publicado el: 2 julio 2020 - 13:11

En Su Ausencia, el mártir Mostafa Chamran

El Hombre Listo para la Defensa
En Su Ausencia, el mártir Mostafa Chamran

Segundopaso - Vivimos en un mundo donde vemos injusticia, guerra, miedo y ansiedad todos los días. Para sobrevivir en este mundo problemático, debe haber seres humanos puros, seres humanos que hayan aprendido a confiar en el poder infinito de Dios, quienes defienden la seguridad y la paz de los demás contra los gobernantes y perpetradores de la guerra, el miedo y la opresión. Sin estos verdaderos hombres, el mundo nunca verá la paz.

Uno de estos hombres de Dios es, el mártir Dr. Mostafa Chamran. Él es quien le habla a Dios en sus oraciones de la siguiente manera: “Cuan placentero es, dejar la vida y abandonar el mundo, estar libre de toda esclavitud del cautiverio de la vida, luchar sin miedo y con esperanza contra los opresores y tiranos, elevar la bandera de justicia y virtud en la escena del peligro y de la muerte, dar la espalda a quienes no solo se rebelan contra Dios, sino que transgreden su voluntad y reciben con alegría y orgullo al martirio”.

El Dr. Mostafa Chamran nació en 1932 en Teherán, Irán. En 1958, fue enviado a los Estados Unidos con una beca de estudiantes distinguidos, y después de realizar una investigación científica entre los científicos más reconocidos del mundo en la Universidad de California en Berkeley, obtuvo un doctorado en electrónica y física de plasma.

El Dr. Chamran había estado luchando toda su vida en favor de los pueblos. Pasó 23 años defendiendo a los oprimidos del mundo contra la opresión y la arrogancia global.

Este hombre valiente n sus oraciones, dice: “Dios, me has hecho un ser entristecido y dolorido para que sea el compañero de los desposeídos y los afligidos, me has otorgado el amor para que arda en los corazones de los amantes. Dios te agradezco mucho por presentarme con los pobres para que así comprenda mejor la presión interna de los necesitados”.

Regresó a Irán en 1979 después de 23 años fuera de su amada patria, y en Irán se dedicó a proporcionar la libertad y seguridad a la gente. En una parte de sus oraciones con el Creador Único, dice: “He estado luchando durante muchos años por los oprimidos del mundo, he renunciado a todo y deseaba algún día regresar a mi querido Irán y usar todos mis talentos para mi gente”.

Aquellos días, Irán estaba involucrado en una guerra impuesta por Irak y sus aliados. Chamran Hizo todo lo posible para servir a la seguridad y defensa de su patria. La ciudad de Paveh, ubicada en el noroeste de la provincia de Kermanshah, cerca de la frontera entre Irán e Irak, fue atacada por los saddamistas iraquíes por tener la misma frontera con Irak. El Mártir Chamran estuvo presente en la operación para retomar la ciudad de Paveh como comandante y mostró el máximo de su coraje y valentía. En aquellos días, el poder de la fe, la voluntad, su coraje y sacrificio había sido demostrado a todos.

Después de la victoria de Paveh, el Dr. Chamran fue convocado a Teherán y nombrado por el Líder Supremo de Irán, Imam Jomeini, como Ministro de Defensa.

Después de aquello, el Dr. Mostafa Chamran fue elegido por el pueblo de Teherán en la primera vuelta de las elecciones de la Asamblea Consultiva Islámica (Parlamento). Debido a esta elección en una de sus oraciones, dice: “Gracias a Dios, la gente me ha amado tanto y me ha llenado de tanto amor y amabilidad que estoy realmente avergonzado y me veo tan humilde para poder manejarlo. ¡Dios, dame el tiempo, la oportunidad y el poder de hacerlo para que este bien merecido tanto amor!”.

El Dr. Chamran, junto con varios combatientes que lucharon en Kurdistán, viajó a la localidad de Ahvaz para organizar a las fuerzas populares contra los ataques iraquíes.

Fue herido en la operación de Susanqerd y fue llevado al hospital de emergencia, pero solo pasó una noche en el hospital, donde se celebró una reunión de comandantes esa misma noche. Su conciencia no le permitía que las personas vivieran en inestabilidad y él estuviera en el hospital recuperándose.

A pesar de la insistencia y la sugerencia de los funcionarios y sus amigos, se negó a abandonar Ahvaz y al cuartel general de guerras irregulares y trasladarse a otro lugar, rechazó irse a Teherán para recibir un tratamiento médico adecuado y pasó todo el tiempo en el mismo cuartel general y mientras estaba en su cama apoyaba analizando los mapas militares de la región, observando el avance del enemigo y el movimiento de las fuerzas nacionales, y él que no tenía habilidad para ir al frente, los observaba constantemente, presentaba planes y propuestas constructivos en varios campos militares, de ingeniería e incluso culturales. Gradualmente, las heridas en su pierna se curaron, y no pudo soportar más la quietud, se puso de pie con un palo debajo del brazo y estaba listo para irse al frente nuevamente. En esos momentos, rezó a su Dios de este modo: “Dios, te agradezco por quitarme las penas y los dolores personales, que eran sucios y mortales, y gracias por darme las penas y los dolores divinos que son hermosos y trascendentes”.

El mártir Chamran no solo estuvo inquieto ante el encarcelamiento del hospital por su recuperación, sino que tampoco pudo soportar el encarcelamiento del cuerpo. En estos momentos, le habla a Dios de esta forma: “¡Dios, tengo dolor, mi alma está sufriendo de tanto dolor, mi corazón está lleno de ansiedad, mis sentimientos se están elevando y todo mi cuerpo está gritando de este grave dolor! Me consuelas en la cama de la muerte. Estoy cansado, he envejecido, estoy desconsolado, siento que este mundo ya no es un lugar para mí, me despido de todos y solo quiero estar solo contigo, oh mi Dios. Voy por ti, me estoy liberando y salvando del mundo, hazme morar en tu misericordia”.

Finalmente, en 1981, este orgulloso comandante del islam, siendo un modelo de movimiento y resistencia fue martirizado por los saddamistas, como resultado de ser golpeado por fragmentos de metralla en Dehlavieh, una pequeña aldea en el sur de Irán y al noroeste de Susangerd.

Su martirio no solo impactó a la gente de Ahvaz y Juzestán, sino también a la nación musulmana de Irán y a todos los buscadores de la verdad del mundo. Hoy Honramos a este heroico ser y elevamos su memoria.

NT / MKA/ RN

Código para noticias 747

etiquetas

Su comentario

Usted está respondiendo
Indicio de comentario
6 + 11 =