publicado el: 29 agosto 2021 - 21:29

Radio Islam al Dia

Arteria

Narraciones del Imam Husain (P)
Arteria

Islamaldia - El corazón está conectado a todas las células del cuerpo por solo dos tipos de vasos sanguíneos: las arterias y las venas. Ninguna célula del cuerpo puede recibir sangre del corazón sin la mediación de las arterias ni enviarla al corazón sin las venas y, por ello, si cortamos alguna de estas dos, entonces el hombre muere.

Al igual que las células del cuerpo humano necesitan de la sangre del corazón para sobrevivir, el hombre requiere de la misericordia y la bendición de Dios para ser feliz en su día a día material y espiritual. El ser humano, para conseguir la fuente de favor divino, también se ve necesitado de un intermediario. Dios, en el sagrado Corán, dice:" ¡Oh, los que creéis, temed a Dios y buscad la manera de acercaros a Él!"

Los profetas y los Imames son, en realidad, los intermediarios para acercarse a Dios, y la relación con el profeta y su familia es necesaria y vital para llegar al corazón del mundo, es decir, Dios Todopoderoso. En cada período, Dios encarga a un profeta o a un Imam de establecer un vínculo entre la tierra y el cielo. Ellos son los santos vasos por los cuales fluyen hacia el mundo todas las gracias del corazón del universo.

El Imam Husain (P) es uno de esos sagrados vasos y quien se una a él seguramente será del todo feliz. Husain (P) es el más santo vaso del universo y, según la promesa divina, quien se relacione con él será perdonado, incluso si la carga de sus pecados es mayor que la de las montañas, los mares y los desiertos. Dios cubrirá a todas aquellas personas que estén vinculadas a este vaso especial con su particular y extensa Misericordia.

Esto se debe a que Husain (P) es la arteria y, de no haber existido, las enseñanzas verdaderas de su abuelo no se habrían transmitido a las generaciones posteriores y, en ese caso, hoy no quedaría ningún efecto del Islam puro del profeta de Dios, Muhammad (P). Este es el sentido de la palabra del mensajero de Dios mencionando: "Husain es mío y yo soy de Husain", es decir, la continuación de la religión de Muhammad nos llega a través de la sangre de su hijo Husain. Husain (P) es la arteria y la vena yugular que cercenaron el día de Ashura en Karbala para cortar así la corriente de libertad y resistencia contra la incredulidad y la opresión, pero no sabían que la sangre de Husain (P) es una verdad que seguirían permanentemente fluyendo en el vaso y la raíz de la libertad.

Código para noticias 1867

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 4 =