publicado el: 15 enero 2022 - 00:45

Lo Reciente

Estados Unidos Contra el Espíritu Olímpico en Beijing 2022

La Guerra Geopolítica De EEUU Contra China Continua
Estados Unidos Contra el Espíritu Olímpico en Beijing 2022

Segundopaso - Este año 2022, entre el viernes 4 de febrero al domingo 20, del mismo mes, se desarrollarán los Juegos Olímpicos Invernales de Beijing, cita deportiva internacional en su versión número 24, bajo el lema “Juntos por un futuro compartido”, organizados por la República Popular China, los que están bajo la amenaza de ser manchados por Estados Unidos y sus satélites políticos, es decir, por el Reino Unido y Australia, los que no asistirán al magno encuentro deportivo.

La actitud de este trío de países se origina de su unión ideológica neo-imperialista, enmarcada en el AUKUS, cuya traducción proviene de sus dos primeras palabras formando el acrónimo en inglés: Australia-Reino Unido-Estados Unidos, pactada en lo militar el 15 de septiembre de 2021, buscando enfrentar a China por sus avances en distintos campos.

El encuentro deportivo internacional se concretará pese a la pandemia mundial del Covid19, y es por este motivo que países, como la República Popular Democrática de Corea, han anunciado que no podrán tomar parte debido a la peligrosidad de las últimas variantes del Coronavirus, pero que apoyarán y respaldarán, por entero, todos los trabajos de sus compañeros chinos, para preparar un “magno y excelente festival olímpico”, según anunció el Comité Olímpico y el ministerio de Deportes de la RPDC.

En la misiva del Gobierno de la RPD de Corea a sus pares chinos, se lee: “Pero, se tornan más siniestras las intrigas anti-chinas de EEUU y sus fuerzas seguidoras para impedir la concreción exitosa de la próxima olimpíada. El Comité Olímpico y el Ministerio de Deportes de la RPDC lo censuramos, y rechazamos categóricamente, reconociéndolo como una ofensa al espíritu de la Carta Internacional de la Olimpíada, y como una acción vil para denigrar la imagen internacional de China”.

La línea política internacional, adoptada por Estados Unidos contra China, se ha intensificado desde la administración de Donald Trump, cuya reactividad no ha cesado, sino más bien se ha incrementado bajo el mando del actual presidente Joe Biden, quien junto al Reino Unido y Australia, tratan de cercar a China en unos afanes hegemónicos, según se desprenden de sus estrategias, principalmente, militares y económicas.

China, sin embargo, ha invitado a todas las naciones del mundo a tomar parte de esta instancia, que contempla siete deportes, con 15 disciplinas y 109 competencias, entre las que incluyen: esquí, esqueleto y biatlón, que podrían coronar a los deportistas con 109 medallas de oro. Posteriormente, se celebrarán los Juegos Paralímpicos de Invierno de Beijing 2022, entre el 4 al 13 de marzo, del mismo año, y que entregará en su totalidad 78 medallas de oro. Principalmente, el distrito de Yanqing, ubicado en la capital china de Beijing, y la urbe de Zhangjiakou, albergarán las competencias.

Respecto al boicot de Estados Unidos contra estos juegos olímpicos internacionales, China lo ha criticado duramente, y manifestó que adoptará contramedidas hacia Washington, en respuesta a estas maniobras políticas, tal como lo confirmó Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

El lunes 6 de diciembre del año pasado, la administración Biden dijo que no enviará participantes a los Juegos Olímpicos de Beijing, aduciendo sus intereses políticos e injerencistas en favor de las ambiciones separatistas contra China, hecho que rompe la neutralidad política, establecida en la Carta Olímpica, y a su vez, corrompe la visión independiente del juego limpio, imponiendo visiones que perjudican el entendimiento entre las partes, dejando de lado posibilidades de entendimiento y buena comprensión entre los pueblos.

Esto, mientras se desarrollan, sin demoras, iniciativas bélicas desde Estados Unidos contra China, especialmente, en el área del Indo-Pacífico, destacándose la nueva alianza de seguridad y cooperación trilateral del AUKUS, versus, el deporte internacional, buscando la alianza neo-imperialista compartir información y capacidades en materia militar, inteligencia artificial, ingenios militares submarinos y misilística diversa.

