publicado el: 11 febrero 2022 - 07:53
Joe Biden, fracking y economía verde

Segundo Paso para Nuestra América.- La práctica del fracking es una de las técnicas más contaminantes para la extracción del petróleo de esquisto. El presidente de EE.UU. ha anunciado que no frenará dicha práctica a pesar de plantear que reanudará la lucha contra el calentamiento global.

El presidente de EE.UU. Joe Biden anunció que no frenará la práctica del fracking, a pesar de que John Kerry, envió para el cambio climático al Foro de Davos, seguro que EE.UU. reanudará la lucha contra el calentamiento global, luego de cuatro años de ausencia del Acuerdo de París, del mayor contaminador del mundo a partir de su cantidad de población: EE.UU. 

El Acuerdo de París, firmado el 12 de diciembre de 2015 durante la COP21, se trata de un acuerdo en el que los países firmantes se comprometen a combatir el cambio climático a través de acciones que permiten disminuir las emisiones de carbono y adaptar a sus efectos . De esta manera, el compromiso buscaba mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de 2 grados centígrados para el presente siglo.

EE.UU. es responsable desde 1850 del 27% de las emisiones de dióxido de carbono en el mundo. Cada habitante de este país emite 16,39 toneladas métricas de gas de efecto invernadero. Además se encuentra entre los cinco países con mayor emisión de metano, uno de los gases que más aporta al efecto invernadero y se produce a través de la extracción y procesamiento de gas y petróleo, cría de ganado, cultivo de alimentos y vertederos de basura. Por otra parte, encabeza la lista de consumo de electricidad por persona. Según estos cálculos, EE.UU. es el país que más contribuye al calentamiento global.

El fracking es una de las técnicas más contaminantes para la extracción de gas o petróleo de esquisto, que pone en riesgo los acuíferos subterráneos. Dentro de las consecuencias más importantes están:

• Disminución de reservas de agua dulce: para la fractura de un solo pozo se utilizan entre 9 y 29 millones de litros de agua. La explotación de pozos en EE.UU. permitirían el consumo de agua de casi 7 millones de personas durante un año.

• Contaminación del agua: los productos químicos utilizados para la explotación a través del fracking (más de 750, entre ellos metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno), provocaron la contaminación de fuentes de agua con más de mil casos confirmados, dejando el agua sin capacidad de reutilización.

• Enfermedades: 25% de las sustancias utilizadas en pueden causar cáncer y afectar, 37% problemas endocrinos, 40% alergias provocadoras y 50% dañar el sistema nervioso.

•Emisión de gases de efecto invernadero: la emisión de metano alcanza el 8% de la producción total de un pozo. El metano tiene un potencial de contaminación 86 veces mayor al dióxido de carbono. 

El anuncio de Joe Biden ha sido una cortina de humo, para continuar hipotecando el planeta a través de la explotación irracional de los recursos energéticos que están en franco agotamiento impidiendo la reproducción infinita del sistema de vida fiscal por el capitalismo.

Código para noticias 2219

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 9 =