publicado el: 7 septiembre 2021 - 17:03

Lo Reciente

Fracaso Americano "Erase Una Vez En Afganistán"

Veinte años después del 11 de septiembre, Los Marines Americanos Salen Humillados de Afganistán
Fracaso Americano "Erase Una Vez En Afganistán"

Segundopaso - Presentamos una breve cronología de los sucesos acaecidos en Afganistán desde que el 2001 el presidente George W: Bush ordenara la Invasión al país asiático, hasta este mes de agosto cuando el actual inquilino de la casa blanca Joe Biden ordenara la retirada humillante de los soldados americanos, sin ningún logro y creando una serie de problemas psicológicos en las líneas militares del país norteamericano, un terremoto de desolación en la visión de la política exterior de estados unidos se hace visible, pero aun así los yanquis por debajo de la mesa no resignan su presencia en Oriente Medio y Asia Occidental.

El 11 de septiembre de 2001, las cadenas de televisión de todo el mundo transmitieron imágenes de dos aviones de pasajeros estrellándose contra las Torres Gemelas del World Trade Center, unas imágenes que sorprendieron al mundo entero.

Mohammad Reza Taghizadeh, un experto en asuntos internacionales, escribe en una nota: “Veinte años después del 11 de septiembre, el 31 de agosto de 2021, los medios de comunicación mundiales difundieron imágenes de la retirada del último militar estadounidense de Afganistán, unas imágenes que muestran la humillación de los estadounidenses ”.

En los últimos 20 años, tuvieron lugar dos eventos históricos en Afganistán: uno fue cuando, tras el atentado del 11 de septiembre, el entonces presidente de EE.UU., George W. Bush, ordenó la invasión de Afganistán; y el otro, cuando el actual presidente, Joe Biden, ordenó la salida de Afganistán.

Estados Unidos retira sus tropas de Afganistán 20 años después, mientras los talibanes han regresado al poder. Esta nota examina el proceso de la entrada de Estados Unidos en Afganistán y su humillante salida.

Los ataques del 11 de septiembre, un evento que desafió el poderío de EE.UU.

A las 8:46 a.m. del 11 de septiembre de 2001, el vuelo número 11 de American Airlines se estrelló contra la Torre Norte de las Torres Gemelas del World Trade Center en Manhattan, al sur de la ciudad de Nueva York. Solo unos minutos después, a las 9:03 a.m., el vuelo número 175 de United Airlines se estrelló contra la Torre Sur del World Trade Center.

El Gobierno de Estados Unidos dijo, tras los ataques, que los aviones estadounidenses fueron secuestrados por 19 miembros de Al-Qaeda, incluidos 15 ciudadanos saudíes, dos de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un egipcio y un libanés.

Como afirmó en aquel entonces el Gobierno estadounidense, muchos de los secuestradores eran ciudadanos saudíes, pero Estados Unidos invadió el 7 de octubre de 2001 Afganistán, en forma de una coalición, so pretexto de reprimir a Al-Qaeda y sacar a los talibanes del poder. El gobierno talibán cayó 70 días después del ataque de Estados Unidos y sus aliados.

El Reino Unido, Francia y Alemania fueron aliados clave de Estados Unidos en esa guerra y apoyaron las acciones estadounidenses.

Durante años, el Gobierno de EE.UU. prefirió no comentar el papel de Arabia Saudí en los sucesos del 11 de septiembre, pero, en 2016, el Senado norteamericano desclasificó un informe conocido como el “Informe de 28 páginas”.

Lo que revela el “Informe de 28 páginas” es que algunos secuestradores del 11 de septiembre recibieron financiación de personas vinculadas al Gobierno saudí. Varias fuentes de la Oficina del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de EE.UU. creen que al menos dos de los secuaces de los secuestradores eran agentes saudíes de inteligencia y de inteligencia extranjera.

Según este reporte, las autoridades saudíes en Estados Unidos pueden tener otros vínculos con Al-Qaeda y otros grupos terroristas.

