Un vistazo a la Súplica de Abu Hamzah az-Zomali

Islamaldia - El ser humano es una criatura que necesita relacionarse con los demás. Él se esfuerza para, de cualquier forma, poder comunicarse y hablar con los de su misma especie.

El hombre es, en todos los asuntos, perfeccionista por naturaleza, busca conectarse con un ser superior a sí mismo, y este perfeccionismo del hombre y su naturaleza lo encauzan hacia la relación con el Origen de la existencia y su Creador; y para relacionarse con su Creador y Adorado, instintivamente siente una necesidad. Por ello, existen dos caminos ante el ser humano para poder comunicarse con su Creador: primero, utilizar el Libro Divino, en el que, la palabra de Dios en su mayor parte, va dirigida al ser humano y, segundo, utilizar las palabras y frases que Dios dirige al oyente por medio de las cuales solicita sus necesidades espirituales y materiales, y esto es llamado ‘súplica’. 

Tanto en el Corán como en las narraciones de Ahl-ul Bait (la paz sea con ellos) se ha enfatizado grandemente en que la súplica es uno de los senderos para comunicarse con Dios y considerado la forma más elevada de adoración. Para los creyentes la oración se asemeja a un arma que los salva de las angustias y calamidades, y los ayuda a alcanzar las necesidades materiales y espirituales; ya que el ser humano, a través de la oración, se conecta con el Gran Origen y solicita sus necesidades de la Fuente Infinita Divina y, por ello, la reforma de los asuntos del ser humano depende de la súplica y de cómo suplicar ante Dios.

Una de las súplicas que los musulmanes, en especial los chiíes recitan para susurrar sus necesidades con su Adorado, es la Súplica de Abu Hamzah az-Zomali. Esta súplica lleva el nombre de Abu Hamzah az-Zomali ya que él la transmite como del Imam Sayad (la paz sea con él) quien acostumbraba a recitarla todos del mes de Ramadán durante el alba.

En esta súplica, además de mencionar los atributos de Dios, menciona la forma y el método del arrepentimiento y de la abstención del pecado, enumera las grandes bendiciones divinas y advierte respecto a los apuros de la tumba y el Día de la Resurrección, así como del peso de la carga de los pecados, y enfatiza en la necesidad de obedecer y seguir al Mensajero de Dios (la paz y las bendiciones de Dios sean para él y su familia) y a los Infalibles Imames (la paz sea con todos ellos).

Así también en esta súplica se ha pedido el incremento del sustento y la peregrinación a la Casa de Dios, permanecer a salvo de los ardides de Satanás y de los gobernantes, permanecer limpios de los atributos desagradables, así como de la pereza, la frustración, la tristeza y el dolor. En esta súplica además de mencionar lecciones de teología y escatología, acentúa en el rango de la profecía y el imamato, que son las pretensiones más completas de todo creyente para la felicidad del mundo y la Otra Vida.

En esta súplica en realidad indica la existencia del ser humano, su situación, su rango ante Dios Todopoderoso, así como el tipo de relación que mantiene con el Señor, el método y la forma del movimiento del ser humano hacia la servitud. Aunque en la Súplica de Abu Hamzah az-Zomali las debilidades humanas se revelan ante sus ojos, pero, por otra parte, alcanzar la verdadera felicidad por medio de la comunicación con Dios Poderoso y Sublime provoca un gran entusiasmo en el corazón del creyente buscador de la verdad y realidad.

El texto profundo y atractivo de la Súplica de Abu Hamzah az-Zomali es tal que atrae hacia sí a cualquier persona tenga la religión y creencia que sea, y éste es un factor para el acercamiento de la persona a Dios, ya que los temas que trata son producto de la naturaleza humana y las necesidades de cada individuo en este turbulento período de la vida. El Imam Sayad (la paz sea con él) recitaba esta súplica todos los amaneceres del mes santo de Ramadán y hoy día estas letanías en la cultura islámica son recitadas todos los días en los amaneceres del mes de Ramadán.

Aquí pueden descargar el libro en PDF 10mb

Código para noticias 2337

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
8 + 7 =