publicado el: 19 diciembre 2021 - 03:03

CHILE EN EL CONTEXTO ELECTORAL II

Chile: Entre la derecha brutal y el reformismo

ENTREVISTA A NICOLA HADWA REALIZADA POR JESSICA PERNÍA
Chile: Entre la derecha brutal y el reformismo

Segundo Paso para Nuestra América.- En esta segunda entrega del seriado titulado Chile en el Contexto Electoral se pretende analizar, de manera crítica, la situación política de la nación austral en vísperas de la segunda vuelta presidencial. En esta entrevista al internacionalista Nicola Hadwa Shahwan, revisamos lo que considera la pugna real de las elecciones presidenciales chilenas, que demarca entre la continuación de un sistema neoliberal o el paso a un sistema de transformaciones cosméticas. Una posición polémica contextualizada en las experiencias de la convención constituyente, la primera vuelta presidencial, los programas y posiciones públicas de ambos candidatos, Gabriel Boric y José Antonio Kast.

Jessica Pernía (Por SPNA): Los dos candidatos que buscan relevar a Sebastián Piñera en la presidencia de Chile, tienen programas políticos radicalmente opuestos: Kast, de ultra derecha, defiende el modelo neoliberal, sumando una fuerte arenga antiinmigrantes y antimapuche. Conforme Boric, apunta hacia un programa de tilde progresista, lo que otros han llamado "Estado de bienestar", apelando a políticas de atención hacia las minorías. Pero ¿Qué es lo que realmente hay detrás de esta pugna? ¿Qué se disputa en la Chile de 2021?

Nicola Hadwa: Sobre los programas de los dos candidatos, te diría que aquí hay cuestiones que van más allá de la semántica. Más allá de lo que se dice y de lo que se plantea, es lo que hay en la realidad. Por ejemplo, para nadie es un secreto que José Antonio Kast representa al gran capital, representa a la derecha económica, representa a aquellos que mantuvieron el sistema neoliberal, pero al que hoy en día se le pretenden hacer algunos cambios cosméticos.

En todo caso, con el tema anti inmigrante realmente hay una situación esclarecedora que se explica de la siguiente manera: en la ciudad de Iquique, es por donde ingresa la mayor cantidad de migrantes clandestinos. En Iquique jamás en la historia de una elección, había ganado la derecha. Jamás, siempre ganó en Iquique la izquierda. Esta vez la derecha arrasó. Ahora, no es aceptable que entren inmigrantes sin documentación, por pasos no habilitados, en forma clandestina, donde sufren ellos mismos. Muchas mujeres inmigrantes que llegan acá y se encuentran con que no es el paraíso que ellas pensaban, terminan en las mafias de trata de blancas. No es simple, esto no es simple. De hecho la inmigración, por lógica, debe entrar por los pasos habilitados, con su pasaporte. Eso es lo que pide la gente, y eso es lo que están promoviendo los dos candidatos.

En el tema mapuche, por otro lado, hay una diferencia bastante grande, Boric dice que va a reprimir el terrorismo, y Antonio Kast dice que va a reprimir el terrorismo. Ambos promueven la misma política, pero el pueblo mapuche es apoyado por la izquierda, y apoyado por el Partido Comunista, que es la gente que principalmente apoya Boric. Es muy difícil en esta época de campaña, acusar al pueblo mapuche de terrorismo y Kast los acusa de terroristas. El pueblo mapuche es un pueblo que lucha por su independencia, que lucha por su cultura, su derecho al arraigo a la tierra, su derecho a vivir en su propia comunidad, practicar su idioma, su propia lengua en los colegios debe ser enseñada. En fin, hay una serie de situaciones que el pueblo mapuche en este momento no las ha podido practicar en libertad. Pero ambas, ambas candidaturas se refirieron a la lucha armada del pueblo mapuche como una lucha terrorista. Entonces, lo que está en pugna acá, en este gobierno, en esta nueva elección, es simplemente continuar con un sistema neoliberal o pasar a transformaciones cosméticas. Nadie, nadie sensato puede creer que en Chile, dada la estructura social con una tremenda clase media que ha funcionado históricamente como parachoques social, nadie puede creer que vamos a pasar del capitalismo brutal, al socialismo puro. No, aquí van a haber necesariamente etapas intermedias y eso es lo que propone Boric. Y hay algunas cosas que propone Kast, pero que jamás van a ser ir al socialismo. Obviamente, él plantea seguir con un sistema capitalista en la economía y esto es lo que se disputa en realidad.

