Ética, retórica y la dialéctica en los debates del Imam Riḍa (P) Parte II

SP - Uno de los métodos dialécticos más utilizados por Imam Riḍa en sus debates fue iniciarlos partiendo del conocimiento o el tópico defendido por su oponente.

Este método tiene un gran impacto en la orientación de la persona con que se debate, ya que cuando acude al conocimiento propio del contrario para una persuasión de criterio, de hecho, podría guiar al oponente a darse cuenta de que lo que pensó que era correcto es al final incorrecto, especialmente funciona para aquellas personas inteligentes que tienen prejuicios sobre el conocimiento que ataca.  Este método se conoce actualmente en pedagogía, lógica y filosofía como “elenchus[1], definido como un escrutinio cruzado con el fin de la refutación. Un ejemplo de este método dialéctico en el debate es el siguiente:

1. Un primer dialogador X establece una tesis o afirmación, por ejemplo: 'La valentía es la tenacidad para el alma', lo cual el dialogador Y lo considera incierto, desarrollando desde aquí su objeción y examen.

2. El dialogador X recibe del dialogador Y su opinión con sus premisas adicionales. Por ejemplo: 'La valentía es algo bueno y aceptable, sin embargo, la tenacidad ignorante o inconsciente o sin un fin no es buena.'

3. Luego el dialogador X argumenta, y el dialogador Y lo reconoce, que esas premisas adicionales implican lo contrario de la tesis original, es decir, 'La valentía no es la resistencia para el alma ya que, si la valentía es buena y la resistencia no lo es en todos sus casos, entonces la valentía no puede ser resistencia.'

4. El dialogador Y muestra que él ha confirmado como la tesis del dialogador X es falsa y por tanto su negación es cierta.

De un mismo modo el dialogador Y podría abogar que la primera premisa es falsa y que en realidad la tenacidad es mala y por tanto la valentía no es la tenacidad. Ya que se ha partido de esa premisa supuesta. Pero cuando se sigue estando de acuerdo por ambos o si no se está, mas no se dan argumentos para la permutación de opinión entonces son las otras hipótesis las que deben ser incorrectas. Lo que se ha hecho es suprimir la hipótesis en búsqueda de la verdad. Para evadir derivar en la falacia del razonamiento circular se debe estar de acuerdo en la primera premisa y dispuesto a descartarla en caso de que se encuentren hipótesis ciertas que no se amparen a la premisa[2].

Tomemos dos ejemplos del Imam Riḍa para valorar su método eficaz de debate. El primero refiere al debate con un gran erudito y  rabino judío[3], para probar la Profecía de Muhammad (PB), lo cual el rabino en primer momento puso en tela de juicio, el Imam habló de los libros sagrados anteriores y le recordó a este la indudable e inmutable sunna de Dios en los signos de la Profecía, lo cual es milagro. De este modo como condición previa se condujo el debate:  

“ Habiendo discutido el Imam con el Gran Rabino  de que uno de los requisitos de un Profeta era realizar algo que todas las demás creaciones no puedan realizar, le preguntó por la razón por la cual ellos, los judíos, se abstuvieron de creer en los milagros de todos los profetas que no fueran Moisés (AS) hijo de Imran (Amram), y el Gran Rabino le respondió diciendo: "No podemos admitir la profecía de nadie que profese la profecía excepto después de traernos un conocimiento similar al que trajo Moisés". Imam Riḍa (AS) le dijo: "Entonces, ¿cómo es que admitieron la potestad profética de otros profetas que precedieron a Moisés (AS), los cuales no separaron el mar, ni partieron las piedras para que brotaran doce manantiales, ni le quedaron sus manos blancas y ni convirtieron un bastón en una serpiente como hizo Moisés (AS) frente a los magos?! " Fue entonces cuando el Gran Rabino superó su terquedad, se sometió a la discusión y admitió que cualquier acto sobrenatural más allá de la capacidad humana era de hecho una prueba de la profecía.”[4]

Otro ejemplo de este método fue el debate con el erudito zoroastrianiano Jerbez Akbar, como el caso anterior negaba la potestad profética de Muhammad (PB), aceptando solo la de sus profetas, con énfasis en Zaratustra o Zoroastro:

Luego llegó el turno del sumo sacerdote zoroástrico, con quien el Imam debatió dependiendo de la creencia de un sacerdote en la profecía de Zoroastro. El zoroástrico dijo al Imam que Zoroastro les trajo lo que ningún otro hombre les había traído antes. "No lo vimos", continúa, "pero las historias de nuestros antepasados nos dijeron que legalizó para nosotros lo que ninguna otra persona antes legalizó; así que lo seguimos". El Imam preguntó: "Creíste en las historias que te llegaron sobre él, así que lo seguiste, ¿no?" "Sí", respondió. El Imam (AS) dijo: "Este es el caso con todas las demás naciones. Les llegaron historias sobre lo que los profetas habían logrado, lo que Moisés (AS), Jesús (AS) y Muhammad (SAW) les habían traído, así que ¿Por qué no creíste en ninguno de estos profetas, después de haber creído en Zoroastro a través de las historias que te llegaron sobre él diciendo que él dio a luz lo que otros no creyeron?”

(Continuará)


[1] Elenchus o elenchos (del griego: ἔλεγχος, es la técnica central del método socrático).

[2] La naturaleza puntual de las elecciones está sujeta a un gran debate, particularmente en lo tocante a sí es un método positivo, que dirige hacia el conocimiento, o un método negativo empleado solamente para refutar falsas afirmaciones autoproclamadas como conocimiento; es decir, se puede descubrir nuevas ideas a partir de la simple deducción lógica de las premisas o por el contrario solo se puede averiguar si la premisa es cierta o falsa. Este método dialético, es un método negativo de eliminación de hipótesis, en el cual las mejores hipótesis son encontradas mediante la identificación y la eliminación de aquellas que conducen a contradicciones. Consiste en una búsqueda de las hipótesis subyacentes o axiomas que subconscientemente dan forma a nuestras opiniones y en hacerlas el centro de nuestro escrutinio para determinar su consistencia con otras creencias. Su forma básica es una serie de preguntas formuladas como test de lógica y hechos con la intención de ayudar a una persona o grupo a descubrir sus propias creencias sobre un tema, explorando las definiciones, buscando caracterizar y catalogar las propiedades compartidas por varias y diferentes premisas.

[3] Se identifica este escolástico judío por el nombre Ross. Aljalvt

[4] Tabarasy, p. 166-168, Atarody, t.2, p. 83-84.

Código para noticias 737

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
3 + 14 =