Una Maestra En Modestia Y Mensajera Del Honor De La Mujer

Islamaldia - Zainab Kubra (P) es uno de los modelos a seguir de las mujeres en el tema del hiyab y siempre ha defendido esta preciosa gema. En esta sección, se expresa sobre la lucha de esta dama para conservar el hiyab.

La Dama Zaynab Kubra (P) es una de los grandes modelos a seguir de las mujeres en cuestión del hiyab. Después del martirio del Imam Hussein (P) en Karbalá, cuando fue tomada prisionera, no descuidó ni un momento su hiyab, a pesar de las calamidades que enfrentó pudo defender esta preciosa gema y evitar que el enemigo ataque su pudor y modestia.

Zaynab, una maestra de modestia y castidad

El nombre de Zaynab está rodeado de un aura de buenas y superiores cualidades. Su paciencia es famosa por amigos y enemigos, su lealtad no está oculta para nadie. Ella fue quien demostró su lealtad a su hermano y al Imam de su época al soportar los incidentes más dolorosos.

El conocimiento y la perspicacia de esta dama también es evidente para todos, fue con su astucia, sus sermones y mensajes que la revolución de Karbalá avanzó hacia el interior del palacio de los opresores por la noche y doblegó a Yazid e Ibn Ziad. Su plan era llegar a Medina con orgullo, y durante su cautiverio mostró honor, culto, misticismo, modestia, castidad, pureza y dignidad.

El Imam Ali (P) dice bellamente: "La mejor vestimenta de la religión es la modestia".

El Imam Hussein (P) - aquel de quien Zaynab (P) aprendió la modestia - dijo: "Quien no tiene religión no tiene modestia".

Un ejemplo de la modestia de Zaynab Kubra es proviene de la familia del recato y la pureza. El impacto de la herencia y la familia en el comportamiento humano no está en duda. Algunos de los atributos, buenos y malos, se transmiten de generación en generación y por eso las familias en las que nacieron los profetas eran generalmente puras y nobles.

Junto con la herencia, la educación es importante, porque algunas de las virtudes y perfecciones se transmiten a los hijos con una educación adecuada. En la vida de esta gran dama estos dos factores (herencia y educación) estaban en su nivel más alto, Zaynab fue educada en el regazo de la modestia y la pureza.

¡Sí! Zaynab Kubra (P) nació en la casa de la revelación, con padres infalibles y creció en los brazos de la profecía, la cuna del Imamato y el centro de la revelación divina. Desde el comienzo de su infancia en los amorosos brazos de su madre aprendió la pureza, la modestia, el coraje y la compasión. Al mismo tiempo siendo una infante fue educada en la presencia de los más grandes maestros del mundo de la humanidad, es decir, el Mensajero de Dios (PB), el Príncipe de los Creyentes (P) y sus dos nobles hermanos el Imam Hassan (P) y el Imam Hussein (P).

Como resultado, no se cree que ninguna niña haya alcanzado jamás la alta educación que tuvo Zaynab en esa gran familia, ella estuvo a menudo con su abuelo el Mensajero de Dios, el cariño de Zaynab por el Sello de los Profetas (PB) y el amor del Profeta Muhammad por ella es indescriptible.

En ese corto período de tiempo, Fátima Zahra (P) no solo educó a su hija Zainab (P) en términos de desarrollo intelectual, moral, cultural y espiritual, sino que también le informó sobre muchas ciencias coránicas y eventos futuros. Zaynab al igual que su padre alcanzó el más alto nivel de modestia en la cima del coraje y el heroísmo. De estos dos mares de modestia y pureza, se creó una leona como Zainab.

Después del martirio del Imam Hussein (P), el enemigo atacó sin piedad las tiendas y a la familia de Ahl al-Bayt (P). Prendieron fuego y comenzaron a saquear sus propiedades. Los sobrevivientes fueron trasladados a Kufa. Zaynab y otras mujeres usaban hiyab completo, además del chador, vestían ropas largas, velos y túnicas. Esta forma de cubrirse la aprendieron de Fátima Zahra (P).

Zaynab (P) no dejó su hiyab aun cuando se encontraba en cautiverio, cuando era necesario hablar con personas que no eran mahrams, siguiendo el ejemplo de su madre, nunca dejo el velo de castidad y el hiyab.

Fátima Zahra (P) fue la encarnación de la modestia, la pureza y un modelo para Zaynab, no participaba en la sociedad a menos que fuera necesario o en casos primordiales, en cuestiones políticas y sociales, especialmente en el tema del califato del Príncipe de los Creyentes (P).

La dama Zaynab vivió condiciones difíciles después del martirio del Imam Hussein (P) en el camino a Kufa, pero a pesar de eso hasta el último aliento, estuvo cuidando su hiyab. Es tanta su grandeza y castidad que incluso el enemigo alaba su pudor y coraje.

La grandeza de Zaynab (P) en el palacio de Yazid

Cuando Zaynab (P) entró en la reunión de Yazid, dio un sermón directo para Yazid.

“¡Oh hijo de los liberados! ¿Es justo poner a sus esposas y sirvientas detrás de la cortina, pero presentar a las hijas del Profeta de Dios (PB) entre los no mahram, como cautivas? Mantenéis a vuestras esposas y doncellas en la pureza y detrás del velo, pero convertisteis a la familia del Profeta en cautiva y la llevas entre las ciudades y aldeas para que los beduinos, forasteros, buenos y malos puedan verlas. Mientras que ninguno de sus hombres está con ellas y no tienen un tutor. ¿Qué se puede esperar de una persona que siempre ha despreciado a nuestra familia y ha demostrado su odio, enemistad, rencor y hostilidad?"

La cuidadosa expresión de las palabras de Zaynab (P) muestra cuán importante es para ella el tema del hiyab que en presencia de Yazid - aunque él cometió muchos crímenes - su única y principal queja expuesta a el enemigo es debido a su castidad y hiyab.

El Islam le ha dado a la mujer el mejor regalo, que es el velo, a través del cual puede protegerse de los ojos de los hombres, y Zaynab (P) porque apreciaba ese regalo estuvo dispuesta a defenderlo con su vida para no a perderlo.

Está lista para morir, para ir al cautiverio, pero no está dispuesta a exponerse a extraños bajo ninguna circunstancia. Zaynab (P) considera bello ser asesinada en el camino de Dios y una tragedia presentarse ante la gente no mahram.

Código para noticias 2235

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 6 =