Con todo esto, después de 20 años, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha ordenado, presionado por las familias de las víctimas del 11 de septiembre, que algunos de los documentos relacionados con los ataques sean desclasificados y puestos a disposición del público en los próximos seis meses.

La humillante salida de las tropas estadounidenses de Afganistán

El Ejército de EE.UU. anunció el 31 de agosto de 2021 que había retirado sus últimos efectivos militares de Afganistán, poniendo así fin, de forma oficial, a la ocupación de 20 años de Afganistán por parte de Estados Unidos; no obstante, Washington salió con humildad de Afganistán sin ningún logro.

“El último avión C-17 [de evacuación de las tropas estadounidenses] despegó del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai este 30 de agosto, a las 3:29 p.m., y el último avión tripulado ahora está despejando del espacio aéreo de Afganistán”, dijo a la prensa el general Kenneth McKenzie, jefe del Comando Central de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos (CENTCOM).

Horas después de la humillante salida de la última fuerza estadounidense de Afganistán, la embajada de Estados Unidos en Kabul (capital afgana) anunció en su sitio web que todas las operaciones en esa embajada habían sido suspendidas.

La representación estadounidense declaró, además, que, a partir de ahora, se brindará asistencia a los ciudadanos estadounidenses y sus familias en Afganistán desde la embajada de Estados Unidos en Doha, Catar.

Tras la retirada de la última tropa estadounidense de Afganistán tras 20 años de ocupación, se publicaron varios vídeos en los medios de comunicación que mostraban las celebraciones de las fuerzas talibanes.

Pérdidas estadounidenses en Afganistán

Conforme al Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono), entre 2001 y 2021, 2442 militares estadounidenses perdieron la vida en Afganistán y 20 666 resultaron heridos.

Las últimas cifras de caídos entre las tropas estadounidenses en Afganistán se remontan a la explosión del 26 de agosto de 2021 en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai de Kabul, en la que al menos 13 soldados estadounidenses murieron, de acuerdo con diversos informes.

Las guerras y conflictos en Afganistán también provocaron la muerte de 1144 efectivos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), como indicó el sitio web iCasualties.

Asimismo, los datos del Gobierno de Estados Unidos muestran que se han gastado alrededor de 887 000 millones de dólares desde el inicio de la guerra en Afganistán, pero el Proyecto Costos de la Guerra, de la Universidad de Brown, estima que el costo total de la guerra fue de 2,26 billones de dólares.

Según el Proyecto Costos de la Guerra, a diferencia de otras guerras en la historia de Estados Unidos, el país norteamericano se ha endeudado mucho para financiar la guerra en Afganistán, percibiendo tan solo alrededor de 530 000 millones de dólares en ganancias.

También puede leer: El Legado de Estados Unidos En Afganistán

Incidencia de problemas de salud mental en el Ejército de EE.UU.

La gravedad de la humillante retirada de Estados Unidos de Afganistán después de dos décadas de ocupación es tan grave que ha tenido un efecto devastador, a nivel psicológico, en la moral de los militares estadounidenses.

Conforme al periódico capitalino estadounidense The Hill, muchos de los militares, actuales y anteriores, de EE.UU. han expresado su frustración por como terminó la guerra de 20 años en Afganistán en las últimas semanas, un asunto que también ha derivado en un aumento en el número de soldados con depresión y problemas mentales.

A este respecto, John Kirby, portavoz del Pentágono, dejo en su día: “Todos sabemos muy bien que los eventos de los últimos meses han tenido un efecto profundo en la salud mental de nuestra comunidad militar, pero si no tenemos un plan claro en este sentido, estos efectos serán cada vez más evidentes”.

“Todos tenemos sentimientos de dolor e ira por los eventos de los últimos 20 años en Afganistán, especialmente los últimos 20 días de nuestra presencia en este país”, dijo Mark Milley, general jefe del Estado Mayor Conjunto, agregando, además, que “reconozco todos los sentimientos de pena y tristeza de los militares en estos días por los eventos en Afganistán. Como ellos, siento pena por lo que pasó en este país, especialmente en las últimas semanas”.

