publicado el: 12 diciembre 2021 - 05:07

Latinoamérica

VENEZUELA Y EL COVID-19 Parte II

ENTRE PANDEMIA Y TERRORISMO ESTADOUNIDENSE
VENEZUELA Y EL COVID-19 Parte II

Segundopaso - Cierto es que, el Covid-19 marcó su paso no sólo en los fallecimientos de centenares en el mundo, también en el despertar brusco de los pueblos vulnerables, para unirse y luchar contra las humillaciones incesantes de los regímenes opresores y genocidas del Imperio norteamericano, Unión Europea y sionismo Israelí.

Seguidamente, empezamos a conocer noticias desde Brasil, las declaraciones del perro faldero, con el perdón de los perros, Presidente Bolsonaro, era la copia fiel de las declaraciones emitidas por Trump acerca de la “gripecita”, solo agregando que al virus lo mataría “el calor del Sur”, en tal sentido él no cerraría sus fronteras, ni suspendería vuelos ni turísticos, ni comerciales alegando que no podía parar la economía, o dejar sin alimentos al pueblo brasilero; todo esto expresado con una gran hipocresía e ironía descarada, al hacer comparación con las supuestas muertes por hambre que ocurren en Venezuela, a lo cual Bolsonaro no deseaba someter a su pueblo. A estas opiniones decadentes se le suma las del presidente Colombiano Iván Duque, aun más nefasto o peor que Bolsonaro y definitivamente lacayo del Imperio norteamericano, cuyo Gobierno mercenario, siguiendo la escuela de asesinos marines gringos, han querido fortalecer las mafias y masacres en nuestras fronteras, y no han podido porque el ejercito y milicia Bolivariana y  revolucionaria, pueblo en armas, verdaderamente comprometidos, se mantienen en alerta constante, en ese heroico trabajo.

Sin embargo, esas mafias colombianas en un diabólico plan orquestado en la Casa Blanca y ejecutado puntualmente por Iván Duque, igualmente al unísono con el Gobierno de Yair Bolsonaro, a propósito comenzaron a enviar connacionales contagiados desde sus fronteras, específicamente desde pasos ilegales, en el paso entre Colombia-Venezuela llamado “Las Trochas”, con el fin demoníaco de que estas personas no fuesen evaluadas debidamente por las autoridades de seguridad y médicos, así aumentarían los contagios en Venezuela y el Sistema de Salud se vería colapsado, en un cruel intento de acción desestabilizadora, una suerte de envidia hacia un estupendo plan preventivo tomado por la Revolución Bolivariana que permitió la llegada de ayuda humanitaria desde la hermana República Popular China, con dotación de equipos médicos, de profesionales médicos, pruebas  diagnóstico del Covid-19 llamadas PCR y medicinas para ser aplicadas de manera totalmente gratuita a los pacientes contagiados.

Mientras tanto y a pesar de los planes terroristas que ya comenzaban a ocurrir y a la par eran descubiertos por las Fuerzas Militares Bolivarianas y organismos de inteligencia desplegados a lo largo y ancho de la frontera con Colombia; el Gobierno Nacional no cesaba de preocuparse por el pueblo venezolano, reforzando las medidas de protección al pueblo, buscando la manera de evitar que la curva de contagios aumentara, y poder ganar tiempo para recuperar a más pacientes como de hecho así se logró, con el planteamiento de cuatro elementos básicos para cumplir eficazmente con la prevención del virus. Dichos elementos fueron emitidos durante intervención del entonces Vicepresidente Sectorial de Comunicación y Turismo Jorge Rodríguez y son los siguientes:

1. Aislamiento Social, comprende la radicalización de la Cuarentena Colectiva Social, como única medida comprobada para bajar la cifra de casos, recortando la cadena de contagios.

2. Despistaje Ampliado y Personalizado, casa por casa, barrio por barrio junto con la delegación de médicos de China y Cuba desplegados en todos los Estados del país.

3. Garantía del Arsenal Terapéutico para enfrentar la epidemia.

4. Capacidad de los Hospitales Centrales y Centros de Diagnóstico Integral para el requerimiento de hospitalización y atención a pacientes contagiados con el Covid19.

A la par de los acontecimientos que sucedían en Venezuela, progresivamente se difundía la situación de la pandemia a nivel mundial que ocupaba al 97% de los países. La negativa irracional de algunos jefes de gobierno, sobre todo de los países europeos en suspender vuelos nacionales e internacionales, cerrar lugares de entretenimiento y Turismo, controlar pasos fronterizos, es decir de no aplicar cuarentena radical, subestimando la acción del virus y la impresionante cantidad de muertes ocasionadas, colocando por encima de vidas humanas a las transacciones de mercado e intercambio económico que inevitablemente se verían afectadas; aun así no les importó, por lo cual aumentaba en más de un 40% la posibilidad de infectados. Recuerdo que la canciller alemana Ángela Merkel afirmo, que desde la segunda Guerra Mundial el mundo no había sufrido tal calamidad como hasta ahora en presencia de esta pandemia, y es que tan solo una persona contagiada infecta a mas de 400 personas, en menos de un mes aproximadamente.

