publicado el: 18 mayo 2020 - 02:55
La Cuarentena y la Familia

SP - Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) definen la cuarentena como la restricción del movimiento de personas expuestas a una enfermedad contagiosa.

La cuarentena domiciliaria en la casa puede desempeñar un papel muy importante en la prevención de la expansión de enfermedades infecciosas.

Pero no es fácil estar de acuerdo con dicha restricción ya que ha causado un leve desorden en su vida normal. Además del estrés del coronavirus y su expansión a nivel mundial, pasar el tiempo en cuarentena también puede tener graves consecuencias psicológicas para cualquier persona.

¿Puede la cuarentena domiciliaria aumentar las tensiones, las disputas (las controversias) y el divorcio entre las parejas?

Cuando una pareja se queda en casa, es algo natural o normal que sus diferencias y desacuerdos sobre la manera de convivir sean más visibles y es probable que no se hablen, o que exista molestia de alguna de las partes, si no pueden solucionar sus problemas, llegarán aún mayor desacuerdo sobre sus gustos y mundos diferentes. Si no pueden tolerarlo, aumentarán las posibilidades de tensión  y la separación entre ellos.

Por supuesto, no podemos decir que la razón principal de la prevalencia del coronavirus es la discordia matrimonial. Existen razones más fundamentales para el aumento de la tensión en las relaciones entre parejas, pero entre el coronavirus  y el quedarse de manera obligada en casa, es decir cumplir la cuarentena domiciliaria, pueden influir para hacer que algunas parejas se pongan tensas y sientan que tienen dos mundos diferentes y piensen que la única solución sobre sus problemas es alejarse emocionalmente uno de otro o sean indiferentes mutuamente o pidan la separación.

Las parejas pueden salvarse de esta probable situación al aumentar su potencial de la virtud llamada la tolerancia.

La tolerancia también conocida como la paciencia, es un acuerdo sobre las diferencias, y tiene un papel importante cuando las parejas atraviesan un momento estresante y difícil en la vida marital. La tolerancia es tener la capacidad de comprender y respetar las creencias del cónyuge, así como soportar las adversidades y sufrimientos en la convivencia, también es un factor importante que afecta constantemente la convivencia de los cónyuges. La habilidad que se puede fortalecer durante la cuarentena por el coronavirus y reducir así las diferencias y aumentar la riqueza de la vida en común con la pareja.

Pero, ¿cómo se puede fortalecer y aumentar la habilidad y la virtud moral de la tolerancia en los cónyuges aunque exista diferencias entre ellos?

1- Se debe asimilar que el hombre y la mujer son de dos mundos diferentes y trazar el camino para lograr la paz común en base a la tolerancia en los puntos diferentes. Por ejemplo la tolerancia sobre la preocupación del cónyuge, tolerancia sobre cambios de humor del cónyuge y tolerancia sobre las diferencias en gustos del cónyuge. Por supuesto que esta tolerancia debería ser bilateral para llegar a un consenso y satisfacción de la pareja.

2- Comprender la situación o los hábitos que presente el cónyuge, las circunstancias y habilidades del cónyuge, comprender que los dos tenemos dos personalidades diferentes, somos de dos tipos de familias diferentes, y estas diferencias son normales y no deben ser un perjuicio para ambos y mucho menos juzgar o eliminar parte de la personalidad de la pareja .

3- Debemos entender si no perdonamos los errores de nuestro cónyuge, tendremos una vida difícil y amarga.

4- Cada cónyuge debe tratar de preferir las necesidades y gustos de su cónyuge a sus propios deseos y gustos.

5- Ambos deben conversar para tratar de corregir el comportamiento inapropiado que exista en su relación, para una mejor convivencia. Este punto es la clave para tener una  paz permanente y felicidad en la vida matrimonial.

6- Se debe entender que consultar y hablar  juntos sobre un tema controvertido es el camino para solucionar  las diferencias que existan. La pareja también puede tener en cuenta y pensar sobre los factores que puede aumentar y fortalecer su comportamiento tolerante en tiempos de conflicto.

7- Nunca obligue a su cónyuge a cambiar. Tal vez al estar en cuarentena y quedarse en casa uno piense que tratar de obligar a su cónyuge a hacer algo que no le guste es para su beneficio cuando existe una diferencia o discrepancia, pero ello no dará ningún resultado y solo hará que aflore la tensión y los problemas se agraven con el tiempo.

Los resultados de varios  estudios demuestran que los cónyuges tolerantes, en las situaciones de desacuerdo, son comprensivos, pacientes, benévolos e indulgentes, y proporcionan una situación para el crecimiento, el bienestar, la satisfacción y el cambio de su cónyuge.

Código para noticias 625

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
9 + 4 =