Los estadounidenses destruyeron más del 70 % del aeropuerto de Kabul

El Gobierno de EE.UU. reclama haber gastado miles de millones de dólares en la reconstrucción de Afganistán, pero un informe del Inspector General Especial para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR, por sus siglas en inglés) del Gobierno de EE.UU., publicado en marzo de 2021, muestra que el dinero se ha desperdiciado.

La corrupción y los disturbios financieros y administrativos generalizados en Afganistán, sumado a la mala gestión de los estadounidenses, condujeron al agotamiento de los recursos financieros destinados a gastar por Estados Unidos en Afganistán, sin que este dinero pueda mejorar la vida de los afganos, que padecen grandes sufrimientos por la guerra y la extensa devastación. De hecho, Estados Unidos es responsable de la inseguridad, la devastación y la pobreza en Afganistán.

El comandante de la misión de evacuación de EE.UU., el general Frank McKenzie, dijo que las tropas estadounidenses inutilizaron 73 aviones antes de abandonar Afganistán.

En este sentido, Maulavi Rahmatullah Golzar, jefe de la Autoridad de Aviación Civil de Afganistán, afirmó también que las tropas estadounidenses habían destruido el 70 % del equipo del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul antes de salir de Afganistán.

El jefe de la Autoridad de Aviación afgana agregó que “dondequiera que estuvieran estacionadas las fuerzas estadounidenses, ya sea en el aeropuerto internacional de Kabul o en otros aeropuertos, primero construyeron las infraestructuras y luego las destruyeron por completo. No ha quedado nada para que lo utilicen los afganos”.

Continúa la resistencia de Panjshir

Las fuerzas del Talibán se hicieron con el pleno control de la ciudad de Zaranj, la capital de la provincia afgana de Nimruz, el 6 de agosto de 2021. Los talibanes habían tomado previamente varias ciudades y distritos, pero la localidad de Zaranj fue la primera capital provincial afgana en caer en manos de los talibanes.

El 15 de agosto de 2021, los talibanes capturaron también Kabul, la capital afgana. Panjshir es la única provincia que aún no se halla bajo el control de los talibanes.

Si bien algunos medios informaban que los talibanes habían asumido el control de Panjshir, Ahmad Masud, hijo de Ahmad Shah Masud —excomandante antisoviético—, negó la caída de Panjshir e insistió en que no se produciría mientras estuviera con vida.

El conflicto en Panjshir continúa y ambas partes dicen contar con superioridad en este conflicto.

La gente de Panjshir, conocida como un símbolo de sacrificio y resistencia en Afganistán, además no se rindió a las tropas soviéticas durante la invasión de la Unión Soviética, y resistió.

El Ejército soviético, en cooperación con el Ejército de la República Democrática Popular de Afganistán, organizó un total de nueve ataques importantes contra el valle de Panjshir durante la ocupación de Afganistán, unas ofensivas que causaron grandes daños a la región y al pueblo de Panjshir, pero, a pesar de las encarnizadas batallas, nunca tuvo éxito.

Conclusión

Una revisión de los eventos de los últimos 20 años de ocupación estadounidense de Afganistán pone de relieve que el pueblo afgano ve la pobreza, la inseguridad, el desempleo y los efectos de la guerra como parte del legado adverso de Estados Unidos en su país.

Desde la ocupación de Afganistán hasta su retirada, Estados Unidos ha demostrado una vez más a la comunidad internacional que no es confiable y que siembra inseguridad y conflicto allá donde quiera que vaya.

El pueblo de Afganistán, cansado de la situación en su país, espera que los talibanes continúen con su enfoque antiestadounidense y no lograr que su país sea ocupado de nuevo por extranjeros.

El pueblo afgano también espera que las fuerzas talibanes no se vean atrapadas por el sectarismo y el etnicismo, y conformen un gobierno inclusivo en su país.

Código para noticias 1881

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 6 =