¿Cuáles fueron los primeros efectos del virus Corona 19 en el mundo?

Segundopaso - La epidemia de coronavirus ha sido llamada el mayor desafío del siglo, ya que ha cambiado muchos aspectos de la vida de las personas y ha creado limitaciones de gran alcance en el diario vivir. El virus y su propagación ha tenido un grave impacto en varios ámbitos de la vida y, por supuesto, en cuestiones culturales y sociales. En algunos programas, abordaremos estos efectos, que son tanto positivos como negativos.

Las pandemias han amenazado durante mucho tiempo el mundo y tienen efectos implacables en la vida humana. Estos fenómenos siniestros y críticos, por un lado, han impuesto miedo, ansiedad, debilidad y muerte, por otro lado, han sido efectivos para difundir el conocimiento y la comprensión de la existencia y la naturaleza. En estas crisis, por la amplitud de su impacto, ha dejado una tremenda huella en escritores, filósofos y artistas de todo el mundo y su inspiración ha cobrado importancia en la creación de obras de arte, filosofía y literatura. Muchos artistas y escritores han encontrado que las pandemias son un tema llamativo para la creación de obras de arte y literatura, a través de ellas, han explorado los significados profundos de la vida humana, como la existencia y la muerte y han mostrado los valores humanos con mayor claridad. Algunos filósofos narran sus encuentros metafóricos y alegóricos con enfermedades y las han usado para explicar conceptos filosóficos.

La propagación del virus Corona a finales de 2019 en todo el mundo, nuevamente puso a la humanidad en una situación cuyos efectos se extienden más allá de los límites médicos y sanitarios. El advenimiento del virus Corona eclipsó la mayoría de los campos epistemológicos y científicos y transformó los estudios filosóficos, religiosos, económicos, políticos, culturales, artísticos y sociales. De hecho, planteo serios desafíos al ser humano de hoy; desde los contratos más simples de interacción social hasta los conceptos más abstractos como la vida, la muerte y la identidad. El brote del coronavirus provocó el cierre de muchas actividades y eventos políticos, sociales y culturales, incluidos festivales, exposiciones, cines, teatros, conciertos y librerías. Tuvo muchos efectos negativos en los mercados globales y las economías de los países en varios sectores, incluida la cultura.

Según un nuevo informe de The Guardian, con sede en Londres, las áreas culturales europeas, incluidos el cine, la televisión, la radio, la música, las publicaciones, los videojuegos y las artes escénicas, cayeron un 31 por ciento el año pasado en comparación con 2019. El sector del turismo, que perdió el 27 por ciento de sus ingresos, también sufrió grandes pérdidas por el Corona 19. El informe, basado en un estudio encargado por organizaciones europeas de derechos de autor y artistas, muestra que en la época de Corona, la industria de la aviación europea, tuvo una caída del 4,31 por ciento en ingresos durante el año pasado debido a las restricciones de viaje, siendo el más afectado a comparación con el área cultural y el arte europeo.

De acuerdo al informe, en 2019, antes del brote del coronavirus, el sector europeo de las artes y la cultura se desarrollaba como una central eléctrica con más de 7,6 millones de trabajadores y una facturación de 643 000 millones de euros, lo que representa aproximadamente el 4,4 % de los ingresos brutos de la Unión Europea. “Con el brote de Corona, hemos visto las terribles consecuencias del cierre de miles de centros culturales y artísticos”, dijo Mark Lermitt, autor principal del estudio. El área cultural fue la primera en suspender sus actividades tras el brote y probablemente será la última en poder retomar su trabajo sin restricciones. Según Lermitt, los ingresos de los sectores de las artes escénicas y la música cayeron un 90 y un 76 por ciento, respectivamente. Campos como las artes visuales, los libros, la prensa, el cine y la televisión sufrieron recortes de ingresos de entre el 20 y el 40 por ciento, solo el sector de los videojuegos resistió la ola con un aumento del 9 por ciento en la facturación.