En Venezuela, el presidente Maduro durante la cuarenta preventiva fortaleció el decreto de inamovilidad laboral y un plan de pago de nómina a los trabajadores, estableciendo un censo laboral en el sistema patria, permitiendo la inscripción por parte de los patronos, de sus trabajadores, de pequeñas y medianas empresas privadas, que suspendieron labores por no formar parte de los cuadrantes de seguridad. Con este censo, el Estado conoce la cantidad de trabajadores, así como los salarios devengados, con el fin de disponer recursos monetarios para el pago de esas nóminas. También se decreta, la suspensión de los pagos de arrendamiento o alquiler por un período de hasta 6 meses; en tal sentido, todas aquellas personas que vivan alquiladas en viviendas residenciales, o que presten servicios en establecimientos arrendados, no pagarían mensualidades durante ese período. Igualmente, el Gobierno Bolivariano continuó aprobando bonos, como beneficios sociales para el pueblo venezolano, en cantidades equivalentes a las necesidades económicas extraordinarias vividas en situación de pandemia.

En medio de los tensos acontecimientos, llegó la Semana Santa, por supuesto, toda congregación o reunión en iglesias estaban totalmente suspendidas; las misas se dieron a puerta cerrada, televisadas y vía web. El papa Francisco, desde el Vaticano ofrecía la homilía del Jueves Santo por el cese de sanciones y bloqueos del Gobierno de los Estados Unidos a diferentes países, en especial a Venezuela que impiden el arribo de ayuda internacional, en cuanto a medicinas para contrarrestar la epidemia mundial, petición que no sólo mencionó sino que dejó por escrito en carta dirigida como primera autoridad, representante del catolicismo del mundo. Este fue un noble y sincero gesto que el presidente Maduro agradeció profundamente, añadiendo una acertada reflexión “El pueblo abandonado en su enfermedad, es espeluznante”, debido al olvido en que se encontraban las poblaciones más pobres de Naciones como Italia, Francia, España y Norte América países económicamente poderosos, cuyos mandatarios poco les importó ni la vida de los enfermos, ni la de los médicos que dieron su vida salvando a otros, en un colapso en los servicios públicos producto del aumento exacerbado de casos, por no decretar estrictas medidas  preventivas a tiempo.

El caos, parecía no podría ser controlado en el mundo, mientras los significativos avances de Venezuela para combatir el virus y brindarle total protección al pueblo de manera gratuita, continuaban silenciados por los grandes medios de comunicación privados. Trump, descaradamente género nuevos bloqueos contra Cuba, Irán y Venezuela pese a la terrible crisis que estaba dejando a su paso el Covid19, aunado a su incompetencia para combatir la escalada mortal del virus en su propio país, le siguió los pasos los gobiernos entreguistas y arrastrados a la política neoliberal: Colombia, Brasil, Ecuador y Perú. El presidente de Ecuador, Lenin Moreno se fue a la Pampa para evitar ser contagiado, dejando prácticamente sólo al pueblo ecuatoriano, que moría en las calles a raíz del virus y como era gente muy pobre no se les atendía ni después de muertos para levantar los cuerpos y darle sepultura sino que la misma gente quemaban los cadáveres en la calle, allí mismo donde caían fallecidos, ya que temían contagiarse al manipularlos. Las primeras imágenes dantescas acerca de estos hechos recorrieron el mundo y no precisamente por los medios privados sino por videos grabados por la propia gente, los medios también querían ocultar lo que sucedía, pero esta vez a favor del Gobierno de Moreno por ser un lacayo del Imperio -el mundo al revés, lo que es bueno es malo y lo malo es bueno-, si eso hubiese pasado aquí en Venezuela, rápidamente y gracias a los medios de comunicación, nos hubiese invadido EEUU alegando crímenes de lesa humanidad.

También puede leer: "Elecciones en Venezuela ¿Y ahora que viene?"

Motivado a esto, la oposición venezolana apátrida aprovecha la situación de pandemia y comienza a encontrar formas desestabilizadoras para empañar los planes organizados y disciplinados efectuados sin descanso, por la Revolución Bolivariana para paliar el virus. Se pretende crear perturbación y agitación entre los connacionales que se encontraban en la frontera Colombiana, ya que las autoridades de ese país tenían la orden de no dejar que los venezolanos salieran para ser atendidos en su propio país de manera totalmente gratuita y segura, la decisión del presidente Maduro en recibir a estas personas que regresaban, parece haber enardecido al presidente Duque. Irónicamente, a pesar del maltrato xenófobo y discriminatorio vivido por los venezolanos, los cuales fueron desalojados abruptamente de sus lugares de residencia y también porque en Colombia no es posible tratarse del Covid19 si el paciente no paga altas sumas de dinero, o si no posee un buen seguro médico, esta privatizada la salud, al igual que en Ecuador y Perú -eso no cambió ni siquiera por la emergencia de la epidemia-, aún así los retenían en la ciudad de Cúcuta generándose enfrentamientos entre autoridades colombianas y venezolanos que querían pasar a Venezuela.

Aún durante estos acontecimientos, se continuó el trabajo en beneficio del pueblo. El presidente Maduro creó un plan para culminar el año escolar y académico no presencial en aulas de clase, llamado: Toda la Patria una Escuela, colocando a disposición para su desarrollo, a la televisora social Vive TV como encargada de transmitir todo lo referente a la educación televisada o por medio de redes sociales, para niños y adolescentes estableciendo un horario diario de programación, orientada a la educación y culminación del año escolar básico, medio y diversificado 2019-2020 incluyendo el ciclo universitario.

Continuara...

Mónica M. Gallardo M.

Lic. Mónica M. Gallardo M.

Código para noticias 2104

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 16 =