Lo que se disputa es el inicio de un camino hacia la construcción del socialismo o a mantener el capitalismo. Esa es son las alternativas que hay. Pero, acá hay que entrar a ver más allá de las palabras, eso es lo que decía en un inicio. Lo demostró un candidato a la izquierda, Eduardo Artés, no hay ninguna, ninguna confianza, en Gabriel Boric. Porque, primero, no es de izquierda. Nunca ha sido de izquierda. Ha utilizado el lenguaje de izquierda, pero él siempre ha votado a la derecha. Votó en contra de destituir a Sebastián Piñera. El voto de él salvó a Sebastián Piñera. Con el voto de él se aprobó la Ley anti barricada, y hay decenas de compañeros presos en las cárceles de este momento. Con el voto de él se ha impedido toda, absolutamente toda garantía hacia las manifestaciones en las calles. Porque con su voto se permite ahora encarcelar a cualquiera. Y segundo, Gabriel Boric, que posa de izquierda, tiene, y así lo denunció Eduardo Ortiz, un agente de la CIA como parte de su comando de campaña. Un agente de la CIA que trabaja preparando cuadros para infiltrarnos en Cuba y provocar desorden. Fui llevado a Miami y de Miami llegó aquí a su comando. Cosa que hasta ahora, Boric no ha desmentido.

Además, desde hace tiempo y hasta la fecha, para Boric sus principales enemigos son Cuba, Venezuela, Nicaragua, Irán, donde puede critica Cuba, Venezuela, Nicaragua, e Irán. Donde puede, critica públicamente a estos países hermanos, de que son una dictadura, y que mantienen a sus pueblos oprimidos. Entonces, es raro que él viva criticando a los países que quieren construir el socialismo justamente, pero al mismo tiempo él habla de una sociedad más justa. Es una contradicción inexplicable.

Lo otro que han denunciado sobre este joven, es que él tiene como financista a Gabriel Soros. Que le ha entregado millones de dólares. Ni más ni menos que Gabriel Soros, un hombre de extrema derecha, sionista, que ayuda a financiar al Estado de Israel, es el financista de Gabriel Boric. Entonces a Gabriel Boris, la gente de izquierda, no le puede creer absolutamente nada.
 

SPNA: La Chile de las revuelta de 2018 y 2019, que tras tanta lucha en las calles, conquistó el proceso constituyente, y sumó en este camino tantas fuerzas, no pareció verse reflejada en las elecciones de la primera vuelta presidencial. Un 25,83% fue el porcentaje de los votos, alcanzados por la coalición Apruebo Dignidad. Con una abstención de más del 53%. Abriéndole el paso a una victoria parcial a las fuerzas de la ultraderecha, que obtuvieron un 27,91% de los votos. ¿Qué pasó con las fuerzas de la izquierda constituyente y el progresismo en Chile?

NH: Lo que hubo en Chile el año 2018 y 2019, octubre del 2019 principalmente, fue un estallido social producto de que la gente estaba, está, asqueada, aburrida de los abusos, de la corrupción, de las coimas, del robo, del robo descarado y comprobado, no como los rumores que lanza, por ejemplo, el gobierno de Estados Unidos cuando quiere desprestigiar al gobierno de Venezuela, acá estoy hablando de robos comprobados, donde hay decenas de políticos de la centroizquierda y políticos de la derecha en juicios. Pero cuando digo centro izquierda, en realidad son de derecha igual, porque esa gente de la concertación en Chile, que hay muchos de ellos en los tribunales, jamás fueron de izquierda tampoco, y no hicieron absolutamente nada para llevar al país a un sistema de justicia social o a un sistema socialista. Así que calificar a la concertación de izquierdista es falso. No olvidemos que el Partido Socialista de Chile es una vergüenza. Es el que invita a Leopoldo López, al agitador anti Venezuela, a su señora, a Guaidó…

En fin, de lo que el pueblo chileno estaba asqueado era de todo esto, pero no querían a este grupo representado por Gabriel Boric y su gente, porque también entienden que no son la izquierda. Y la enorme cantidad de gente que no fue a votar, es precisamente porque no se sienten representados en un traidor. Lo consideran traidor, porque cuando el pueblo chileno un año luchó en las calles para derrocar a Sebastián Piñera pidiéndole la renuncia, Gabriel Boric justamente irrespeta toda la lucha popular de un año, dando su voto para impedir el juicio político en su contra. Por lo tanto, la izquierda no le cree.

Cuando el gobierno de la derecha, presenta un proyecto de ley para encarcelar a quienes se manifiestan en las calles, en las barricadas, los encapuchados, etc., es con el voto de Gabriel Boric que se aprueba, y cientos de personas fueron a parar a las cárceles y todavía están en cárceles. Entonces la izquierda no le cree. Por esa razón, una gran cantidad de gente no fue a votar.

SPNA: Algunos análisis apuntan a que además de la campaña de terror en favor del orden y contra la violencia y "el narcotráfico en el sur" impulsada por el gobierno, los empresarios y los grandes medios chilenos; se responsabiliza a la coalición Apruebo Dignidad, de haber legitimado y "salvado" a Piñera, además permitir la subordinación de la convención constituyente a los poderes existentes y, de esa manera alejarse de las urgencias populares. ¿Consideras que esto pudo haber sumado a la decepción y desmoralización en los votantes pro izquierda?

