publicado el: 10 mayo 2020 - 00:14
El Comandante Más Solitario

El islam siempre ha establecido altos objetivos para sus seguidores, el más cercano es formar una sociedad islámica, y su próximo objetivo es construir un ser humano perfecto y trascendente.

Para lograr este objetivo común, los Imames (P) utilizaron diferentes tácticas y métodos, en cada período, de acuerdo con su tiempo y su propio papel en la sociedad.

La guerra y la paz son cuestiones secundarias que surgen en el camino de la socialización, debido al conflicto de la estructura de la nueva sociedad con los intereses de los grupos que se benefician de la situación anterior.

En este sentido, uno de los eventos más efectivos en la historia del islam es “La Paz del Imam Hasan (P)” o el levantamiento del Imam Hasan; este acontecimiento histórico ha asombrado a los pensadores y revela aspectos de una verdad no descubierta. En este incidente, los pensadores islámicos han considerado la paz exactamente como la rebelión e igual a la naturaleza de la rebelión. (1)

Una mirada más cercana a la paz del Imam Hasan (P), el cual es un evento histórico, nos pretende acercar a la realidad con un mejor análisis sobre sus raíces, que se originan en el pasado,  sus consecuencias y resultados, que serán revelados en el futuro.

El Imam Hasan (la Paz sea con él) participó en varias misiones durante el imamato de su noble padre, el Imam Ali (P). Jugó un papel importante en la destrucción y la derrota de los enemigos. Después del martirio de su noble padre, asumió el liderazgo de la sociedad en un período en el que una persona como Muawiyah ocultaba su verdadera naturaleza bajo la bandera del islam y con una máscara falsa del islam, había asumido el control al espacio mental de la sociedad.

El principal deseo de Muawiyah era lograr su objetivo con el costo más bajo, que era mantener el gobierno.

Muawiyah era el que siempre había soñado con enterrar al Profeta (P), y con toda clase de sobornos y promesas engañosas, pudo disuadir a los comandantes del ejército del Imam Hasan (P) (2) y el comandante especial de Shorta al-Jamis (los devotos del Imam).

Este último comandante llamado Abdulá bin Abbas, aunque sus dos hijos fueron brutalmente martirizados en los brazos de su madre por el brutal comandante de omeya, Birs ibn Arta,  por un millón de dirhams de Muawiyah pudieron romper su voluntad y por ello cedieron a lo mundano y a lo confortable. (3)

Por otro lado, Muawiyah se había mostrado en la sociedad como un califa pacífico y presentó al Imam Hassan como un ser que quería optar por la guerra y la violencia, y si el Imam Hasan (P) hubiera continuado luchando por la justicia, ciertamente habría perdido contra Muawiyah; tanto en el campo de batalla como en el frente de propaganda debido a sus aliados débiles que lo habían rodeado. Por lo tanto, aceptar el acuerdo de alto al fuego, cuyas cláusulas legales fueron escritas por el mismo Imam que sacó inteligentemente a Muawiyah del califato, fue más útil que una guerra en la que Muawiyah se beneficiara más.

Porque si el Imam Hasan (P) hubiera entrado en el campo de batalla con Muawiyah con tan pocas personas, los resultados no habrían sido fuera de estas dos situaciones:

1) Si el Imam Hasan no hubiera sido martirizado en esta guerra: En este caso, habría sido capturado u obligado a rendirse. Y luego habría sido liberado con la recompensa de Muawiyah o habría sido obligado a aceptar una paz que prevalecía sobre Muawiyah.

2) Si el Imam Hassan (P) hubiera sido martirizado: En este caso, el Imam Husain (P) también habría entrado en la batalla y habría sido martirizado. El resto de los leales compañeros también serían martirizados, y el Imam Hasan hubiera sido considerado como un perturbador en la historia.

Si el Imam Hasan (P) hubiera sido martirizado, hoy no habría existido ningún signo y nombre del islam, o si hubiera existido algún signo, el primer personaje del islam habría sido Muawiyah ibn Abi Sufian. Es decir, el islam que apoyaba la opresión y el poder usurpador.

Por lo tanto, la paz del Imam Hasan (P) en ese período de tiempo no significó compromiso y rendición; La paz del Imam Hasan (P) significa la separación temporal de la guerra para prepararse para un golpe más decisivo. No hubo un conflicto entre dos hombres, sino entre dos pensamientos y dos creencias diferentes. (4)

Mientras tanto, Muawiyah envió un papel en blanco aprobando al Imam en que él aceptaría todas las condiciones porque solo quería gobernar y tomar el poder. Por supuesto, el Imam también escribió todo lo que beneficiaba al islam.

Algunos artículos de este logro de Paz mencionados por el Imam Hasan (P), reportados en la historia:

1) Tu nombre no es el Señor de loa Creyentes, no te consideramos un califa legítimo;

2) No tienes derecho a atacar la vida de un chií;

3) No tienes derecho a heredar el gobierno a tu familia y nombrar a alguien después de ti;

4) Después de ti, el gobierno pertenece a Hasan (P) y si él no está, pertenece a Husain (P).

El Imam firma el tratado de paz, poniendo fin a la guerra, pero como un alto al fuego, un alto al fuego que  significa una oportunidad para proporcionar nuevas instalaciones, no abandonar el campo para los beneficios de otro y dejar sus objetivos.

A través del tratado de paz, Muawiyah fue deshonrado en la historia.

El mayor y más poderoso oponente de Muawiyah, el inmaculado Imam Hasan (P), permaneció en el mundo para continuar su lucha contra Muawiyah.

Se formó el partido chií, allanando el camino para las revoluciones posteriores y el derrocamiento del gobierno de Bani Ummaya.

A través de esta paz lograda, se ha preservado la relación de las generaciones futuras con el islam y el verdadero rostro del Sagrado Corán.

Finalmente, se puede decir que esta paz, es como la paz del Tratado de Hudaybiyyah, a la que Dios se refiere en el Sagrado Corán como la “Victoria Clara”, (5) fue de hecho una preparación y renovación de fuerzas para una confrontación poderosa ante el frente falso.

1- Dos Imames Muyahides, Ayatolá Jamenei, Publicaciones de la Revolución Islámica, p. 11

2- Paz de al-Hasan, Allama Seyed Sharaf al-Din, p. 115

3- Bihar al-Anwar, Allama Maylesi, vol. 44, p. 51

4- Dos Imames Muyahides, Ayatolá Jamenei

5- Surah Al-Fatah, Aleya 1, “En verdad, [Muhammad] te hemos proporcionado una victoria evidente”

Código para noticias 575

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
4 + 13 =