos engañaron al crear tanta ilusión, tanta mentira para poder darle sustancia y estructura a algo que estaba muerto y podrido por dentro que es el proyecto estadounidense en Afganistán y en Asia Central en general. Esa ilusión que tenían que mantener, para que veamos el poder de los medios, para crear esas ilusiones falsas que la inflan con su mentira y después viene la aguja, tarde o temprano viene la aguja de la verdad y explota esa falsa e inflada construcción que nos han hecho.

Por eso es que tenemos esa sorpresa y hay que explorar con más detalle hay que hacer una investigación mucho más rigurosa para comparar y ver cuál es la imagen que estos medios de comunicación nos han creado y cómo efectivamente se puede ver en la realidad; porque es imposible, es imposible creer que esa imagen de un verdadero gobierno en control de un territorio sea correcta si lo que acaba de suceder, acaba de suceder y creo que nadie puede dudar de que efectivamente el Talibán está en control de todo Afganistán sin tener que masacrar a casi nadie. Esta realidad que vivimos el 15 de agosto es imposible reconciliar con toda la basura que tienen veinte años alimentando los medios de comunicación hegemónicos y eso es el punto de partida de una investigación o de una serie de investigaciones críticas que hay que hacer para poder empezar a procesar y entender esta inmensa sorpresa este inmenso cambio estrategia qué vamos a vivir en el sistema internacional a partir de ahora.

Código para noticias 1848

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 1 =