publicado el: 7 marzo 2022 - 17:53

Segundo Paso

América Latina y La Crisis de Ucrania

Distintas Posiciones Frente a la Presión de Estados Unidos
América Latina y La Crisis de Ucrania

Segundopaso - Desde el inicio de las tensiones entre Rusia y Ucrania, diferentes países del mundo han ido dando a conocer sus reflexiones o sus enfoques de política exterior respecto a esta problemática. Este conflicto ha ganado mayor relevancia y ha suscitado más reflexiones desde el jueves 24 de febrero, cuando Rusia lanzó sus ataques contra Ucrania.

Con el anuncio del inicio del conflicto entre ambos países, el precio del petróleo alcanzó su precio más alto en los últimos siete años, puesto que el miedo a una crisis de suministro trastorna las actividades de muchas empresas. El precio de cada barril de petróleo Brent llegó a situarse en 100,04 dólares, afectando así a varios países productores o consumidores.

La región de América Latina es una zona en la que dos países han sido miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Los líderes de estos países latinoamericanos han reaccionado a este nuevo conflicto internacional conforme a los principios generales de su política exterior.

Antes del inicio del mencionado conflicto, algunos gobiernos latinoamericanos propusieron una solución diplomática a fin de evitar más disputas en el este de Ucrania y que se acataran los Acuerdos de Minsk. Por lo general, y como ya es patente desde hace tiempo, la política exterior de los Estados de esta región se perfila en torno a tres corrientes, a saber: pro-Washington, anti-Washington y moderados. Por ejemplo, antes del 24 de febrero y al comenzar las ofensivas, Cuba y Nicaragua apoyaban la postura de Rusia, El Salvador criticaba al presidente estadounidense, Joe Biden, y Colombia apoyaba a los Estados Unidos y la OTAN.

A continuación, examinaremos las posiciones de algunos países de la región sobre el tema de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Colombia:

Iván Duque, presidente de Colombia, en un anuncio pidió la retirada de las tropas rusas de Ucrania. “Rechazamos la guerra fuertemente y unido a la comunidad internacional, pedimos la retirada inmediata de las tropas rusas del territorio ucraniano”, dijo.

Duque también apoyó las sanciones impuestas a los funcionarios, militares, bancos y empresas rusos, y anunció que participará activamente en todas las reuniones internacionales.

México:

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, adoptó una postura más suave que Duque y llamó al diálogo. Mientras que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, condenó la invasión rusa y llamó al país euroasiático a poner fin a sus operaciones militares en Ucrania. Ebrard había mencionado anteriormente que se mantendrían las relaciones diplomáticas con Rusia y que México se opondría al uso de la fuerza y las amenazas a la integridad territorial de otros países.

Juan Ramón de la Fuente, embajador y representante permanente de México en las Naciones Unidas, también añadió en un discurso: “México ha experimentado cuatro invasiones a lo largo de su historia como Estado independiente”. Estas invasiones fueron realizadas dos veces por Francia y dos veces por Estados Unidos; la primera invasión estadounidense de México, en 1846, resultó en la pérdida de más de la mitad del territorio mexicano en ese momento. Por ello, México apoya la resolución de la ONU.

República Dominicana:

Luis Abinader, presidente dominicano, también criticó la invasión rusa de Ucrania diciendo que se había violado la norma básica de convivencia pacífica entre los países. Acusó a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de no respetar la identidad de Ucrania.

“Pedimos fuertemente al Gobierno ruso que retire sus fuerzas de Ucrania y regrese a la mesa de negociación para encontrar una solución diplomática al conflicto”, escribió el presidente dominicano en su cuenta de Twitter.

Chile:

Chile, que acaba de elegir a su presidente, espera que en las próximas semanas Gabriel Boric, el mandatario electo, llegue al poder. Boric escribió en su cuenta de Instagram: “Rusia ha elegido la guerra como un medio para resolver las disputas. Condenamos la invasión de Ucrania, la violación de su soberanía y el uso ilegal de la fuerza. Nuestra solidaridad con las víctimas y nuestro esfuerzo será por la paz”.

Brasil:

Entre los países de la región latinoamericana, la reciente visita del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, a Rusia y su reunión con Putin durante las tensiones Moscú-Kiev fueron noticia. Bolsonaro quería dar una buena imagen política de cara a la opinión pública antes de las elecciones presidenciales de Brasil de este año. Para ello, visitó al presidente ruso, ignorando el pedido de la Casa Blanca de que no viajara a Moscú, tras lo cual los medios relacionados con el Gobierno informaron de los logros de su viaje por la paz mundial. Sin embargo, tras la invasión rusa de Ucrania, Brasil, a pesar de la renuencia de su presidente a condenar la invasión rusa, votó el viernes a favor de un borrador de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, condenando la invasión rusa de Ucrania, como uno de los 11 miembros de dicha entidad. En contraposición a Bolsonaro, el vicepresidente brasileño, Hamilton Mourão, condenó la invasión militar y anunció que las sanciones económicas de Rusia podrían no ser suficientes y que el Occidente necesita usar la fuerza contra este país. Mourão también pidió el fin del conflicto y dijo que, como miembro del Consejo de Seguridad, intentaría encontrar una solución pacífica. Estas palabras se volvieron en su contra, pues Bolsonaro rechazó sus declaraciones poco después de condenar la invasión rusa de Ucrania. “La persona que tiene que hablar de estos temas se llama Jair Bolsonaro, y cualquiera que tenga alguna duda que se remita a la Constitución”, dijo el presidente brasileño en la emisión semanal de su entrevista en las redes sociales.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil expresó el jueves su preocupación por la operación militar de Rusia y pidió una solución diplomática, pero se negó a condenar la ofensiva.

Cuba:

Cuba también anunció su apoyo a Rusia antes del 24 de febrero. Por supuesto, este país siempre enfatiza que los problemas existentes deben resolverse a través de la diplomacia y la opción militar no es una opción en sí.

El 19 de febrero, el Gobierno cubano criticó la propaganda negativa de Estados Unidos y la escalada de las tensiones. El canciller cubano, Bruno Rodríguez, a través de Twitter, negó estrictamente lo que dio en definir como “histeria propagandística del Gobierno de Estados Unidos contra Rusia”.

Venezuela:

Venezuela culpó a la OTAN y su violación de los Acuerdos de Minsk por la escalada de la crisis de Ucrania. De igual modo, el jueves, el Gobierno de Venezuela pidió retomar la vía diplomática ante la crisis de Ucrania. A la sazón, Nicolás Maduro, presidente de este país, anunció en un mensaje de Twitter: “Estamos buscando soluciones pacíficas a la disputa entre las dos partes. El diálogo y la no injerencia son los garantes de la paz”. Por su parte, el canciller venezolano, Félix Plasencia, respaldó la lucha del presidente ruso contra el deseo de guerra de la OTAN.

También puede leer: ¡Sanciones!: El desespero de un imperio en decadencia

Otros países:

Juan Carlos Holguín, canciller ecuatoriano, anunció que Rusia ha violado las reglas internacionales; se halla entre los que condenaron la invasión rusa.

Los cancilleres de Perú y Paraguay también expresaron su preocupación por la crisis y llamaron al cese de las hostilidades, al diálogo y al alto el fuego.

Código para noticias 2276

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 0 =