Desaprobación de resolución global de cese el fuego por discrepancia entre EEUU y China

SP - Lo Reciente 12: La pandemia del coronavirus y la enfermedad del COVID-19 y el estado de emergencia mundial, han multiplicado la necesidad de acrecentar la solidaridad mundial, y a esta medida, la Organización de las Naciones Unidas han pedido cesar cualquier tipo de conflictos en varias partes del mundo.

Debido a la propagación del coronavirus, el consejo de seguridad de la ONU no pudo aprobar la petición de una resolución de tregua humanitaria de 90 días entre EE.UU. y China por sus discrepancias. António Guterres, el secretario general de la ONU, está intentando por todos los medios presionar a los miembros de esta organización para celebrar elecciones acerca de esta resolución, por más de un mes. Él piensa en parar obligatoriamente todas las guerras en todo el mundo para confrontar de mejor manera al coronavirus. Según sus dichos: "ahora, el mundo se enfrenta a un enemigo común llamado coronavirus, ya que no le importa ningún tipo de nacionalidad, etnicidad, facción y tampoco las diversas creencias en el mundo". Asimismo, él pidió un inmediato alto el fuego en todas las partes del mundo que se encuentren involucradas en conflictos bélicos o sociales.

El debate entre Estados Unidos y China es acerca de mencionar el nombre de la Organización Mundial de la Salud en esta resolución; porque así no permitiría al Consejo de Seguridad realizar una aprobación de manera inmediata. China insiste en mencionar a la Organización Mundial de la Salud, mientras que Estados Unidos se opone a este hecho. Dicha resolución redactada por Francia y Túnez, ha sido discutida en las últimas semanas, y asimismo ha pedido un alto el fuego de manera humanitaria por 90 días con la intención de ayudar a las personas vulnerables involucradas en las guerras en todo el mundo.

La cuestión de mencionar o no el nombre de la Organización Mundial de la Salud es solo un asunto secundario en el proceso de la aprobación de esta resolución, la que fue considerada para apoyar el alto el fuego de unas 20 zonas de guerra en todo el mundo. La parte correspondiente a añadir el nombre de este organismo internacional, está vacía y se determinará al finalizar las negociaciones. Aunque los presentadores de la resolución pueden abstenerse de mencionar el nombre de este organismo internacional, es posible que China, con el apoyo de Rusia, utilice su derecho a veto contra esto, no obstante Beijing en varias ocasiones ha valorado repetidamente el papel positivo de la Organización Mundial de la Salud en la lucha contra el coronavirus, mientras que Washington adopta un enfoque completamente diferente.

El presidente Donald Trump criticó drásticamente la respuesta de la Organización Mundial de la Salud a la pandemia del coronavirus, y cuestionó su transparencia sobre el COVID-19 y en respuesta a este supuesto hecho, ha cortado la ayuda de su país a esta organización.

Trump, quien actualmente enfrenta críticas generalizadas por su comportamiento simplista ante el coronavirus y la falta de preparación para tomar medidas de prevención para enfrentar esta enfermedad, ha realizado una serie de acusaciones a la Organización Mundial de la Salud de ocultamiento y actuación ineficiente por la demora en anunciar la información y las medidas oportunas para controlar la propagación del coronavirus a nivel mundial. Sin embargo, los estadounidenses han negado estas acusaciones y consideran al inquilino de la Casa Blanca "Trump" como responsable de la crisis actual. Trump, también ha apuntado su dedo acusatorio a  China en el asunto de la propagación del coronavirus.

Trump, que tiene una basta y larga historia de eludir su responsabilidad y culpar a otros para así eliminar sus cargas, ahora está trabajando de manera consecuente para lanzar una campaña contra China en el mundo occidental, a fin de culpar a Beijing como el responsable de todas las desgracias que ahora están sucediendo en el mundo, en el Occidente, especialmente en Estados Unidos, y así obligar a Beijing a pagar una compensación enorme.

Aunque, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, apoyó el establecimiento de un alto el fuego mundial para facilitar la lucha contra el coronavirus y pidió a las partes involucradas en conflictos regionales a abstenerse de acciones hostiles y abandonar la desconfianza y la enemistad, hay muchos obstáculos en este caso, especialmente con el sabotaje de los Estados Unidos. Por lo tanto, aunque se esperaba que la votación sobre la resolución global de cese al fuego se llevara a cabo en los próximos días, si continúa la disputa entre Estados Unidos y China, parece poco probable que la votación tenga lugar a corto plazo.

Código para noticias 573

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
5 + 3 =