Chile y la Televisión: El peligro de la Ignorancia Supina

SegundoPaso ConoSur - En momentos de crisis el valor de la inteligencia adquiere un valor supremo. Ello unido al informar con responsabilidad y profesionalismo. la manipulación y la desinformación son parte del aparataje de dominio del poder hegemónico.

Lamentablemente, en nuestro país, hemos llegado, con relación al trabajo periodístico a un punto crítico en materia de responsabilidad profesional, capacidad intelectual y falta de pudor, que llega a ser obsceno a la hora de lanzar a los cuatro vientos las ideas más descabelladas que vienen a la mente de determiandos personajes.

Sostengo esto, en específico con relación a la Sra. María Monserrat Monserrat Álvarez Figueroa, de quien se señala haber cursado sus estudios de periodismo y licenciatura en historia, en la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En esta ocasión, la Sra. Monserrat Álvarez nos “deleita” con una narrativa que merecería la reprobación absoluta en cualquier escuela de periodismo que se digne de formar buenos profesionales. Y, que en el área que se desarrolla hoy como presentadora podría pasar simplemente como la opinión de alguien medianamente informada con más ripios que aciertos. Pero ello, que sería absolutamente  aceptable en alguien que no tenga el poder que poseen aquellos que laboran en televisión, resulta inaceptable en momentos que nuestro planeta necesita claridad, opiniones fundadas y sobre todo responsabilidad, cuando la manipulación y desinformación campean.

Primero, la mencionada profesional de las comunicaciones nos presenta su peculiar visión del imperialismo en versión rusa. Nos habla de una federación rusa, que según consigna proviene del Imperio Soviético y con antecedentes en el imperio de los zares. Y nos lanza un argumento biológico “Rusia tiene en su ADN el afán de conquista imperial, que ha tenido guerras independentistas en sus anteriores fronteras” y que no haber observado aquello fue ceguera de todos nosotros. A continuación, con alto vuelo intelectual nos dice, que pensar que Rusia se pudiese quedar tranquila con los límites geográficos y políticos derivados de la caída de la URSS, tenía una carga de incapacidad para leer el futuro. Rusia era una olla de presión con relación a todos los países que eran parte de la Unión Soviética.

Interesante ¡¡¡¡ lo que acontece hoy en Europa oriental es de generación espontánea y sino es así es culpa de Rusia. Para la Sra. Monserrat nada tiene que ver, en la actual situación en Ucrania, el hecho que:

  1. Occidente no respete las líneas y espacios de seguridad de la federación rusa, repetido hasta el hartazgo en cuanta reunión se hizo con Washington y esa congregación de países con escasísima soberanía llamada Unión Europea,
  2. La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que nació en abril del año 1949 con 12 miembros hasta tener en la actualidad 30 , con una sostenida expansión hacia la frontera occidental de Rusia.
  3. La OTAN bajo el mando unificado controlado por Washington realice ejercicios militares permanentes desde el Báltico hasta el Mar Negro.
  4. Rusia sufra, desde el año 2014 por el tema Crimea una política de sanciones como es habitual por parte de occidente que sin embargo permite la impunidad de entidades como la sionista que ocupa y coloniza Palestina, desde el año 1948 a la fecha. Como la Monarquía saudí que agrede a Yemen desde el año 2015 a la fecha que ha significado la muerte de 400 mil yemeníes. La ocupación y colonización del Sahara occidental a manos de la narco monarquía marroquí. Sin que ninguno de esos regímenes criminales, socios de Washington sufran sanción alguna.
  5. La región del Donbass, donde se ubican las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk – con población mayoritariamente de origen ruso y vínculos estrechísimos con la “madre Rusia” que ha sufrido, desde febrero del año 2014 (cuando se derrocó el gobierno de Yanukovich por los europeístas) los ataques de aquellos sectores paramilitares y el ejército de Kiev, que ha ocasionado 14 mil muertos bajo los gobiernos de Petro Poroshenko y el actual presidente, el comediante Volodimir Zelensky

Nada de eso tiene importancia para la Sra. Presentadora. Como tampoco que se hayan terminado acuerdos estratégicos de importancia como fue el tratado sobre sistemas de misiles de corto y mediano alcance desplegados en Europa en el contexto de la guerra fría y que sucesivamente fueron generando cambios y nuevos convenios, hasta que finalmente Donald Trump echó por la borda el último gran acuerdo firmado por Gorbachov y Ronald Reagan llamado Tratado INF.

Tampoco reseña, nuestra farandulera presentadora, el hecho que Rusia está rodeada por 426 bases militares desde el norte de Europa, desde la zona del Báltico, hasta el Mar Negro en el sur. Cuarenta y seis de ellas en suelo germano, 16 en Polonia y otras cifras numerosas en cada uno de los 30 países que conforman la OTAN hasta completar esas centenares de bases que no se dedican, lógicamente, al intercambio cultural entre los pueblos.

