El confinamiento como manifiesto de realidades individuales y sociales

SP - En los últimos días, muchos gobiernos se han visto forzados a decretar el confinamiento obligatorio para los ciudadanos, en vista de la pandemia declarada por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en días anteriores ante la expansión desenfrenada del Coronavirus. Esta medida, en términos de salubridad pública, parece ser bien vista por profesionales de la salud en general.

No obstante, las medidas adoptadas parecen haber revelado la desigualdad social existente, especialmente en los llamados “países de tercer mundo”. Muchas personas de escasos recursos han continuado sus vidas fuera de sus casas en busca del sustento diario: recolectores de reciclaje, vendedores ambulantes, inmigrantes desempleados… Personas que a diario se vuelcan a los parques, calles, callejones y plazas de mercado en grandes y pequeñas urbes viven del día a día, puesto que deben buscar el sustento para sobrevivir con sus familias. Algunos líderes gubernamentales realizan aportes mensuales a familias de estratos sociales bajos, así que este auxilio se convierte en un pequeño respiro para ellos en estos momentos de crisis. Pero la cruda realidad es que las garantías de salud, educación, vivienda y recreación son casi nulas para muchas familias. Según la ONU, 1.300 millones de personas son pobres en todos los sentidos de la palabra, porque no tienen apenas ingresos o carecen de acceso a agua potable, alimentos suficientes o electricidad. Además, El 10% de la población mundial, 736 millones de personas, sobreviven cada día con menos de 1,90 dólares. Son extremadamente pobres... (elpais.com).

En estos momentos de crisis por la pandemia desatada hace unos cuantos meses, se han visto imágenes a diario de personas que, en su desespero por conseguir el pan diario, han superpuesto esta necesidad a la obligación de cuarentena como medida para contener el rápido contagio del coronavirus. El dilema para ellos es: el hambre o el virus.

Por otro lado, están las personas que tienen garantizado un salario un poco más alto y fijo. Estas personas corresponden a lo que se denomina “clase media”. Las familias de este nivel económico, si bien poseen algunas comodidades y garantías, han tenido que cambiar sus vidas totalmente, así que el teletrabajo se ha convertido en una herramienta eficaz en estos momentos de confinamiento.

​​​​​El mundo sigue luchando contra coronavirus
SP – Lo Reciente 6: A raíz de la pandemia de la enfermedad Covid-19, todo el mundo está luchando contra esta infección. Con este motivo y para abordar más el tema, en este programa entrevistamos al Dr. Ali Fares

De igual manera, todos aquellos padres de familia que dedicaban largas jornadas a su trabajo para sostener el hogar, han visto en su mayoría cómo son esclavos de un sistema consumista y capitalista, que les quita el tiempo de sus hijos y parejas. Ya se ven algunas reflexiones de personas que comprendieron que este momento de crisis les hizo ver la necesidad de repensar su tiempo y su dedicación a lo que realmente importa en la vida. Sin embargo, se tienen ya algunas estadísticas de incrementos en índices de violencia intrafamiliar, como resultado de la debilidad en las estructuras familiares existentes.

Así las cosas, este acuartelamiento personal, familiar, económico y social, parece como el agua que lava la espuma que, al desvanecerse, deja ver lo que hay en la superficie realmente. Que este momento de aislamiento y soledad sea una oportunidad para la reflexión, para agradecer a Dios por lo que tenemos y no renegar por lo que creemos que nos hace falta. Que las voces se levanten contra lo que ya se reveló que está mal; que los gobiernos que han quedado al descubierto, se vean forzados a crear estrategias y planes de contingencia pensando en los menos favorecidos en momentos de crisis y calamidad. Que las familias aprendan a quererse y a valorarse (en últimas, es lo más cercano que tenemos en esta vida). Que el ser humano aprenda a mirar la vida con esperanza y cordura.

Código para noticias 451

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 10 =