Ashura; Una Verdad Multidimensional

Islamaldia - Si usted mira una película o una serie a la mitad, hará un juicio sobre los personajes y el resultado de la misma, que probablemente sea incorrecto. Porque la actuación de los personajes queda clara al final de la película tras examinar todos los aspectos de la historia, y el arte del director es mantener al público atento hasta el final.

El evento de Karbala tiene dos partes muy importantes, y se debe prestar atención a cada una de ellas en forma integral, si se lo hace por separado provocará que no entendamos la profundidad de este suceso y nos quedemos solo con una parte superficial del mismo.

El hecho central de este movimiento es la opresión que vivieron el Imam (P) y sus compañeros frente a la brutalidad de los enemigos, siendo el acto más doloroso y desgarrador que conocemos hasta hoy y del que hemos escuchado y leído mucho. Pero la dimensión que ha convertido a Ashura en un evento insustituible y eterno es la gran personalidad del Señor de los mártires (P) y su epopeya en el ascenso de este movimiento.

La lucha épica por la libertad frente a la opresión que vivieron ha creado un elixir puro y maravilloso, que hace que todo lo muerto reviva y todo lo viejo rejuvenezca. Así es como despertó a la comunidad islámica después de años de adormecimiento y abandono inclinándose ante la opresión. Los levantamientos ocurridos tras el incidente de Karbala en distintos puntos de la geografía islámica son una prueba fehaciente de esta afirmación.

La palabra épica literalmente significa intensidad y fortaleza. En palabras del Imam Husáin (P), debemos enfrentar al enemigo siempre con pasión y fuerza, incluso cuando ha puesto una daga en su garganta. Si no se explica y reconoce este carácter firme y trascendente y sólo queremos mirarlo desde el aspecto de la opresión que vivieron, significaría una gran injusticia en el conocimiento de esta epopeya para las generaciones futuras.

El levantamiento del Imam Husáin (P) no es del tipo de las hazañas de carácter étnico o racial; su camino y sus grandiosas palabras son el despertar para la humanidad. El motivo de su enfrentamiento con Yazid no fue tomar el trono del reino de Siria e Iraq, u otro interés; sino que sus palabras y preocupaciones son la reavivación de su Imamato (liderazgo), la salvación humana de la desviación y la demostración de la verdad religiosa, de que el profeta es misericordia para el mundo. Por lo tanto, Husáin (P) es un guerrero que vino al campo para salvar a la humanidad. Llegó al altar del sacrificio para liberarnos a ti ya mí de los demonios del mal.

Ashura; Una Verdad Multidimensional

También puede leer: Siete Pasos de Súplica en la Ziarat de Ashura

Este ha sido el ímpetu y preocupación paternal del Imam (P) con su representación y método para lidiar con la opresión y los tiranos; su ejemplo ha sido compartido durante siglos y no se limita a una región específica. De hecho, el nombre del Señor de los mártires es adecuado para él. Cualquiera que sea siervo de Dios es hijo de Husáin (P).

La dama Zainab (P) pronunció un valioso discurso en el palacio de Yazid que explica bien esta verdad. Le dice a Yazid (maldición de Dios): "Planifica e intenta todo lo que puedas… ¡Por Dios!, nuestro recuerdo no puede desaparecer".

Entonces, a veces se pregunta "¿Por qué se recita tanto las letanías y lamentaciones de Ashura?" “¿No tenemos otros eventos en la historia o incluso hoy en día, donde han ocurrido crímenes peores que Ashura?”

Este pensamiento se debe, por no conocer este gran movimiento y verlo de manera incompleta.

Sí, si sólo queremos fijarnos en el aspecto de la opresión que sufrió el Imam Husáin (P) a partir del incidente de Ashura, solo afirmaremos que Husáin (P) fue una persona bondadosa, y oprimida. Lamentablemente en los últimos años, corrientes como el laicismo han alimentado esta idea que favorece a los enemigos. Pero esta es una aseveración incompleta, pues Imam Husáin (P) actuó con firmeza, rebeldía y resistencia.

Por supuesto, el tema de la opresión de este evento también es extraño, como leemos en el libro Hemase Husáini del mártir Motahhari:

“Una vez conté y encontré cerca de veintiún tipos de mezquindad y deshonra en este crimen, y ni siquiera me imagino que tal crimen se pueda encontrar en el mundo que tiene tanta variedad. Por supuesto, en la historia de las Cruzadas, los crímenes de los europeos fueron muy insólitos".

A continuación, dice:

“Si mira en toda la historia de Oriente, no encontrará dos crímenes que ni siquiera en el sistema omeya se cometieron: uno es quemar vivo y el otro es masacrar a las mujeres, pero en la historia de Occidente se ven mucho estos dos tipos de crímenes".

Por lo tanto, si consideramos la dimensión de su sufrimiento y abandono en Karbala junto a la epopeya de valentía y libertad, y vemos que los compañeros de Ashura pregonan así desde las elevadas cumbres de la humanidad, comprenderemos que esta epopeya no debe leerse todos los años, sino todos los días. Por lo tanto, esta famosa frase de que "todos los días son Ashura y todos los lugares son Karbala" no es solo una frase sino una ideología y una verdad.

Código para noticias 2727

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 1 =