publicado el: 10 mayo 2022 - 18:14
Inflación El Talón de Aquiles Americano

Segundopaso – Era cuestión de tiempo, el Imperio Americano se va desmoronando, las grietas económicas son más evidentes este año, la mala administración económica, el despilfarro de los gobernantes, el circo del sueño americano, ha desencadenado en la debilidad política y hoy la económica de Estados Unidos, se ve sumida en la peor inflación de los últimos 40 años y ahora ¿Quién podrá ayudarlos?

En los primeros días del mes de mayo, la Reserva Federal dio una sorpresa, al elevar en medio punto de manera porcentual la tasa de interés, una acción que busca salvar los bolsillos americanos que desde el año 2000 no han logrado frenar la inflación económica y ahora prevén aplicar cualquier medida que alivie esta presión económica que ahoga la esperanza del pueblo americano.

Washington, al no poder contener el poderío económico chino y acabar empujando a Ucrania y a su comediante hacia la guerra con Rusia, se ha visto débil en el escenario político y económico, los tropiezos en el mercado financiero y una pandemia mal administrada, están cavando fondo, por ello desesperadamente busca tener una economía activa. El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell, va utilizando algunos medios como el subir la tasa de interés, que ve como medida necesaria, y anticipa que se seguirá subiendo esta tasa interés porcentual hasta el mes de junio donde se llegará a un 2%.

En todos los ámbitos Estados Unidos, se ha visto muy preocupado por la inflación que va al acecho, y no saben cómo manejar el rumbo económico, ya que como lo describe Powell “El Mercado del Trabajo esta extremadamente ajustado y la inflación es demasiado alta”, estas declaraciones surgen en una conferencia de prensa, siendo notoria la preocupación ante este problema palpable en la economía del país de barras y estrellas.

La economía americana presenta varios desequilibrios en cuanto a oferta y demanda, el alto costo de la energía, y las estrategias geopolíticas, que ha llevado a presionar el mercado estadounidense, sumado a que se prevé una escasez de suministros, debido a la guerra de Ucrania y el no poder contener el COVID 19, parece que no bastara con la impresión de billetes norteamericanos para resolver esta crisis económica.

Estados unidos, va viviendo un tiempo muy frágil por ejemplo en el tablero geopolítico, con una débil presencia en el mundo y solo se va escudando en los bloqueos y las sanciones económicas, que ya varios países del mundo han sorteado y han visto que no tiene peso esta medida, ya que solo busca satisfacer el interés político de Estados Unidos.

En el contexto económico, esta crisis se presenta tanto de manera interna como externa, presionando al dólar y con un posible impacto para Latinoamérica y el mundo, el dólar cuanta más presión tenga, repercutirá en la variabilidad de precios en materias primas, de manera interna estados unidos estará viviendo una época encarecida para sus empresas y la forma de vida del pueblo norteamericano.

Según los últimos datos que presenta la Reserva Federal, la inflación ha llegado a un 8.5 % en marzo, repercutiendo en la subida de precios de los alimentos, la gasolina y la energía, aún queda en duda si las medidas aplicadas afectaran a la bolsa de valores y el mercado bursátil.

Las más afectadas serán las micro y pequeñas empresas, que ante esta  inflación económica, no podrán contratar mayor personal, restringiendo un mayor desarrollo económico, recordemos que el Producto Interno Bruto de EEUU (PIB) se contrajo recientemente, con un descenso del 0.4 %, un signo de desgaste y retroceso económico, todo hace ver un camino lleno de obstáculos para los americanos, que este año enfrentan elecciones de medio mandato que se realizarán  en noviembre y al parecer le pasara una gran factura a los Demócratas.

Pese a que Biden y su equipo han llamado a la calma, en lo interno del gobierno existe una gran preocupación, las cuales se expresaron en la prohibición de desahucios en Estados Unidos, lo cual puede conllevar al desalojo de viviendas, ante la incapacidad de pago del pueblo estadounidense, a pesar que repetidamente se ha hablado sobre la generación de empleos, si esta inflación sigue creciendo como una burbuja de aire, habrá un momento en que no podrá contener el alza de los desempleos y se caerá también en la informalidad laboral, algo que ya lo ha confirmado la Organización Internacional del Trabajo.

También puede leer: Inflación Mundial, Desastre Económico a la Vista

Los Prestamos Biden, los cuales parecían ser necesarios para ayudar el pueblo norteamericano, han sido contraproducentes, y solo ha llevado a seguir engordando la deuda interna, que viene acarreando desde la segunda guerra mundial.

La política conservadora y la necesidad de dinero en las arcas del estado, también pueden llevar a la cancelación de tarjetas de crédito, prestamos, hipotecas, todo con el fin de tener dinero en efectivo, pero que a futuro puede derivar en un fuerte conflicto social.

El Talón de Aquiles de Estados Unidos, al parecer es su economía, la cual desde los años sesenta estaba sostenida más allá del petróleo, con la invasión a otros países del mundo, a los cuales llevaba recetas económicas que aliviaban la economía americana, en detrimento de los pueblos sumidos en pobreza.

Actualmente la deuda pública de los Estados Unidos ha superado los 30 billones de dólares, una cifra increíble de comprender por ser el supuesto país sólido, que brinda libertad y sueños a la humanidad.

La incertidumbre, ha llegado a ser el factor determinante de esta crisis económica, que puede afectar al mundo, el efecto Trump también está de por medio y sus locas medidas han sido más un puñal a la economía mundial.

A lo largo del pasado siglo y este siglo XXI, Estados Unidos tras haber generado  violencia, en distintas partes del mundo, como la planificación del Plan Cóndor, la opresión a los pueblos de Centro América, la imposición de dictaduras,   las invasiones a Oriente Medio, de Irak, Siria, Afganistán, y toda una larga lista y derramamiento de sangre de miles de inocentes con el fin de aliviar y satisfacer la economía americana, hoy se ve resquebrajada, tambaleante, y va dejando de ser aquel país hegemónico, para transformarse en un país con una bomba de tiempo, viendo que su mayor problema no es el terrorismo, si no el propio gobierno americano, que ha decaído y es un viejo sistema de corrupción y fantasía.

Código para noticias 2420

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 14 =