Se requirió el cierre anticipado de cines, museos, teatros y salas de conciertos, al igual que la cancelación de festivales de verano que presentaba jóvenes artistas y nuevos talentos. En general se vio afectada duramente a la industria en todo el mundo y este impacto se sentirá en los años venideros. El informe y otras revisiones de expertos afirman que, si la producción y distribución física y los eventos en vivo no se reanudan lo antes posible, existe el riesgo de perder el capital invertido en proyectos nuevos y emergentes. Sin embargo, casi la mitad de los encuestados (46 %) dijo que preferiría mantenerse alejado de tales reuniones durante meses y años, incluso si las salas de conciertos reabrieran. Expertos e investigadores advierten que los países de todo el mundo deben proporcionar los recursos financieros necesarios para recuperar y revivir la industria de las artes y la cultura; de igual manera se debe alentar a los inversores privados a hacerlo, ya que la industria de las artes y la cultura nunca ha enfrentado un colapso económico tan grande y esta crisis tendrá profundas consecuencias.

Pero hay otra cara de esta historia, y sabemos que no todo en el mundo es negativo. El virus Corona 19 demostró que cualquier amenaza que se plantee globalmente y abarque todos los rincones de la Tierra conducirá a una interacción constructiva, lo que requiere una cooperación efectiva, lejos de buscar la supremacía y el unilateralismo entre las naciones. Cuando se trata de la cultura, el arte y el tema de los libros y la lectura, se eliminan todos los límites y prejuicios políticos, se forman juicios justos y se abre otra ventana al mundo. Marshall McLuhan, predijo una vez que el mundo se convertiría en una “gran aldea”, y tal vez ahora las condiciones sean las adecuadas. Porque la comunicación ha hecho que esta aldea se torne global, ahora vemos la ruptura de las limitaciones de tiempo y espacio mediante la comunicación y la información, con la expansión y el avance de la tecnología, el ciberespacio (Internet) y la tecnología y las redes de banda ancha.

Ahora, gracias al espacio de comunicación, se ha creado una aldea y se ha formado un nuevo lenguaje llamado el lenguaje del arte, que permite que todos se comuniquen entre sí sin fronteras. Al principio, nadie podría haber imaginado que el virus Corona sería tan nuevo y cambiaría, amenazaría y dejaría una marca en todas partes, pero este virus siniestro también creó una oportunidad y un mundo sin fronteras para el arte, la cultura, los libros y la lectura, un mundo que se expandió más y más. Durante este tiempo, la comunicación se ha vuelto tal, que ha acercado a todos los países del mundo a una vida biocultural y social común. Se incrementaron las estrategias hacia el apartado internacional y se diseñaron programas más allá de los efectos del virus Corona. Si antes una serie de conferencias, festivales y programas era tan grande como una ciudad, ahora se ha formado el espacio de comunicación internacional y la mayoría de los programas se han vuelto nacionales e internacionales. De hecho, durante la crisis, las personas enfrentaron un cambio en el estilo de vida, uno de los cambios más notorios observados fue el cambio en el uso de los medios.

Otra oportunidad que creó el virus Corona fue la capacidad de conectarse con grandes profesores y escritores e invitarlos a su campo de especialización. La formación de numerosas conferencias sobre temas especializados con la participación de personas de todo el mundo desde la comodidad sus hogares, nos mostró todo el asombroso poder de la tecnología y las nuevas herramientas de comunicación. Las actividades de muchos grupos sociales e instituciones han tomado diferentes formas. Eche un vistazo al ciberespacio: cada grupo toca música y da conciertos de acuerdo a sus intereses, presenta libros, cose diferentes mascarillas y se ayudan mutuamente, incluso compartiendo la experiencia de la vacunación.

Los padres acompañan a sus hijos con el nuevo método de educación, las personas que estaban lejos del ciberespacio recurrieron a la aldea de la comunicación para no quedarse atrás en el proceso de educación. Ya no somos ajenos a escuchar y leer palabras como aula virtual, seminario en línea, curso virtual, seminario web, lo escuchamos muchas veces durante el día, sin embargo, el mundo que tenemos ahora, con la propagación del coronavirus, es diferente al mundo anterior. En esta situación, los negocios de Internet de los residentes creativos de esta aldea también han florecido. El virus Corona 19 demostró que, al ser víctimas o sobrevivientes de la enfermedad, todos somos miembros de la misma familia y todos tenemos una parte igualitaria, por lo que debemos aprovechar las oportunidades al máximo y aumentar la empatía y la comunicación. Enfrentarse a este virus y cooperar de manera efectiva y alejada de cualquier prejuicio para salvar la vida de cada ser humano es la forma de mantener activa esta aldea global.

Código para noticias 2502

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 10 =