EE.UU. Sanciona a la Minera Estatal de Nicaragua por el Acercamiento a Rusia

Segundopaso - El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha aplicado una sanción “quirúrgica” al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo: este viernes castigó a la Empresa Nicaragüense de Minas (Eniminas) y sus exportaciones de oro. También fue sancionado el presidente de su junta directiva, Ruy López Delgado.

El Subsecretario del Tesoro afirmó en un comunicado que Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, están "estrechando su relación con Rusia mientras sigue la guerra contra Ucrania". La Asamblea Nacional de Nicaragua, autorizó el ingreso al país de tropas, naves y aeronaves rusas, a petición de Ortega, para participar en operaciones en el Caribe y el Pacífico. lo que significa su gran preocupación por perder un espacio de control en Latinoamérica a nivel internacional.

Después de la creación de la empresa estatal Eniminas en 2017, el Gobierno nicaragüense tiene mayor control en la regulación de la minería aurífera. La emisión de concesiones de tierras a empresas nacionales y extranjeras ha aumentado de forma exponencial en los últimos años, al mismo tiempo que Eniminas cuenta con varias empresas conjuntas con capitales privados. El incremento en el precio y la alta demanda del oro a nivel mundial, que es usado como inversión en tiempos de crisis, sumado a que esa actividad minera se ha venido consolidando en Nicaragua, lo empujó a convertirse en el principal producto tradicional de exportación de esa nación en 2020.

Pese a las sanciones, Ortega sigue retando a Washington: este viernes el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, viajó a Rusia. “Delegaciones de alto nivel de Nicaragua y Rusia se reunieron en San Petersburgo, donde destacaron el carácter estratégico de las relaciones de ambas naciones y ‘la importancia de fortalecer la cooperación bilateral”, informó la fuente oficial.

La riqueza mineral de Nicaragua tenía un horizonte prometedor ya que las empresas están invirtiendo en el desarrollo en los recursos identificados como explotables. La inversión del sector se ha tratado muy bien en el país y las compañías que se han instalado suelen utilizar prácticas muy consistentes con el desarrollo sostenible del negocio, con planes ambientales con un trabajo de reforestación importante y fortalecer la inversión en beneficio de las comunidades de la zona. Ahora Estados Unidos está empeñado en boicotear toda  actividad que signifique autonomía y progreso para esa nación, por lo tanto decreta sanciones para afectar directamente la economía nicaragüense.

Nicaragua aprueba el ingreso de tropas rusas al país

Estados Unidos se sentirá más acorralado, por la idea fija de expandir la OTAN contra Rusia, una razón determinante es que Nicaragua aprobó el ingreso de fuerzas rusas para entrenarse dentro de sus fronteras y realizar ejercicios militares con el ejército nicaragüense, poco después de EE.UU. impuso nuevas sanciones a funcionarios de la nación centroamericana.

Apoyándose en su derecho constitucional, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, renovó la orden, que fue aprobada por la Asamblea Nacional. La determinación oficial abarca tropas y equipo militar ruso, así como siete países latinoamericanos para ingresar al país y participar en intercambio de experiencias, ejercicios de entrenamiento y operaciones de ayuda humanitaria.

El presidente nicaragüense en su momento declaró su apoyo a la operación de seguridad estratégica rusa en Ucrania e hizo que Nicaragua se abstuviera de condenar a Rusia en una votación de la ONU y también votó en contra de sacar a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En su última aparición pública el 27 de mayo, en la Cumbre del Alba que hizo contrapeso a la Cumbre de las Américas, Ortega arremetió contra Estados Unidos y la Unión Europea y el mandatario dejó claro su acercamiento a Rusia y China.

Con la desesperación habitual estadounidense, declaró: "Consideramos que esto es una provocación del régimen de Nicaragua", dijo Brian Nichols, jefe de asuntos del hemisferio occidental del Departamento de Estado, a DW-TV en la Cumbre de las Américas de la semana pasada en Los Ángeles. La pregunta que no quiere callarse es si Ucrania, Finlandia y Suecia son poco si es absorbida por la OTAN y sus misiles.

Hay un hecho revelador en la acción de Nicaragua ya que la Asamblea aprobó la medida luego de que Estados Unidos sancionara a 93 funcionarios nicaragüenses, entre jueces, fiscales, legisladores y funcionarios del Ministerio del Interior por la detención de 180 presos políticos. En la práctica, la determinación permitirá el ingreso a Nicaragua de 230 soldados rusos a partir de julio y durará hasta fin de año para patrullar el Pacífico junto al Ejército de Nicaragua.

La actitud antiimperialista y confrontativa del mandatario nicaragüense molesta al gobierno estadounidense, pues atenta a sus intereses hegemónicos en la región y ven el peligro de la cercanía de su “enemigo” ruso. Roberto Salinas-León, director del Centro para América Latina de Atlas Network, amenazó con una mayor presión económica. "Más sanciones podrían conducir a una demostración 'duplicada' de un falso sentido de 'soberanía nacional'". Y prosiguió el discurso: “El pueblo de Nicaragua será el que más sufrirá este nuevo impase”, agregó. “Ciertamente no invitar a Ortega a la Cumbre de las Américas resultó ser la decisión correcta”.

También puede leer: Augusto Sandino el Gran Revolucionario Nicaragüense

Efectivamente durante la Cumbre de las Américas realizada en Los Ángeles, a la que Ortega no fue invitado por Washington, el principal encargado del Departamento de Estado para Latinoamérica, Brian Nichols, ya anunció que preparaban una nueva ronda de sanciones contra el régimen. “Esperamos cambios profundos en su forma de actuar y, si no, vamos a tomar medidas para expresar nuestro desacuerdo con la presión política que existe en Nicaragua en este momento”, dijo Nichols sobre Ortega.

Como siempre, las declaraciones agresivas y amenazantes de los portavoces estadounidenses se evidencian cuando un país no cumple con las agendas globales impuestas y aún no aceptan el último triunfo de Ortega, quien permanece en el poder durante 15 años, y durante ese tiempo, las relaciones entre los dos países se tornaron más tensas debido a una serie de problemas, entre los que destacan las acusaciones de injerencia estadounidense y su afán de control de la región de Centroamérica y el Caribe.

Código para noticias 2559

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
1 + 5 =