Estados Unidos busca dotar con submarinos nucleares a Australia, sin ojivas atómicas, para los propósitos enmarcados en el AUKUS, lo que sin duda hace regresar las amenazas en todo el Océano Pacífico, campo de pruebas nucleares para las potencias occidentales como Estados Unidos, principalmente, pese a que Australia, supuestamente, se ha comprometido a seguir por el camino de no involucrarse en el desarrollo o tenencia de armas nucleares, asunto que pareciera ser un chiste, ya que la sola presencia de Estados Unidos incluyen las armas nucleares en submarinos y navíos de guerra.

Respecto a las olimpiadas, la justificación que esgrime Estados Unidos para su boicot, surge de su reciente y oportunista preocupación por la minoría étnica de la región autónoma china de Uigur de Xinjiang, y la situación de sus derechos humanos que estaría siendo afectada en parte de su población, según EEUU.

Esta coyuntura, recopilada a partir de informes redactados en el seno de la Radio Asia Libre (Radio Free Asia), es decir, del medio de comunicación de la Agencia Central de Inteligencia, la CIA, entidad que difunde noticias falsas, a partir de las líneas editoriales del propio Gobierno estadounidense.

No es difícil percatarse de que son los intereses norteamericanos los que están en medio de esto, bajo la excusa de los derechos humanos, algo contrapuesto al trabajo islamófobo de los Estados Unidos en todo el mundo, o sea, sale a la luz la hipocresía norteamericana.

Estados Unidos busca alentar un ambiente de injerencia en los asuntos internos de China bajo la excusa de las libertades públicas y de los derechos humanos de los uigur, pero, a la par, fomenta y ampara a los elementos más retrógrados como los terroristas uigures participantes en la agresión extranjera contra Siria, mientras que algunos de esos mismos extremistas han aprovechado el terreno de las operaciones anti-sirias para su preparación militar, en post de repetirlos en China, recibiendo logística, apoyo y armas norteamericanas e incluso israelíes.

EuropaPress da cuenta de la existencia de cinco mil terroristas uigures con presencia, en distintos momentos, en la guerra de agresión extranjera contra la República Árabe Siria, y contra el eje de la resistencia en Asia Occidental, lo que ha sido confirmado por el embajador sirio en Beijing, Imad Mustafá. Según Mustafá, los terroristas pertenecen al grupúsculo del Daesh, y otros, a los separatistas de Xinjiang, sin embargo, les une su lineamiento wahabita o salafista.

La RP China no se queda de brazos cruzados y ha respondido con sanciones hacia Estados Unidos por medio de la Ley contra Sanciones Extranjeras de China, específicamente, contra la presidente de la Comisión Internacional de Libertad Religiosa, Nadine Maenza, el vicepresidente del organismo, Nury Turker, el comisionado, Anurima Bhargava, y el comisionado, James Karr, buscando poner a buen recaudo su soberanía nacional y oponerse al unilateralismo norteamericano, cuya acción propende también al hegemonismo.

Las sanciones chinas contra Maenza se establecieron a partir de sus comentarios, basados en los informes de la Radio Asia Líbre, léase la CIA, en los que señaló que en Xinjiang un millón de uigures estaban confinados en supuestos “campos de concentración”, por lo que exigió a Estados Unidos y a su Congreso, investigaran esta situación, que es aducida por Washington para sustentar su boicot a los Juegos Olímpicos Invernales de Beijing 2022.

Figuras mundiales como el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, confirmó su presencia en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, lo que deja en evidencia la naturaleza neo-imperialista del Reino Unido, Estados Unidos y Australia, que sueñan con eternizar su hegemonía para impedir que los pueblos del mundo se encuentren, esta vez, en saludo al sano espíritu de este tipo de citas mundiales, como son las olimpiadas y el deporte en general.

China Se Convirtió En Una Superpotencia ¿Y Donde Esta Ahora EEUU?

Dada la injerencia británica en los asuntos internos de China, algunos de sus agentes se han movilizado hasta Argentina, para denunciar a China durante enero de 2022, a través de la Fundación Ford, con la meta de acosar y cercar al país asiático, considerando la histórica vinculación del financiamiento de Londres a elementos terroristas anti-chinos, para socavar la integridad territorial de la RP China, contribuyendo así la corona británica a inflamar la situación, bajo la fachada de derechos humanos.

Código para noticias 2168

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 0 =