NH: Esto no es una irrealidad. Obviamente la derecha siempre va a tener una campaña del terror, y va a hablar del desorden, va a hablar de todo lo que nosotros conocemos y que hemos vivido. Igual al desprestigio que se hace permanentemente de Venezuela, de Cuba, de Nicaragua. Esto no es nada extraño. Pero efectivamente con los votos del denominado Frente Amplio, que en Chile ahora le denominan Fraude Amplio, con esos votos la coalición Apruebo Dignidad salvaron la vida. Y la verdad es que con el voto de Boric se salvó a Piñera.

Ahora el tema es que en Chile todo el mundo tiene claro de que se requiere una nueva Constitución política, pero una Constitución política hecha por una Asamblea Constituyente. Esto no es una Asamblea Constituyente. Esta es una convención, que tiene tantas camisas de fuerza que le han colocado, que se van a reunir pero al final va a quedar todo en nada, porque va a ser sometido a un plebiscito además, y el plebiscito tiene que sacar el 66 por ciento de los votos para aprobarla. Por lo tanto, esto es un circo que no le va a dar absolutamente nada al pueblo. No se van a solucionar ninguna de las demandas populares, van a ver evidentemente cambios cosméticos, pero la desmoralización va a seguir exactamente igual porque la izquierda está desmoralizada, incluso más, para marzo o abril ya se habla de realizar una cumbre social de izquierda, para crear un verdadero movimiento o partido político chileno de izquierda, y no estos seudo partidos de izquierda como el Frente Amplio, o la Concertación, que no han sido otra cosa, que instrumentos de la oligarquía para mantener dos caras que terminan en un mismo cuerpo.

SPNA: Para el próximo 19 de diciembre está convocada la 2da vuelta electoral presidencial, y los ánimos parecen caldeados. ¿Cuál consideras puede ser la forma de reagrupar y sumar el voto del pueblo a favor de sí mismo, a favor de la democracia, y de un Chile sin derecha, sin una nueva versión de la dictadura?

NH: En Chile está claro que para el próximo 19 de diciembre hay dos candidaturas, una representa el reformismo y como mucho socialdemócrata, y la otra, la continuidad de un sistema capitalista brutal de derecha. El reformismo socialdemócrata que encabeza Gabriel Boric, es un reformismo que tampoco busca cambiar nada. No representa a la izquierda. No es de izquierda. No ha sido nunca izquierda. Ni va a tener un gobierno izquierda. Más aún, es anticomunista, aunque suene ridículo pensar cómo va ser anticomunista, si uno de los partidos con el cual lleva alianza es con el Partido Comunista de Chile, pero, al mismo tiempo, vive criticando a Cuba, habla la dictadura comunista cubana, la dictadura comunista de Venezuela, la dictadura comunista de Nicaragua. El vive viendo comunistas en todos lados y los critica. El anticomunismo a él lo ha dejado ciego, porque no ve los crímenes que se cometen en Colombia, no ve los crímenes que se cometen en Siria, los crímenes que se cometen en Palestina. De hecho, envió un mensaje de apoyo a la comunidad sionista en Chile, diciéndole que alababa la fiesta del Hanukkah (Janucá), porque era una fiesta contra la opresión. Pero los palestinos jamás, jamás, han oprimido a los israelíes, jamás los palestinos han oprimido a los judíos. Por el contrario, los palestinos son víctima de un gobierno reaccionario, aliado al imperialismo, que pretende expulsarlos para instalar una base militar norteamericana en Medio Oriente. Pero él aliado y tiene relaciones, y asistió reuniones con los sionistas, y lo financia un sionista, y le envía mensajes de solidaridad a ellos. Entonces lo que hablo, vuelvo a decir, es que los dos candidatos, van a quedar exactamente en lo mismo.

Chile no va a cambiar, va a seguir exactamente con la misma derecha, con el mismo capitalismo brutal. No va a haber absolutamente ningún cambio en lo económico, absolutamente ningún cambio. Lo único que están haciendo aquí los poderes fácticos, que gobiernan tras la sombra este país, es utilizar tontos útiles como Gabriel Boric, simplemente para desarmar anímicamente a la izquierda, dilatar la acción de la izquierda, terminar desactivando el rechazo popular en contra el gobierno, desactivando las organizaciones populares, para que no constituyan en absoluto ningún peligro para el sistema que hay en Chile. En definitiva, aquí se juega entre la derecha brutal y la derecha económica. Pero aquí cambio, no haber absolutamente ninguno. No crean que Chile, si gana Boric ha ganado la izquierda, no ganó un brazo de la derecha.

Código para noticias 2117

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 11 =