Los árabes se soban las manos

Como si lo anterior no fuera ya suficiente, para darle el premio al oscurantismo televisivo, la Sra. Monserrat y su “reflexión” geopolítica tiene un final surrealista y absolutamente dotado de una tosquedad argumentativa que indigna, falsedad de lo sostenido y una contumacia en presentarse como una presentadora que no merece ser “líder de opinión” como suele denominarse a aquellas figuras de la televisión u otros medios con miles de seguidores en redes sociales. La Sra. Monserrat, textualmente señala:

“Hay un tema que no estamos mirando y que a mí se me ocurre que puede explotar. El mundo árabe, tiene un enemigo, que se llama Estados Unidos. El mundo árabe tiene que estar mirando esto (la guerra en Ucrania). El mundo árabe recordemos derrumbó las Torres gemelas, ha tenido en jaque a Estados Unidos, donde no ha sido capaz de obtener la victoria en ninguna de sus incursiones en el mundo árabe. El mundo árabe está esperando su momento, se está sobando las manos en esta situación”

¿De qué mundo árabe habla la Sra. Monserrat? De aquellos que son aliados de Estados Unidos y lo apoyan en cuanta guerra de agresión se ha dado contra otros pueblos árabes como ha sido la guerra de agresión contra Siria desde el año 2011 a la fecha, el embate criminal y bloqueo contra Yemen desde el año 2015 a la fecha. La guerra de agresión e invasión contra Irak desde el año 2003 hasta la fecha. La ocupación de Palestina a manos del sionismo, que no es árabe, tampoco semita sino que colonos extranjeros avecindados en la ocupada palestina, socio principal de Estados unidos. Digo, no es árabe, pero ha visibilizado sus relaciones con los enemigos de los pueblos árabes como son: la Monarquía Saudí, Emiratos árabes Unidos, Bahréin, Egipto, Marruecos, Sudán. Jordania.

Recodará, supongo, la Sra. Álvarez Figueroa que Afganistán, uno de los países invadidos por Estados Unidos y los suyos desde octubre del año 2001 hasta fines del año 2021 no es un pueblo árabe, pero gustoso se sobaría las manos para exigir la verdad, reparación y justicia por 20 años de agresión, destrucción, muerte y dolor.

El gran enemigo de los pueblos árabes – hablo de pueblos, sociedades, no gobiernos – el  gran Shaytan es el sionismo, punta de lanza del imperio estadounidense, que es verdaderamente a quien podemos denominar como un régimen imperialista.

Supongo que la presentadora tiene claro que hay bases militares por docenas en Asia occidental, que la V Flota del Golfo Pérsico radica en Bahréin, lo doy por sabido.

Supongo que la Sra. Álvarez tiene claro el papel que cumple el sionismo en todo el desbalance del poder que se vive, no sólo en Asia Occidental, sino también en el Cáucaso Sur, en Asia central y el Magreb. Lo doy por sabido.

También la Sra. Álvarez debe tener claro que los que combaten a la triada criminal conformada por el imperialismo-sionismo y wahabismo es el je de la resistencia, donde debería mencionarlo con todas su letras: Hezbolá, Hamas, la Yihad islámica, al hashad al Shabi, Ansarolá, Fuerzas Qud, el ejército sirio, bajo el ejemplo referencial del teniente general Qasem Soleimani. Ellos sí, con todo el valor y resistencia desplegada en estos años llegarán sobarse las manos y expresar su felicidad junto a millones de seres humanos cuando la triada sea expulsada de Asia occidental, del Magreb y también de Latinoamérica.

Pablo Jofré Leal

Código para noticias 2270

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
7 + 4 =

comentarios

  • Comentarios publicados: 2
  • Comentarios pendientes: 0
  • Comentarios rechazados: 0
  • Alfonso E.Madrid 01:20 - 2022/03/19
    0 0
    Exelente análisis de la situación actual donde se lucha por el hegemón. Por desgracia la mencionada periodista es una de muchxs propagadorxs de mentiras en los medios de comunicación en Chile y que diariamente estrechan más y más la capacidad de un mínimo de análisis en una audiencia domesticada que actúa como borrego en manada (recordando a la audiencia de la UE). Esa audiencia ignorante lleva consigo, por desgracia, la impronta de ser atrevida en un sentido lato. Por lo menos existe 2 Paso y Pablo José Leal brindando generosamente conocimientos del acontecer diario de lo que conocemos y debiéramos conocer franqueando la censura mundial existente que acompaña a este golpe de Estado mundial. Sin duda la crisis civilizatoria que vivimos es innegable y he aquí una clara muestra como se nos presenta en este momento en un pais llamado Chile.
  • Julio Piñones 22:50 - 2022/03/20
    0 0
    Substancialmente, comparto las ideas que el Sr. Pablo Jofré Leal ha vertido en su excelente y justo análisis. Me parece muy acertado haber radicado en la Sra. Monserrat Álvarez Figueroa -mujer símbolo de la tontería "periodística" al aire-, la crítica rigurosa y experta planteada hacia la "Ignorancia Supina" de su oscura y necia labor en las pantallas televisivas, como la de muchos de sus pares. Es un buen ejemplo de la lacayuna adhesión de la mayor parte de los periodistas improvisados y serviles, que manifiestan su codicia hacia el poder del dinero estadounidense y europeo, al cual llaman "occidente". Los fundamentos de nuestra apreciación los ha señalado notablemente, el Sr. Jofré Leal. También, pueden encontrarse en la mayor parte de las líneas informativas que el poder imperialista, muy democráticamente, ha censurado en el mundo, condicionando las distorsiones producidas por la pereza mental de los colonizados, que se muestran sometidos a las potencias "occidentales" en esta inmensa tragedia que pudo haberse evitado absolutamente. Pero la canina recepción del discurso del dólar -como la de la inextinguible y significativa marca publicitaria de la RCA VÍCTOR yanqui-, no muestra señales de haber comprendido lo que significan las palabras "tercera guerra mundial": así evidencian su inepcia -así como la de los ignorantes y vendidos portavoces de la "prensa libre"- para luchar realmente por la vida humana y la Paz Justa.