publicado el: 22 junio 2022 - 19:06

Lo Reciente

La Complicidad de Estados Unidos en la Guerra de Yemen

La Revelación de Nuevos Documentos Sobre el Papel de EE UU y La Venta de Armas a Arabia Saudi
La Complicidad de Estados Unidos en la Guerra de Yemen

Segundopaso - El análisis del periódico de ¨Washington Post¨ y SMF (Security Forcé Monitor Project) en el instituto de los derechos humanos en la facultad de la universidad de Colombia, reveló el papel clave de EE UU en los crímenes de guerra cometidos contra la población sin refugio de Yemen.

Joe Biden en su pasada campaña presidencial gritaba y coreaba lemas contra el régimen de Riad y decía que la guerra de Yemen es ¨una catástrofe humana¨ y reclamaba que se debía poner fin a la cooperación y ayuda estadounidense en esta guerra especialmente en el tema de la venta de armas a los saudíes. Ya en el gobierno el inquilino de la Casa Blanca Joe Biden en 2021, declaró la culminación del apoyo de EE. UU, en la incursión logística y armamentista de la coalición saudí en Yemen, suspendiendo la venta de cualquier tipo de armas. Pero nuevas investigaciones revelaron que los contratos de ventade armas y apoyo logístico para la fuerza área saudí que había firmado el gobierno de EE UU, y distintas empresas estadounidenses seguían vigentes hasta la presente gestión.

El periódico ¨Washington Post¨ y el SMF (Security Forcé Monitor Project) en el instituto de los derechos humanos en la facultad de la universidad de Colombia, revisaron más de 3 mil imágenes, noticias, reportajes de medios de comunicación y videos que estaban disponibles para reconocer e identificar a 19 cazas aéreos que habían participado en las incursiones aéreas de Arabia Saudí. El análisis de los documentos de estos contratos demuestra que EE. UU, sigue apoyando con la mayoría de estos aviones cazas, en muchas incursiones, a su vez Estados Unidos brindo apoyo logístico para el manejo de armas, capacitación militar a pilotos, mantenimiento y reparación de las aeronaves. El periódico de ¨Washington Post¨ también descubrió que, desde el estallido de la guerra en Yemen, EE. UU, firmo aproximadamente 94 contratos con las fuerzas aéreas de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Así, EE. UU sigue siendo el principal cómplice de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos en este crimen de lesa humanidad contra los yemeníes. Crímenes que, según las estimaciones observadas de la ACLED, el proyecto de los datos de ubicación y sucesos armados, indica que aproximadamente 15 mil personas habían muerto, solamente en las incursiones aéreas de la coalición saudí en Yemen. 

También, conforme al ¨Centro Especial para Visitar la Violación de Derechos Humanos en Yemen¨ los ataques de esta coalición infringieron la muerte de más de 3,182 niños yemeníes durante los ocho años de una guerra desigual. Entre estas cifras se evidencia que 2,795 niños fueron asesinados y 382 niñas perdieron la vida, en las 20 provincias de Yemen. Antes de esto, la organización yemení llamada “Entesaf” y que fuera defensora de los derechos de los niños y las mujeres yemeníes, publicó un informe sobre la situación catastrófica de las mujeres de este país tras ocho años de guerra y bloqueo económico sin precedentes. Esta organización declaró que, desde el principio de la guerra impuesta por Arabia Saudí a Yemen, habían muerto 2,412 mujeres y otras 2,825 mujeres resultaron heridas. El informe continúa y menciona que los ataques saudíes a hospitales y centros médicos provoco que el acceso a los servicios médicos para las mujeres no esté disponible. Además, se puede mencionar que, a causa de las pandemias y distintos brotes de enfermedad, surgió un aumento de desnutrición especialmente entre las mujeres embarazadas y neonatos lactantes, hubo un incremento de abortos y se dispararon los casos de anormalidades maternales por causas del uso de armas químicas o prohibidas por parte del régimen saudí. El informe menciona a su vez que 1,200,000 mujeres yemeníes sufren desnutrición severa y más de la mitad de ellas están embarazadas. Anualmente 8,000 mujeres mueren por el bloqueo impuesto y el 70% de los medicamentos requeridos para distintas enfermedades no están disponibles en Yemen. 

La ayuda de EE. UU, a la coalición saudí en la guerra de Yemen empezó durante el gobierno de Barak Obama y muchas de las autoridades del presente gobierno de Biden estaban en aquella ocasión en su gabinete. Según las declaraciones del instituto de la paz de Estocolmo, EE. UU, había sido el principal proveedor de armas del régimen saudí y entrego el 73% de todas las armas vendidas a este país. 

Antes de esto, el Washington Post había presentado a Israel como cómplice de Arabia Saudí en la guerra contra Yemen desde 2015. Anteriormente, el gobierno de la liberación nacional de Yemen (Ansarollah) declaro que estaba en guerra con EE UU y el régimen sionista israelí y que la coalición saudí es solo parte de la frontera. El Washington Post en el artículo que publicó hace un año, había escrito: el régimen de Israel ha participado y apoyado a esta guerra con 42 pilotos y soldados militares; siendo el papel de Israel destacado a través de la ayuda militar a los grupos adversos para que pudiera tener mayor presencia en el estrecho de Bab al-Mandab.

Por supuesto, la complicidad de otros países con la coalición saudí en los crímenes de guerra que ocurrieron en Yemen no se limita solamente a estos dos secuaces EE UU, y el régimen sionista de Israel. Recientemente, el Centro Europeo de la Constitución y los Derechos Humanos (ECCHR), Sherpa internacional y Mwatana para Derechos Humanos declararon y denunciaron a las grandes empresas y corporaciones de Francia por fabricar armas de guerra, para fomentar los crímenes de guerra en Yemen y ser cómplice del régimen de Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos en la venta de armas.   

El alegato de estas organizaciones no gubernamentales y que están a favor de los derechos humanos, está en proceso de pacificación después del alto al fuego que empezó en el mes de abril de la presente gestión. Antes de esto, las organizaciones que estaban en favor de los derechos humanos intentaron muchas veces demostrar el papel de Francia para empeorar la situación humana en Yemen. Estas organizaciones esperan que se condene a las empresas armamentísticas de Francia, como Dassault Aviation, Thales y MBDA France, revelando los efectos destructivos de los adversarios de los derechos humanos en la opinión pública.

También puede leer: Un análisis de la prórroga de dos meses del alto el fuego en Yemen

El Consejo de Seguridad de la ONU desde el estallido de la guerra en Yemen ha emitido cerca de 20 resoluciones sobre esta crisis. En todas las resoluciones se han dirigido solamente a los Hutíes de forma unilateral y no han mencionado nada sobre el asalto de los saudíes y el apoyo de los gobiernos occidentales en esta guerra desequilibrada.

Rusia está bombardeando objetivos civiles en Ucrania y este asunto ha provocado la ira de todos en el mundo, pero durante ocho años anteriores, cuando Yemen estaba viviendo miles ataques y la destrucción masiva de toda su infraestructura, se hacía caso omiso a los gritos de miles de inocentes. Lo importante es que pese a las revelaciones que han hecho los gobiernos occidentales sobre los crímenes de la coalición saudí en este país pobre y las acusaciones numerosas de las organizaciones de derechos humanos, estos países cómplices de esta guerra siguen guardando silencio y permanece su relación con estos países de la coalición saudí y en algún momento incluso están en la primera fila de los atacantes y apoyan esta guerra.

Código para noticias 2513

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
2 + 0 =